El gobierno de Gandia ha aprobado la modificación de la Ordenanza Fiscal reguladora de la tasa por prestación de servicios en el mercado municipal de abastos, la que se cobra por las mesas y las sillas que bares y restaurantes utilizan en la vía pública y la correspondiente a los mercadillos.

De esta manera, buena parte del sector de la restauración de la ciudad dejará de tener que abonar el importe correspondiente a la ocupación de la vía pública durante todo el año 2020. Una medida que asciende a cerca de 340.000 € euros y que permite reducir la fiscalidad a multitud de autónomos y pequeños empresarios.

La medida aprobada se enmarca dentro de las acciones acordadas dentro del Consell Econòmic i Social, propuesto por la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant, y que está compuesto por los portavoces políticos José Manuel Prieto (PSPV), Josep Alandete (Compromís-Més Gandia Unida), Víctor Soler (PP) y Pascal Renolt (Ciudadanos); el concejal de Políticas Económicas, Comercio, Industria e Innovación, Ferran Martínez; el presidente de la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES), Juan Pablo Tur; el vicepresidente de FAES y presidente del CES, Ramón Soler; y los representantes sindicales Raül Roselló (UGT) y Josep Antoni Carrascosa (CC.OO).

El vice alcalde de la ciudad, Josep Alandete ha querido destacar que estas medias “son las primeras acciones que en compañía de los agentes sociales y de todos los partidos representados en el consistorio iremos desplegando para activar nuestro tejido comercial y que van unidas a otras de carácter social y económico que se están trabajando y que movilizarán cuatro millones del remanente de tesorería para que muy pronto, con el esfuerzo de una sociedad unida y solidaria, podamos volver a compartir una Gandia mejor donde nadie sufra” y ha explicado en cuanto al mercado del Prado que mientras dure la alerta sanitaria, se suspende el canon de aquellos establecimientos que no han podido abrir y de aquellos otros que, estando abiertos, puedan justificar que han tenido una reducción significativa de beneficios.

Por su parte, el coportavoz del gobierno, Jose Manuel Prieto, ha declarado que “esta medida se toma pensando en el sector servicios que estaba realizando una actividad en la vía pública. Ahora mismo el sector servicios está cerrado y no puede realizar un uso del espacio público” y ha anunciado que “habrá más medidas de este tipo. Queremos que el espacio público de la ciudad sea un espacio para favorecer la generación de oportunidades una vez que comience la desescalada. En ese horizonte estamos pensando y pidiendo las alianzas políticas y estratégicas que nos permitan superar entre todos esta adversidad”.

Reacciones de los componentes del foro

Los componentes del foro socioeconómico han realizado las siguientes valoraciones sobre la medida anunciada este jueves:

El portavoz del PP, Víctor Soler, ha argumentado: “Nuestra obligación es estar del lado de los negocios de Gandia, de los autónomos, microempresas, ayudándoles en todo lo que sea necesario. Lo pedimos desde el primer día, eximir del pago de la tasa de ocupación de vía pública, es necesario y urgente. Ese es el camino que debemos transitar, el de articular todas las medidas necesarias para frenar el golpe económico e iniciar la recuperación de nuestra ciudad. Desde el Grupo Popular volvemos a mostrar todo el apoyo necesario al gobierno para que apruebe las medidas que reclaman nuestros vecinos”.

El portavoz de Ciudadanos, Pascal Renolt, destacó que el sector de la restauración “es uno de los más afectados por la crisis sanitaria, social y económica que ha traído el Covid-19, y por ello vemos con buenos ojos la cancelación del pago de la tasa de las terrazas, hasta el fin de 2020. La restauración ha perdido dos grandes campañas de trabajo, las Fallas y la Semana Santa, por lo que damos la mano al ejecutivo para que el verano sea viable, y puedan ver una pequeña luz en este duro momento”.

En representación del sector empresarial, Juan Pablo Tur, ha señalado desde FAES: “Valoramos muy positivamente la medida aprobada por el Gobierno Municipal y que ha contado con el consenso de otras fuerzas políticas. Dentro de las posibilidades de gestión de la administración local es un primer paso en la buena dirección. Esperamos que puedan darse los siguientes pasos para que podamos tener las mejores condiciones posibles en esta crítica situación”.

El secretario general de UGT de la Safor-Valldigna, Raül Roselló, ha afirmado que desde el sindicato “valoramos muy positivamente la celeridad con la que Ayuntamiento ha aprobado estas medidas que en este momento buscan sobretodo aliviar a los autónomos y al pequeño comercio. Todos estamos de acuerdo en que habrá que ir tomando a lo largo de las próximas semanas y meses diferentes medidas de apoyo y protección a todos los colectivos y sectores afectados, y es muy bien recibido que el Ayuntamiento esté siendo capaz de materializar rápidamente las que se pueden desarrollar ahora”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre