Este viernes estaba prevista la ‘apertura’ de la playa Nord de Gandia. Arranque anticipado de la temporada turística que no lo será debido a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus Covid-19 que ha obligado a todas las administraciones a decretar medidas urgentes y excepcionales. El Gobierno de Gandia ha decidido no abrir los servicios de vigilancia, ni los chiringuitos así como el resto de servicios de arena.

“No estamos de vacaciones”, es el mensaje que se quiere transmitir con hechos desde el ejecutivo de la ciudad ducal, que ha puesto a disposición de las autoridades sanitarias todo el personal de Cruz Roja vinculado servicio playa, así como la ambulancia y el médico.

El cierre de la playa de Gandia es una medida de calado que forma parte de un paquete que contempla, en otras, la suspensión de actividades culturales, deportivas, en centros de mayores, cierre de instalaciones y suspensión de clases en todos los niveles educativos desde este próximo lunes 16 de marzo.

3 COMENTARIOS

  1. Como los que tienen negocio en la playa no pueden trabajar no deberían obtener una reducción de impuesto o por lo menos el estado debería pagarles un salario. O a caso piensan como van a sobrevivir todo el ańo.

Deja un comentario