Tavernes de la Valldigna, casi 17.500 habitantes que se duplican en época estival. Este municipio de la Safor cuenta actualmente con 31 agentes de policía: uno por cada 565 habitantes.

Tavernes es conocido en España por sus cálidas y no tan masificadas playas, y por sus numerosos festivales de música. Tres de ellos, Festivern -en invierno- e Iboga Summer Festival y Mediterránea -en verano- también doblan el censo ya que alrededor de 15.000 personas procedentes del resto del país recalan en el municipio.

Los vecinos de Tavernes, preocupados por su seguridad, ven sumado un nuevo problema en este campo, el Real Decreto 1449/2018, la nueva ley que permite la jubilación anticipada de agentes de Policía Local y que ha restado siete efectivos. Antes de esta normativa el municipio gobernado en solitario por Compromís contaba con 38 policías. En 2006 eran 52.

Los problemas del Gobierno Municipal con la Policía no son nuevos. Además de los siete policías que se jubilaron el 2 de enero, otros cuatro fueron cesados el día 31 de diciembre, conociendo las bajas que se producirían por el Real Decreto.

A esta situación se suma la situación del todavía Jefe de la Policía Local, afectado por una sentencia del TSJ sobre la oposición que le dio acceso al cargo que resuelve que la plaza que ocupa pertenece a otro opositor que sacó mejor resultado.

Otros municipios de la provincia y del resto de la Comunitat Valenciana, siguiendo la Disposición transitoria decimotercera de la Ley 27/2018 de 27 de diciembre han optado por sustituir a los agentes jubilados por interinos o, como en el caso de Gandia -donde desde hace años no hay agentes interinos- han optado por compensar el déficit lanzando una oposición express.

Deja un comentario