Foto: © Àlex Oltra
  • “El Ayuntamiento de Gandia necesita redefinir su relación de puestos de trabajo”
  • “Somos la administración que está más cerca del ciudadano y la que peor financiada está”
  • “Si hay espectáculos culturales o de calle que podamos hacer este verano porque el aforo lo permita lo haremos”

Se ha tomado el confinamiento como una responsabilidad cívica. Coordinar en tiempos de pandemia sin espacios exclusivos para sí y sin poder atraer a los suyos. Contradicciones del Covid-19. Lamenta con tristeza no haber podido ver prácticamente a su abuela desde el mes de marzo: “Tiendo a pensar que el confinamiento era una responsabilidad cívica, un acto de retracción generoso porque servía para salvar vidas”. “Se demostrará en el tiempo que ha sido muy eficaz no solamente para contener la epidemia, sino para salvar vidas, que era lo más importante en un momento de práctico colapso del sistema sanitario”, asegura contundente.

Entrevistamos a José Manuel Prieto Part, portavoz adjunto del Gobierno de Gandia y responsable de las áreas de Gobierno Interior, Coordinación Administrativa y Escena Urbana.

¿Está Gandía preparada para afrontar un rebrote?

Gandia no solamente se ha preparado para la intendencia del rebrote sino para cualquier eventualidad de la pandemia. Incluso en los momentos más complicados hemos afrontado bien una situación tan adversa, porque hubo un redoble de camas de UCI que no se llegaron a utilizar afortunadamente. En el caso de que hubiese rebrote hay un elemento nuevo que no existía en marzo, que los médicos ya conocen mejor cómo atacar el coronavirus. Nosotros como autoridades cívicas, civiles, igual que las autoridades sanitarias, siempre tenemos que tener todos los escenarios previstos en el caso de que hubiese un rebrote. Creo que el departamento de Salud de Gandía, precisamente por la tarea excelente que ha hecho todos estos meses, está perfectamente preparado a nivel epidemiológico para afrontar un rebrote.

Foto: © Àlex Oltra

¿Se están acostumbrando los vecinos a la cita previa obligatoria? ¿Qué más pasos van a dar en cuanto a la modernización de la Administrión?

Las peticiones telemáticas de cita previa han superado las expectativas que teníamos. Se ha abierto un camino nuevo que para nosotros es irreversible. A partir de ahora, cada ciudadano que venga a la administración, no debe tener tiempo de espera, debemos ser capaces, y eso es una tarea previa y nuestra, no es del ciudadano, de saber situarle en el mostrador del empleado público que le puede resolver el problema que tiene directamente con la solución, y además con una solución integral en el mismo espacio de tiempo y en el mismo día para ser capaces de solucionarle todos los trámites.

Eso ya está en marcha, pero nosotros tenemos otra tarea que es un poco de feedback, que es más interna, pero desde luego va a afectar directamente al ciudadano, que es cambiar todos los protocolos administrativos. Vamos a implantar un plan de simplificación administrativa y normativa porque tenemos muchas ordenanzas. Creo que hay que empezar por refundir textos normativos, pero sobre todo refundir procedimientos, que sea más sencillo resolver los procedimientos de los ciudadanos, desde luego sin salirnos del ordenamiento jurídico y sin hacer nada contrario a la ley; pero sí, por ejemplo flexibilizando autorizaciones. Eso no quiere decir que perdamos el sentido garantista que tienen los permisos, que tienen los trámites o que tiene la administración, sencillamente lo que tenemos que hacer es resolverlos más rápidos.

¿Está siendo productivo el teletrabajo?

El objetivo del elemental funcionamiento de todos los servicios públicos en la pandemia, fundamentalmente de los que eran esenciales, se ha cumplido con bastante suficiencia. Nuestra media de teletrabajo ha estado en el 90%, cuando la media del conjunto de administraciones era del 60%. La implantación del teletrabajo también ha venido para quedarse, porque cuando hablamos de productividad o de trabajo efectivo, todos aquellos trabajos que no son de atención al ciudadano, y quiero remarcar esa premisa porque insisto en eso, en que nadie que atienda a un ciudadano se va a poder quedar en casa, porque la atención presencial, aunque se priorice la telemática va a requerir de que el empleado público esté aquí.

Es verdad que la realidad nos ha cambiado el paso y hemos tenido que aplicarlo mucho menos progresivamente de lo que queríamos. Fue teletrabajo prácticamente total desde el primer día y para muchos colectivos. Hicimos una compra de 150 ordenadores para poder garantizar el teletrabajo y poder ampliar equipos a los empleados públicos que no tenían equipo en su casa para poder trabajar; y estamos bastantes satisfechos con el resultado. Además, ha supuesto un paso que, para nosotros, también es irreversible.

¿Necesita el Ayuntamiento de Gandia más funcionarios?

Depende de qué departamento. El Ayuntamiento de Gandía necesita lo que yo creo que estamos haciendo y que podremos rematar al final de año que es redefinir su relación de puestos de trabajo. Porque tenemos muchos perfiles, incluso vacantes que hay que amortizar porque son perfiles que la administración no necesita. Antes que más o menos empleados públicos, lo que habría que plantear es de qué disciplinas y en qué ámbitos quiere tener el Ayuntamiento de Gandía perfiles profesionales. Hasta la legislatura pasada, por ejemplo, en una ciudad turística, no había plantilla, los hemos puesto nosotros y habrá que sacar las plazas a oposición. No teníamos técnicos de turismo, por ejemplo. Teníamos informadores de turismo, pero no técnicos de turismo que tuviese un planteamiento integral de una política que en Gandía es no menor.

¿Necesitarán más financiación para poder gestionar bien la renta mínima?

Hemos tenido que afrontar servicios extraordinarios que no esperábamos, pues bienestar social ha tenido que redoblar esfuerzos desde el primer minuto de la pandemia. Policía Local exactamente lo mismo. Nadie discute que esos servicios públicos tengan que ser dotados de más recursos en tiempo de emergencia o en tiempos de estado de alarma y del post-estado de alarma, porque ahora va a venir una situación social y económica complicada. Hay que redoblar equipos para atender la renta del ingreso mínimo vital, porque se trata, al final, de garantizar la elemental dignidad o la dignidad esencial de muchas familias de la ciudad que, tenemos que ser conscientes, que en estos momentos no tienen ni para comer. Eso no va a ser una queja del Ayuntamiento. No nos vamos a quejar por tener que poner personal para eso porque creo que es nuestra obligación.

Foto: © Àlex Oltra

La pandemia ha traído la unidad política, al menos a Gandia.

A nivel valenciano hemos sido una especie de oasis respecto del barro de la política nacional. A nivel local hemos buscado el pacto de ciudad antes que el enfrentamiento partidario entre opciones; porque política está claro que todos hacemos, pero cuando estamos hablando de una superación de la emergencia sanitaria, cuando hay que remar es importante que se priorice el remar antes que no el gritar, el poder transcender sobre un debate que no aporta nada. Nosotros no hemos tenido tiempo más que para trabajar prácticamente sin horas en la gestión de la emergencia y de sus múltiples consecuencias que todavía hoy tenemos encima de la mesa.

Los últimos presupuestos han quedado obsoletos.

Esos presupuestos los hemos aprobado nosotros y los hemos hecho nosotros, y nadie mejor que nosotros sabe cómo modificarlos. Déjenos que presentemos una propuesta como Gobierno sobre esa modificación. La primera la tuvimos muy clara: destinar el remanente de tesorería de dos millones de euros a la inyección directa a negocios. Y habrá más líneas de ayudas siempre vinculadas, además de las familias y de toda la inversión social que hemos hecho, apoyo al tejido productivo, a los sectores económicos para evitar que nadie caiga en esto, que nadie se quede por el camino, eso es importante. Garantizar que el conjunto de los sectores que dan valor añadido, hablo de turismo, de la hostelería, hablo de todos los sectores económicos que en esta ciudad son especialmente potentes y la primera muestra de unidad va a ser a la hora de implantar las medidas que hemos sabido pactar.

Pactar es complicado, lo hemos sabido hacer, lo hemos conseguido y hay que implantar esas medidas, hacerlas realidad y también tendremos que saber remar juntos. Desde luego la priorización de las muchas inversiones que vamos a necesitar y de las nuevas prioridades que vamos a tener sobre la mesa porque todo el panorama de la legislatura y de las próximas legislaturas ha cambiado. Ahora hay una tarea de reconstrucción.

Gandia va a necesitar más ayuda de otras administraciones.

Necesitaremos más. Pido al conjunto de las administraciones que aprovechen las circunstancias para creerse el papel de los ayuntamientos. Creo que está pendiente, de mucho antes del coronavirus, la verdadera descentralización. Una vez habida una descentralización económica, ya es hora de poner el valor el papel que los ayuntamientos tienen y eso hay que remarcarlo hoy y siempre. Es la administración que está mas cerca del ciudadano y la que peor financiada está. Supone que estamos asumiendo competencias que no nos corresponden y que las asumimos por principios de justicia, de subsidiaridad, si uno quiere ceñirse a la ley, pero creo que eso transciende a la ley; porque nadie que tenga una urgencia y se pueda poner en contacto con nosotros vamos a dejar de resolvérsela, al contrario. Se la tenemos que resolver, tenemos que atender el problema, aunque no sea de nuestra competencia. No mirar la competencia, sino sencillamente la solución al problema de cada ciudadano. Es verdad que cada ayuntamiento somos el hermano pequeño del sistema institucional español y eso tiene que cambiar. Debemos ser capaces de poder decidir por nosotros mismos y eso no es una ley que hizo mi partido, donde van lo remanentes. Los ayuntamientos deben poder gastar el dinero que les ha sobrado de los ejercicios anteriores en lo que cada ayuntamiento considera prioritario. Nadie podrá discutir ahora cuáles son las prioridades. Eso significará también que tendremos que reivindicar más ayudas, los gastos por las inversiones que la pandemia ha supuesto y va a suponer deberá ponerse encima de la mesa. La administración central no es suficiente sola. Europa tendrá que poner también todos los recursos que sean necesarios, entendiendo que hay que, prácticamente, reconstruir las economías europeas y también la española. De ese dinero, deberá haber una parte importante que tendrá que venir a los ayuntamientos. Nosotros más allá de toda la ayuda que ya tenemos y que agradecemos enormemente, vamos a seguir reivindicando más.

¿Habrá actividades este verano?

Haremos lo que a nivel de aforo se permita, si hay espectáculos culturales o de calle que podamos hacer porque el aforo lo permita lo vamos a hacer, porque yo creo que hay que ofrecer un complemento, además de una imagen de Gandía como una ciudad segura para todos los turistas. Hay que ofrecer un complemento de actividades para todos los que quieran venir a pasar sus vacaciones en Gandía. Nosotros esperamos que sean muchos. A partir de lo que las autoridades sanitarias indiquen, iremos ajustando el calendario.

Deja un comentario