La iniciativa de Makers del Campus de Gandia de la Universitat Politècnica de València ha nacido para producir máscaras de protección con impresoras 3D para su distribución entre profesionales que las necesitan; la acción se realiza de forma coordinada con otros Makers de Gandia, Valencia y de toda España.

El tiempo de producción es variable. El técnico Toni Bou tarda entre 1 y 2 horas en imprimir cada máscara; Javier Zaragozá imprime hasta diez pantallas al día: ‘Con una bobina se puede hacer un máximo de 60 pantallas’, puntualiza el técnico del campus. Una vez impresos los soportes, se ensamblan con los elásticos para su uso y se distribuyen a través de los diferentes contactos establecidos por los Makers.

Toni Bou, Javier Zaragozá y Beatriz Tirado, técnicos del Campus de Gandia y Josep Vicent Llinares, Jesús Tomás y Enric Colomar, profesores del Campus, quieren contrarrestar la falta de material de protección. ‘Teníamos ganas de contribuir y desde el movimiento Makers en Gandia nos organizamos, dentro de nuestras posibilidades, para hacer llegar el material a personal sanitario y otros profesionales’, apunta Javier Zaragozá.

Beatriz Tirado y Jesús Tomás agradecen su colaboración a la empresa Projectes Gràfics de Beniarjó, que les proporciona el acetato y las gomas a las mascaras. ‘Sin ellos no sería posible fabricarlas’, puntualiza Beatriz. ‘El Ayuntamiento de Beniarjó ha repartido nuestras máscaras a sus policías, barrenderos y centro médico. A la Policía Local de Gandia también han ido varias unidades y esperamos ir repartiendo a otros pueblos de la zona, ya que ha hay otros compañeros que las proporcionaban al Hospital de Gandia’, explica Beatriz.

Deja un comentario