El Ayuntamiento de Gandia se ha adherido a las medidas ofrecidas por el Ministerio de Hacienda para oxigenar a los municipios ahogados por la deuda. El Pleno ha dado luz verde a la adhesión con los votos a favor de PSOE y Compromís Més Gandia Unida, la abstención de Ciudadanos y el no del PP.

Una vez se reciba el OK por parte del departamento que dirige en funciones María Jesús Montero el Ayuntamiento de Gandia podrá agrupar en una sola operación todos los préstamos suscritos hasta el 31 de diciembre de 2018, tanto con el Fondo de Proveedores como con el Fondo de Financiación. En total se trata de 23 operaciones de crédito que ascienden a 195 millones de euros que verán ampliado el plazo de amortización hasta los 20 años.

Tal y como ha explicado la alcaldesa, Diana Morant, esta reordenación financiera, que no tiene ninguna exigencia fiscal, permitirá al consistorio liberar recursos para poder prestar mejores servicios realizando aportaciones a les escoletes o al transporte, y mejorar la limpieza. Asimismo, se podrá invertir en la rehabilitación integral de las instalaciones deportivas, en nuevos depósitos pluviales, o abordar la solución definitiva para Sanxo Llop.

Además, se confeccionará un nuevo Plan de Ajuste que caducará en 2039 y en el que ya estarán incorporadas las nuevas condiciones financieras que se presentará al Ministerio de Hacienda.

Morant ha recordado que han sido muchas las reuniones mantenidas con el Ministerio y con la Federación Española de Municipios y Provincias para que estas medidas, que son un “balón de oxígeno”, salieran adelante. Asimismo ha destacado el trabajo realizado desde el departamento de Economía y Hacienda por parte de todos sus integrantes.

BAJADA DE IMPUESTOS

El Partido Popular ha justificado su voto en contra porque la adhesión a esas medidas no lleva aparejada una bajada de impuestos. Los populares han calificado de “fraude electoral” la promesa de la bajada de impuestos que la alcaldesa de Gandia realizó durante la campaña electoral: “Hace  cuatro meses Diana Morant prometió una bajada de impuestos, ahora se desdice afirmando  que es ilegal, lo cierto es que no quiere enfrentarse a su propio partido para defender los intereses de Gandia. Hemos votado en contra porque exigimos que el dinero este en el bolsillo de todos los gandienses y no en el bolsillo del Gobierno”.

En respuesta a las críticas realizadas por el PP, Morant ha afirmado que “el PP sigue queriendo gobernar fuera de la Ley. Saben que su propuesta de bajada de impuestos es ilegal tal y como ya les hizo saber la Intervención municipal durante la pasada legislatura”. En este sentido, Morant ha señalado que, ahora, con las nuevas medidas, “al disponer de mayor capacidad financiera podremos sentarnos con el Ministerio para proponer un cambio de Ley que permita una bajada de impuestos”.

“UN PELDAÑO MÁS”

El vice-alcalde de Gandia, Josep Alandete, ha asegurado que este es “un peldaño más” en el largo camino comenzado la legislatura pasada hacia el saneamiento de la hacienda municipal: “Tener a nuestra disposición más presupuesto nos permite aprovechar todas las oportunidades que se generan, como por ejemplo la construcción del depósito de pluviales para poder finalizar el PAI de equipaciones de la playa, la mejora y modernización de las instalaciones deportivas municipales”.

Alandete ha lamentado que la oposición no haya aprobado la propuesta, puesto que era “un tema de ciudad en el cual tenemos que trabajar todas y todos de la mano”.

ABSTENCIÓN “RESPONSABLE” DE CS

El portavoz y concejal de Ciudadanos Gandia, Pascal Renolt ha explicado que su formación apuesta por una “gestión responsable que no pierda de vista el futuro” y ha explicado las razones de su abstención: “Estamos de acuerdo en que el Ayuntamiento incremente el período para pagar sus deudas a los bancos si esto significa poder aliviar los impuestos que pagan los gandienses, aunque es verdad que tampoco queremos que la ciudad esté cada vez más endeudada”.

Deja un comentario