Fotos: © Àlex Oltra

La de Gandia ha sido una de las Áreas Sanitaria de la Comunidad Valenciana que este lunes ha pasado a la Fase 1 del plan de desescalada. Los comercios y las terrazas de bares y restaurantes ha podido abrir sus puertas y reactivar una ciudad que contará con apoyo del Ayuntamiento para que nadie se quede atrás. Su alcaldesa, Diana Morant, se muestre alegre y cauta a partes iguales. Lanza constantemente el cierto mensaje de que el virus no ha sido derrotado y de que lo más importante para combatirlo es mantener la distancia social.

SOM GANDIA fue el primer medio de comunicación que entrevistó a la primer edil de la capital de la Safor. Fue el 17 de marzo, apenas 3 días después de declararse el estado de alarma: “Hay que seguir a rajatabla lo que nos marcan las administraciones”, dijo entonces. Dos semanas antes ya había ordenado la compra de mascarillas y protectores para hacer frente al coronavirus.

Gandia sí ha pasado a la Fase 1.

Ha aguantado mejor siendo una de las áreas sanitarias de la Comunitat Valenciana con menor incidencia del coronavirus, porque el Departamento de Salud de Gandia lo ha hecho bien y lo está haciendo bien. Gandia ha pasado a la fase 1 de la desescalada, precisamente, por el comportamiento contenido del virus. Por otro lado, desde el Ayuntamiento hemos tenido que realizar funciones que, pese a no ser de nuestra competencia, sí han sido de nuestra incumbencia. Nos hemos ocupado y preocupado por la protección de nuestra ciudadanía. Quince días antes de que se decretara el estado de alarma, el Ayuntamiento ya formalizó contratos para comprar mascarillas y protectores frente al coronavirus. Es solo uno de los ejemplos de anticipación que permitió distribuir ese material entre policías o sanitarios, una de las acciones que ha permitido situar a Gandia entre los municipios de menor incidencia de la Covid-19 en todo el territorio valenciano.

Unanimidad en el pleno histórico de hace unos días para aprobar 127 medidas para mitigar los efectos de la pandemia. La ciudadanía espera que no sea la excepción que confirme la regla.

La ciudadanía espera que los políticos estén a la altura de las circunstancias. Ahora más que nunca es el momento de sumar, y de huir de las trincheras políticas y partidistas. Es el momento de apostar por el diálogo; por la unidad, la cohesión y el consenso. Porque no está en juego quién gobierna, sino si nuestra ciudad podrá tener futuro. En Gandia estamos demostrando que esta ciudad es más fuerte cuando trabajamos y permanecemos juntos. ¿Cómo no vamos a ser capaces de consensuar lo mejor para los gandienses en estos momentos? Si no es ahora, ¿cuándo? Aquí, todas las fuerzas políticas y la sociedad civil hemos forjado alianzas, porque solo podremos salir de la crisis si estamos unidos y remamos en la misma dirección, sin dejar a nadie atrás y facilitando la reconstrucción para que nuestra ciudad recupere cuanto antes mejor la normalidad. 

El Covid-19 ha dinamitado los corsés presupuestarios, pero los ayuntamientos necesitan financiación extra. ¿Con qué ayudas está contando Gandia y qué necesitará en la desescalada y post-desescalada?

Efectivamente, estamos ante una crisis sin precedentes que requiere un cambio en las prioridades presupuestarias, y también una modificación y flexibilidad en la aplicación del presupuesto. No podemos salir de esta crisis con la fórmula fallida de la última, la austeridad. Debemos mantener el rigor presupuestario, pero las administraciones públicas han de atender las necesidades de sus ciudadanos, inyectar dinero en el sector productivo, hacer inversiones e impulsar la economía circular, de la que dependen las empresas y familias. A Gandia están llegando ayudas de Administraciones superiores: hemos recibido 656.000 euros del Fondo de Cooperación Municipal de la Diputación de València o 223.000 euros de la Generalitat Valenciana para servicios sociales. Además, estamos complementándolas con fondos propios del Ayuntamiento. Hemos anunciado que disponemos de 2 millones en ayudas para autónomos, pequeñas empresas o pymes, con el fin de reactivar el sector comercial minorista, la hostelería y lo servicios, tal y como hemos acordado en el foro socioeconómico. Pero vendrán más. Allá donde no puedan llegar las Administraciones superiores, llegará el Ayuntamiento de Gandia. No queremos que ninguna persiana de la ciudad quede bajada. Afortunadamente, tenemos una higiene y salud económica que proviene de la buena gestión de los últimos años, en los que pusimos orden y sentido común a las cuentas municipales. Por ello, podremos seguir haciendo frente a nuestras obligaciones y pagando a nuestros proveedores de manera puntual y, al mismo tiempo, ir habilitando nuevas partidas para impulsar políticas que reactiven la economía de la ciudad. 

La demanda de asistencia social de la ciudad se ha multiplicado, y la previsión es que esta situación se mantenga durante un tiempo. ¿Qué presupuesto estaba previsto y cuánto habrá que destinar? ¿Cuántas personas recibían ayudas antes de la COVID-19 y cuántas en estos momentos?

Hemos redoblado y multiplicado los esfuerzos, duplicando el número de ayudas y de personas que se atienden habitualmente en el Departamento de Bienestar Social. Desde el primer minuto de la crisis tuvimos claro que ninguna persona debía verse abandonada a su suerte en Gandia. En estos momentos, más de 1.500 familias ya han recibido ayudas para cubrir las necesidades básicas y se han tramitado más de 1.400 prestaciones económicas, atendiendo más de 3.000 consultas telefónicas referentes a servicios sociales. Detrás de cada expediente, hay personas y familias a las que hemos facilitado alimentos, un techo en el que cobijarse, ayuda a domicilio a las personas mayores para que no se expongan a un contagio… Somos conscientes que continuará siendo duro para muchas familias. En el Pacto de Ciudad que hemos aprobado, destinamos más de un millón de euros para la protección social de aquellas personas que han visto reducidos sus ingresos, han perdido su puesto de trabajo o están al borde de la pobreza a causa de esta crisis. Y nuestra previsión es inyectar otro millón de euros para acabar el año. 

Los expertos alertan de un rebrote a finales de año. ¿Qué hará la ciudad para estar preparada?

Anticiparnos al futuro es un instinto natural de las personas. Tendremos que estar preparados para posibles rebrotes, sin dejar de lado las medidas higiénico-sanitarias que llevamos a cabo desde el Ayuntamiento, como seguir con el reparto gratuito de mascarillas o la desinfección de calles y edificios públicos. El coronavirus no es como una tormenta, que nos afecta por un momento y, cuando amaina y se despeja, se ha acabado y ya salimos a la calle sin más. No puede que ser que nos confiemos y, cuando salgamos a la calle, se nos olvide todo. El virus sigue ahí fuera. Muchos pueden pensar que esto ha sido como una película en la que no hemos sido protagonistas, porque no nos hemos contagiado, ni ha afectado a nuestro entorno. Pero tenemos que ser solidarios con las personas que han muerto, las que se han contagiado y con los sanitarios que se siguen jugando la vida. Si un día nos contagiáramos, querríamos que nos atendieran y curaran. Por eso, cada uno de nosotros tiene un papel fundamental en la salida de esta emergencia. A nivel individual tendremos que ser muy rigurosos y estrictos en nuestra higiene personal, manteniendo la distancias con otras personas o llevando mascarillas, hasta que no llegue un tratamiento adecuado y una vacuna contra el virus. La reacción individual de todos nosotros será la que marcará el resultado global de esta crisis sanitaria.

La ciudad tiene latentes muchos proyectos que en estos momentos se han convertido en fundamentales para la reactivación de la ciudad: hotel Caleia, edificio de Correos, centro socio sanitario de Roís de Corella, ampliación del Paseo, renovación de equipamientos deportivos… ¿en qué punto se encuentran?

Al principio del estado de alarma se tuvieron que suspender las obras públicas que estaban en marcha, en cumplimiento de las medidas establecidas para evitar la propagación del coronavirus. Pero ya se han retomado proyectos y se han iniciado obras como las del nuevo depósito de pluviales de la zona de les Foies, en el Grau. Los numerosos proyectos que ya tenemos comprometidos van a seguir y no se detendrán. No podemos renunciar a la mayor inversión que ha llevado a cabo la Generalitat Valenciana en la historia de Gandia, y más aún en tiempos de crisis. Es el caso del Pla Edificant en el que se están invirtiendo 23 millones de euros o de los 18,3 millones de euros del nuevo Espacio Sanitario de Roís de Corella que ya están aprobados por el Consell. Somos conscientes de las dificultades económicas y sociales de Gandia cuando quede levantado el estado de alarma. Por eso, el Ayuntamiento tendrá que ser el motor que reactive la economía a través de inversión en obra pública, con el objetivo de crear empleo local y propiciar la recuperación del tejido productivo de la ciudad.

Usted lidera el área de Smart City. Ahora Gandia debe redoblar la apuesta por una esfera que entendemos busca optimizar recursos. 

Con esta crisis hemos aprendido que quienes mejor estaban preparados para afrontarla son aquellos municipios que ya disponían de un ecosistema innovador, que han sabido adaptarse a las nuevas circunstancias y han sido capaces de modernizarse. Así, en Gandia partimos con ventaja respecto a otros municipios, pues ya tenemos en marcha el proyecto de Smart Office o somos una de las pocas ciudades con un Plan Estratégico de Destino Turístico Inteligente en funcionamiento. La capacidad de reinvención de los sectores productivos que estamos viendo ahora, también tenemos que aplicarla a las Administraciones, para que estén mejor preparadas para el presente y para el futuro. En Gandia ya estamos dando ese salto tecnológico y debemos seguir desarrollando el concepto de Smart City. Además, en el Ayuntamiento hemos reforzado el sistema del teletrabajo adquiriendo 70 nuevos equipos informáticos. Este salto tecnológico ha venido para quedarse en el Consistorio gandiense.

Este será un verano atípico. ¿Cuál es el mensaje que va a transmitir la ciudad a sus visitantes? 

El mensaje que ya estamos transmitiendo, en un momento claro de incertidumbre, es que Gandia será uno de los destinos turísticos más seguros de la costa mediterránea. Para ello, contamos con una clara ventaja: tenemos una de las playas más amplias de todo el Mediterráneo, con miles de metros cuadrados de fina arena. La extraordinaria y espléndida amplitud de nuestra playa será nuestro aliado perfecto y nos permitirá cumplir con las distancias que puedan imponerse en la costa. El Departamento de Turismo ya está mirando cómo se deben aplicar las medidas de separación entre turistas. No se puede dejar pasar el verano, ni dejar perder la campaña turística, por la grave incidencia que tendría sobre la economía de Gandia, en la que el turismo es un pilar fundamental. Eso sí, conjugando siempre economía y seguridad sanitaria, porque la salud es lo primero. Creemos que será posible abrir la playa este verano, siempre que se levante el estado de alarma y bajo unas condiciones máximas de seguridad e higiene. Por otro lado, se sabe que no habrá turistas extranjeros y, por eso, el Ayuntamiento de Gandia prepara una campaña de promoción para atraer visitantes de toda España, entre ellos los valencianos que viven en las comarcas próximas a la Safor. 

¿Cómo se imagina la Gandia post-Covid19?

La época que estamos viviendo de la pandemia nos marcará de por vida a Gandia, ya que nada será lo mismo y nadie esperaba que llegara esta dramática situación. Para ello, en la Gandia post-Covid tenemos que dar certezas, con el compromiso firme que seguiremos trabajando y estando al lado de las personas. El coronavirus no impedirá que Gandia continúe siendo la ciudad amable, alegre y próspera que siempre ha sido, esa ciudad que enamora y que está dispuesta a reactivarse y a renacer entre todos. Juntos nos volveremos a levantar, saliendo de esta crisis más fuertes, porque los gandienses nunca bajamos los brazos. Sin duda, Gandia seguirá brillando y su corazón continuará latiendo.

2 COMENTARIOS

  1. Yo pensé que decian la verdad en este medio,
    Ahora veo que solo contais lo que os dicen que digáis los que mandan en el ayuntamiento,
    Si tanta previsión a tenido el ayuntamiento, me puedes explicar porque en mi empresa hemos regalado mas de 500 mascaras de protección repartidas entre sanitarios, policias locales, nacionales y guardia civil, y también hemos llevado a alguna residencia porque no te ian nada qué ponerse,
    Por favor decir la verdad no lo que os cuentan

Deja un comentario