El co-portavoz del Gobierno de Gandia, José Manuel Prieto, responde al cuestionario navideño de SOM GANDIA. Así es la Navidad del también responsable de políticas festivas y escena.

La Navidad es…

Toda la nostalgia del futuro. La mesa dispuesta con perfección. Los preparativos de una ensoñación que nos encogía el estómago. El recuerdo de la familia, hacer presentes a los ausentes, tener viva la memoria de un pasado feliz que es evocación de un futuro imparable

Un recuerdo de Navidad.

El de mi padre, sobre todo. Y la liturgia, con la familia reunida, en torno a una mesa que tenía una conversación inacabable y una liturgia inconfundible. Y la espera de los Reyes Magos, en casa. La Navidad aún me entusiasma por eso.

Una frase para un christma.

“Hoy es siempre todavía”, de Machado.

Un plan navideño.

Abrir una botella de vino con compañía, hacer eterna una sobremesa, recogernos en casa con los preparativos de los días de Navidad. Hogar, sobre todo.

Un villancico.

Alguno de los que cantaba en el colegio. Siempre representábamos un teatro y un villancico.

Un dulce navideño.

Los pastissets de cacahuete y boniato.

¿Con qué te quedas de 2019?

Con la confianza que nos han otorgado los gandienses.

Un propósito que has cumplido.

Independizarme.

¿Qué le pides al 2020?

No tener miedo a ningún miedo. Y que los míos sigan estando presentes y bien cerca.

Un nuevo propósito para el próximo año.

Ha sido un año frenético, así que mejor consolidar los propósitos de este.

Roscón, ¿relleno o sin rellenar?

Relleno de mucho chocolate.

Querido Papá Noel / Reyes Magos, le/les pido para Gandia…

El mejoramiento social de quienes menos tienen (que sean el único recuerdo de estos días), la consolidación de las oportunidades para el progreso económico, mantener la perseverancia, la consecución de mejores infraestructuras, la consolidación de un clima político donde siga siendo posible dialogar por encima del enfrentamiento y la crispación, y la estabilidad y el orden en todos los ámbitos, para poder seguir trabajando sin descanso.

Deja un comentario