laboratorio marihuana gandia

La Policía Nacional ha detenido en Gandia a cuatro varones, de entre 24 y 61 años, como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Estos usaban una casa de campo familiar como laboratorio de marihuana para, luego, distribuirla. Así, en la buhardilla del domicilio, había 156 plantas de marihuana y 241 esquejes. Los detenidos, dos de ellos con antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial, mientras que uno de ellos ha ingresado en prisión.

Tras varias investigaciones, los agentes desplegaron un dispositivo policial y registraron la casa de campo de la familia. En ella, encontraron también un coche de alta gama BMW, 455 euros en efectivo, dos teléfonos móviles, una navaja, dos sierras de podar, unas tijeras y una bolsa con restos.

La operación comenzó cuando los investigadores conocieron que un gran número de jóvenes contactaba regularmente con una persona que podía estar vendiéndoles marihuana. Esto podía ser tanto para su consumo como para su posible distribución. Asimismo, descubrieron que ese sospechoso formaba parte de un mismo núcleo familiar con una casa en la montaña, donde podrían abastecerse de la marihuana.

Deja un comentario