Las familias víctimas del incendio que no pueden acceder a sus hogares se alojarán desde este viernes en viviendas privadas y del Ayuntamiento de Gandia. Así lo ha aprobado el Gobierno dirigido por Diana Morant en una Junta de Gobierno celebrada esta mañana. El Consistorio pone a disposición de la treintena de familias afectadas 18 apartamentos de cesión privada, 16 del parque municipal que se había puesto al mercado y que se reasignarán de manera directa, y las de la residencia universitaria Visoren.

Diana Morant ha comparecido en rueda de prensa junto a todo el equipo de Gobierno para dar los últimos datos del incendio originado la tarde del lunes en Llutxent y que ha arrasado 965 hectáreas de Gandia. La primer edil ha agradecido la hospitalidad de los hoteles, campings y albergues en los que los afectados han pasado las noches hasta ahora, así como a los bomberos, militares de la UME, Cruz Roja, Policía y Guardia Civil que siguen combatiendo un fuego que tras la fase de acotamiento se encuentra en fase de control y se espera que la semana que viene pueda darse por extinguido.

Morant ha advertido que el paso a las urbanizaciones afectadas sigue cerrado sin acompañamiento oficial porque sigue habiendo riesgo real para las personas. Asimismo ha anunciado que por seguridad el restablecimiento de la luz y del agua se efectuará por fases y que se mantendrá un dispositivo de vigilancia para evitar que se produzcan hurtos.

“TODOS LOS DISPOSITIVOS ESTARÁN ABIERTOS HASTA QUE SEA NECESARIO”

La alcaldesa de Gandia ha subrayado que todas las medidas de ayuda que ofrece el Ayuntamiento estarán abiertas hasta que sea necesario. Las tres oficinas de atención a los afectados no cerrarán en fin de semana y los psicólogos, Cruz Roja y fuerzas de seguridad estarán disponibles.

El Espai Baladre, en el que solo una noche fue necesario abrir la zona de camas, pasa a ser tras la entrada de las familias en viviendas municipales un centro de día como la Casa de la Marquesa.

Deja un comentario