10.9 C
Gandia
/ 5 febrero 2023
10.9 C
Gandia
/ 5 febrero 2023

Víctor Soler: «Las encuestas nos dan un ascenso importante»

Víctor Soler: «Las encuestas nos dan un ascenso importante»

Víctor Soler trabaja, como es natural, como si fuese el candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Gandia en 2023. Él mismo dio un aviso a navegantes frente a las puertas del Ayuntamiento, que reitera en una entrevista concedida a SOM GANDIA, y que tiene lugar cuando queda justo un año para los comicios: «En política la valentía tiene que ser un valor clave […] Creo e insisto en que desde detrás de las cortinas no se ganan elecciones, sino desde la valentía de afrontar los retos y mirar a la cara a la gente».

  • ¿Confía al 100 % en que será el candidato del PP en 2023?

No estoy en eso. Estoy en que el Partido Popular presente un proyecto potente para conquistar la Alcaldía. Venimos de hacer un congreso en el que, casi después de 10 años, dimos voz a la militancia , yo presenté un proyecto que era de continuidad y cuya meta final era mayo de 2023 en las elecciones. De lo que sí que estoy 100 % confiado es en que, junto con todo mi equipo, vamos a llevar al Partido Popular a la Alcaldía.

Hago mías las palabras del presidente Carlos Mazón que, en una visita reciente dijo que el candidato del Partido Popular de Gandia iba a decidirse por la base, por el propio Partido Popular de Gandia, cosa que no solo le honra, sino que es lo más indicado porque es el proceso participativo de contar con las bases y con la afiliación, y con la estructura local es lo más idóneo para hacer proyectos mayores.

  • ¿Sería un error cambiar la imagen del cartel?

No es una decisión que me competa a mí. Compete a la dirección local, elevarlo a la provincial y más tarde a la regional. Por tanto yo no me puedo pronunciar en esos términos. Soy muy respetuoso con los procedimientos, y sí es verdad que históricamente, – incluso a nivel Nacional está reflejado en los estatutos-, el presidente es la persona que ha coincidido después en defender la candidatura del partido.

Pero insisto, no es algo que me competa y mi trabajo ahora no está centrado en eso. Yo estoy volcado en dar una alternativa y un proyecto que ilusione, que amplíe mayorías y que sea solvente para Gandia. 

  • Falta un año para las elecciones. ¿Qué dicen las encuestas?

Los datos que manejamos son muy positivos. Las encuestas nos dan una tendencia de un ascenso importante, que van en coherencia con el nuevo tiempo ciclo-político que ha abierto el presidente Feijóo y el partido a nivel nacional y que se van a consolidar ya, estoy seguro, en las elecciones andaluzas. Estamos muy esperanzados y muy activos con ese cambio que se trabaja, pero que abre una ventana de oportunidad magnífica para la ciudad.

No era ningún aviso. En política la valentía tiene que ser un valor clave. Creo e insisto que desde detrás de las cortinas no se ganan elecciones, sino desde la valentía de afrontar los retos, mirar a la cara a la gente. Tengo un gran proyecto para Gandia, tengo un gran equipo de personas que apoyan mi proyecto y que vamos con todas a ganar el futuro de Gandia que necesita un gobierno que crea en el potencial de nuestra gente.

  • ¿Quién es el padre del futuro tranvía Gandia – Denia?

El padre del tranvía es fruto de la necesidad de un gobierno, que es el gobierno central, que no ha hecho absolutamente nada por esta ciudad, que nos ha olvidado. Fruto de esa necesidad, hay políticos que son audaces y que ante la inacción de otros mueven ficha y dan un paso adelante, y estoy hablando de Carlos Mazón. Eso hay que premiarlo y valorarlo.

Desde el año 2017, que es cuando se produce la moción de censura y se firma el acuerdo de Cercanías dotado con 1475 millones de euros, del tren de la costa de Gandia a Denia, y la duplicación de Cullera a Gandia, no se ha movido ni un solo papel. Por no hacer, ni siquiera han contestado a las alegaciones que han presentado los ayuntamientos al estudio informativo. Es decir, no han hecho nada. Y no han hecho nada porque con una moción de censura paralizaron un Gobierno que quería mover el tren de la costa. Por tanto, dentro de las competencias que tiene Carlos Mazón como presidente de la Diputación de Alicante, lo que dice es «Señores, yo muevo ficha. Gandia, Oliva y Denia tienen que estar conectadas y yo presento un proyecto para que, en este caso, la administración competente, la consejería, lo ejecute». Por tanto, ¿quién es el padre de esta idea? Pues el padre es Carlos Mazón.

  • Parece que Compromís no quiere subirse al proyecto de la Generalitat…

Así no se puede gestionar una ciudad ni una Comunidad Autónoma. Son dos partidos de gobierno muy mal avenidos, cada uno con visiones diferentes de lo que tiene que ser la ciudad o la Comunidad Autónoma y así es imposible. Esto es una jaula de grillos en los que espantan a la inversión privada y también la ilusión pública. Porque si este es un gobierno de mestizaje, tanto en Gandia como en Valencia, difícilmente se va a poder realizar cualquier proyecto, y más un proyecto de esta envergadura que necesita de una actuación tan decidida por parte de la administración autonómica a la hora de invertir dinero. 

La respuesta de Compromís diciendo que no están de acuerdo revela improvisación y falta de planificación, es decir, que es puro electoralismo. Pero también, por otro lado, que este es un proyecto que para el Partido Socialista es puro humo y pura mentira. Por tanto, otra división más, otra fractura más, y desgraciadamente, quien paga las peleas y las discusiones de carajillo que tienen los socios de gobierno somos los vecinos de Gandia.

  • ¿Podría estar operativo el tranvía antes de 7 años?

Se puede y se debe de hacer antes. Precisamente se opta por un tranvía para no eternizar los plazos. ¿Cómo? Primero, tenemos financiación que son los Fondos Europeos Next Generation, que deben servir para este tipo de infraestructuras y no para restringir la movilidad peatonalizando calles a las que no hace ninguna falta peatonalizar, en eso hay que gastar el dinero, en implementar las infraestructuras que son históricas, estructurales y demandadas por parte  de la ciudadanía desde hace muchas décadas. Teniendo la financiación pública, y contar con la colaboración privada, que podría ser dar entrada al sector privada en este régimen de concesión que podría agilizar este proyecto de infraestructura. 

En todo caso, sea con colaboración pública y privada, o sea con inversión pública, la financiación estaría cubierta ya, que siempre es lo más difícil. Entonces lo que hay que hacer es espabilar y poner en marcha los proyectos. El presidente de la Diputación de Alicante pone sobre la mesa ya el estudio de trazado y, por tanto, de proyecto. Lo que tiene que hacer la Generalitat es espabilar. 7 años es inasumible, porque al final este tipo de infraestructuras se retrasarán y pasarán a 10 o 12 años y pasará lo que ha pasado con el tren de la costa. Las obras tienen que comenzar cuanto antes.

  • Después de «Nos Mueve Gandia» han lanzado la campaña «La Gandia Real».

Una de las peores cosas que pueden pasarle a un político es perder la calle, perder la realidad de las cosas y el pulso cotidiano de la ciudadanía. Este gobierno vive endiosado en una realidad que solo existe para ellos. Dicen que Gandia Brilla, pero me gustaría que fueran a visitar las calles que yo visito, que hablaran con los vecinos que yo hablo, que hablaran con los comerciantes con los que yo comento cuál es el día a día de esa gente. 

La Gandia que yo estoy mostrando es muy diferente a la Gandia Brilla que proclama el gobierno. Si hablamos de mantenimiento y servicios básicos, a mi me duele mucho decirlo, pero Gandia está sucia y cada día está más sucia. No hay mantenimiento, no hay limpieza diaria no hay cuidado de contenedores, no hay atención en el cuidado de las pequeñas cosas. Cuando Gandia paga uno de ls IBIS más caros de toda España. A nivel de sectores productivos, comercio y turismo, tienen una Gandia abandonada, especialmente la playa en los meses de invierno. Se está hablando de generar infraestructuras que siempre son las mismas, anuncios fantasma que siempre son los mismos, cuando somos incapaces de mantener lo que ya tenemos.

El gobierno está en unos debates artificiosos, que solo preocupan a los que viven continuamente entre el corbateo y la moqueta. Y esa no es la Gandia que a mí me gusta.

  • ¿De verdad Gandia puede bajar los impuestos soportando un Plan de Ajuste?

Yo llevo escuchando la cantinela de bajar impuestos, por parte del Partido Socialista, desde el año 2016. Hasta el punto de que la que abandonó Gandia para irse a Madrid, en un debate electoral, anunció que lo primero que haría sería bajar los impuestos. Ella utilizó a Gandia para su interés político y personal para ser hoy Ministra. 

Gandia puede y debe ajar impuestos porque lo único que están haciendo es sangrar el bolsillo de los ciudadanos cuando no hay necesidad de ello. El Plan de Ajuste no te exige tener el IBI a niveles máximos. El Plan de Ajuste lo que te exige es cumplir con el pago de deuda y para pagar la deuda lo que tienen que hacer es gastar mejor, eliminar el incremento del 90 % de comunicación de la partida de Comunicación y Propaganda de los últimos presupuestos, rebajar la partida de personal que cada año se engrosa, en esta legislatura ha crecido un 36 %, y eliminar  todo el gasto superfluo que tiene el Ayuntamiento de Gandia con Departamentos que no hacen ninguna falta, como la división de cultura.

Si elimináramos y quitáramos toda esa grasa, se pagaría deuda y se podrían bajar los impuestos. Por tanto, el Ministerio no te exige no bajar impuestos, te exige el pago de una cantidad de deuda todos los años.

Vuelvo a exigir que el Partido Socialista y Compromís, que es la voz de su amo y el pagafantas del gobierno, cumplan con la promesa de bajar los impuestos. No es una promesa del PP, es una promesa de ellos, pero eso significaría reducir un gasto al que no están dispuestos a renunciar.

  • Comienza la temporada turística y se prevén datos muy positivos.

Veo a un Gobierno muy acomodado y sin ningún tipo de ambición en liderar un destino turístico mejor. Veo un Gobierno que se conforma con que julio y agostos la playa esté llena y limpiar la arena de la playa todos los días. Así no vamos a ningún sitio. Gandia tiene que evolucionar muchísimo más y competir de tú a tú con los destinos turísticos de todo el levante español y mirarlos a la cara planteando retos más ambiciosos.

Necesitamos más infraestructuras en el ámbito deportivo, necesitamos eventos durante todo el año, especialmente durante el invierno para que los hoteles no cierren, necesitamos un IMSERSO más competitivo, necesitamos generar actividades como festivales y conciertos durante todo el año; mejorar la conexión entre Gandia-Grau-Playa para que sea un verdadero núcleo y poder vertebrar los dos núcleos urbanos y necesitamos no tener complejos de tener un turismo de sol y playa, que es de lo mejorcito que hay. Pero hace falta que tenga un Gobierno que se la crea, y eso es lo que no tenemos. 

Hay que generar suelo para construir más hoteles, que los hoteles que tenemos en Gandia estén abiertos todo el año, y pelear para que la inversión privada venga a Gandia. Espectáculos de Compromís y PSOE peleándose por glamping sí o no, no nos vienen bien. Glamping sí, y ojalá podamos tener tres Glampings y muchas plazas de hoteles, porque eso nos genera ser un destino más competitivo y esa competitividad la estamos perdiendo a pasos agigantados y eso me duele especialmente.

  • Ha sido muy crítico con el Departamento de Cultura, y con su concejal, Nahuel González, acusándole de adoctrinamiento.

Nahuel y Compromís utilizan su concejalía para hacer doctrina política. Adoctrinar desde un punto de vista sectario y subjetivo, con ese mantra repetitivo que es el de la Memoria Histórica. Y hemos pasado de una ciudad que podría tener una potencia cultural brutal, a una ciudad donde la cultura es para unos pocos y donde toda la actividad en las infraestructuras culturales que tenemos giran entorno al monotema, que es la Memoria Histórica y el enfrentamiento  de unos gandienses contra otros.

Yo aspiro a gobernar una ciudad que abrace y no que divida. Una ciudad que tenga una potencia cultural y que recoja los clásicos del siglo de oro de la literatura valenciana, de toda esa tradición, folclore y cultura valenciana en la que Gandia es muy potente y de una programación abierta, moderna del siglo XXI que ofrezca espectáculos en las dos lenguas oficiales: castellano y valenciano. O que no se excluya a los castellanohablantes en las publicaciones oficiales del Ayuntamiento de Gandia, porque tanto derecho tienen unos como otros. Yo defiendo que las publicaciones sean en valenciano, igual que defiendo que sean en castellano, porque somos bilingües y las dos lenguas conviven y son oficiales. Pero esa disputa continua, de ese gobierno de izquierdas que pretende enfrentarnos a unos y a otros recordando heridas del pasado, que están felizmente superadas y que en lugar de gastarnos el dinero en ser una potencia cultural que enraizaría también con el ámbito de potencia turística, estamos en una programación donde el  40, el 50 o el 60 % se va a actividades relacionadas con la memoria histórica y con la generación de una crispación que yo no comparto como gandiense. 

  • ¿Cree que en Gandia hay un problema lingüístico?

Creo que hay alguno que intentan hacer de la lengua un problema. Yo que soy bilingüe y que vengo de una familia bilingüe, y que creo que la gran parte de la población de Gandia lo es, no tenemos ese problema. Nos comunicamos en castellano o valenciano según el momento o con la persona con la que hablemos. Y esa obcecación por utilizar la lengua de todos, que es el valenciano, para enfrentarnos a unos gandienses contra otros es perjudicial para la lengua pero también para la propia ciudad. Cuando el Partido Popular gobernaba, las publicaciones se realizaban en las dos lenguas oficiales y cada uno elegía lo que quería. Hacíamos programación cultural en las dos lenguas y no había ningún problema. Además tenemos que tener en cuenta que somos una ciudad que acoge, y en los meses de verano es incomprensible que todo aquello que tenga que ver con la promoción del turismo esté solo en valenciano, porque nos visita gente de fuera, pero tendría que estar en inglés también si queremos de verdad tener un turismo internacional. 

Pero ese sectarismo que muchas veces roza la política de aldea más sectaria y más nacionalista, nos empobrece y nos empequeñece como ciudad. A mi me avergüenza tener un concejal que utiliza esto para enfrentarse y empequeñecer el potencial de nuestra ciudad, no toda la historia que tiene Gandia en el ámbito cultual, de ciudad ducal, literatura, cultura… 

EL ENTREVISTADO

EL ENTREVISTADO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS SOBRE EL AUTOR

EL ENTREVISTADO

REPORTAJES Y ENTREVISTAS