Gandia ya tiene nueva sede de la Fiscalía después de muchos años de reivindicaciones. La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha visitado esta mañana las instalaciones, situadas en la calle Benicanena, 81, acompañada del Secretario Autonómico de Justicia, Ferran Puchades; la Directora General de Justicia, Verónica López; la Subdirectora de Infraestructuras Judiciales, Sara Reyes; el Fiscal Superior de la Comunitat Valenciana, Antonio Montaves; la Fiscal Jefe Provincial, Teresa Gisbert; el Fiscal Jefe de Gandia, Miguel Cots; concejales de la Corporación Municipal; el Director General de Urbanismo, Vicent Mascarell, y técnicos municipales.

El Ayuntamiento de Gandia cedió el espacio a la Generalitat, quien ha invertido en su adecuación y dotación 579.000 euros. La sede del Ministerio Público en Gandia estaba ubicada, hasta ahora, en dos viviendas de propiedad municipal cedidas a la Generalitat y situadas en la calle Ciudad Laval 8. Estas instalaciones se quedaron pequeñas y obsoletas hace años para los diez fiscales y ocho administrativos que trabajaban en ellas.
Gabriela Bravo ha recordado que desde el inicio de la legislatura el proporcionar una nueva sede para la Fiscalía “era una prioridad” porque las condiciones en las que estaban trabajando los profesionales del Ministerio Público de este partido judicial “eran absolutamente indignas, no sólo para los fiscales, sino también para los usuarios”. Para la consellera, esta actuación es “un ejemplo del compromiso del Consell por mejorar y dignificar la Justicia en la Comunitat Valenciana“.

Por su parte, Diana Morant ha declarado que la nueva sede es “un magnífico espacio totalmente adaptado, sin barreras arquitectónicas y muy digno para que la Fiscalía proyecte la imagen que ha de tener como servicio público y esencial para la ciudadanía”. Asimismo, la alcaldesa ha apuntado que estas instalaciones revitalizarán y liderarán el crecimiento del barrio.
La máxima autoridad municipal ha subrayado que con esta sede se demuestra que la Generalitat invierte en justicia y que el Ayuntamiento también apuesta por la justicia. “La nueva sede contribuirá a conseguir una justicia más ágil, próxima y eficaz”.

La Fiscalía se ubica en un edificio de planta baja y primer piso de 524 metros cuadrados. La planta baja incluye la recepción, dos despachos para fiscales, una sala de reuniones, el archivo, un baño para personas con diversidad funcional, un elevador y espacios de trabajo para los ocho miembros del personal administrativo. En la primera planta se han situado otros ocho despachos más otra oficina de mayores dimensiones para el fiscal-jefe, así como los aseos.

Al finalizar la visita, la consellera Gabriela Bravo junto a la comitiva se han desplazado al Ayuntamiento de Gandia, donde ha sido recibida por portavoces municipales y ha firmado en el libro de honor. La alcaldesa le ha obsequiado con una reproducción de un azulejo del Palau dels Borja.

 

Imagen: Àlex Oltra.

Deja un comentario