La Policía Nacional ha detenido a dos personas, pareja de 17 años la chica y 35 años el chico, por su presunta relación con el secuestro de una persona en Gandía.

Al secuestrado, le golpearon, robaron y le hicieron fotos desnudo para hacerle chantaje. El hombre que fue secuestrado fue víctica de un engaño cuando contacto con la chica menor a de edad a través de una página web de citas y acordaron una cita sexual.

A cambio de esta cita, el hombre tenía que pagar 50 euros. Las investigaciones de la policía empezaron cuando supieron que un hombre había sido retenido en una vivienda de Gandía por parte de una pareja y que posteriormente fue obligado a extraer dinero de un cajero automático.

Cuando el hombre llegó a casa de la chica cuya dirección le dio ella desde el perfil de esta red social de contactos ella le dijo que también había en el piso su marido y que tenía que pagarle a él.

Después de entregarle 50 euros, el hombre entró con la chica en una habitación de la casa y, cuando se estaba desnudando, irrumpió en la habitación el supuesto marido con un perro y gritándole que la chica era menor de edad y que tenían que «arreglarlo» de alguna manera, y le hizo fotos en ropa interior. Los dos delincuentes también le hicieron fotos al DNI del hombre.

La pareja le dejó encerrado en la habitación sin poder salir, ya que en el pasillo había dos perros de raza peligrosa, y, unas dos horas más tarde, le obligaron a acompañarle, con los perros, a un cajero para que sacara 110 euros. Posteriormente, regresaron a la vivienda y le dejaron marchar.

Detención ilegal y robo con violencia

Tras averiguar la identidad de la pareja, los policías descubrieron que la menor de 17 años se había fugado de un centro de menores. Después de localizar a la joven y a su pareja, los agentes les detuvieron como presuntos autores de los delitos de detención ilegal y robo con violencia, aunque continúan las investigaciones dado que quizá podrían haber más víctimas.

El hombre, con antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial, y la chica, menor de edad, después de dar cuenta en Fiscalía de menores, fue reingresada en el centro de menores.

Deja un comentario