24.6 C
Gandia
/ 19 octubre 2021

Pascal Renolt: «No soy como mis antiguas siglas, yo me tomo muy en serio mi trabajo»

Pascal Renolt: «No soy como mis antiguas siglas, yo me tomo muy en serio mi trabajo»

Pascal Renolt, concejal de Ciudadanos hasta que el partido lo expulsó el pasado mayo de la formación naranja. Ahora mismo, continúa con su papel en la oposición de manera independiente. Todavía no sabe si se volverá a presentar en las próximas elecciones, solo si los gandienses opinan que se lo merece.

¿Cómo valoras la nueva etapa con Prieto como alcalde?

Yo, personalmente, le tendí la mano en el Pleno Extraordinario que tuvimos el pasado domingo. Creo firmemente que va a poner todas las ganas, que lo haga bien o no, el tiempo lo dirá. Yo no puedo juzgarlo en este momento. Por ahora, creo que está dispuesto a hacerlo con firmeza y espero y debe hacerlo así. Yo le he dado un voto de confianza, le he pedido que el partido socialista vuelva al centro, que yo creo que se ha inclinado a una izquierda radical. Conmigo puede volver al centro político y nos vamos a encontrar en todos los sentidos políticamente hablando. Así, será mucho más sencillo y vamos a colaborar mucho más de lo que lo haya podido hacer hasta la fecha de hoy.

¿Cuál va a ser tu papel en lo que resta de legislatura?

Creo que en estos dos años, he demostrado que estoy capacitado para hacer una política constructiva y útil sin dejar de fiscalizar también; porque no sería lo justo, no puedes decir que todo está bien o que todo está mal. Uno debe dar una alternativa y tener una credibilidad. No puedes criticar todo sin aportar nada.

Con el nuevo alcalde tenía muy buena relación con él profesional y personalmente, hemos compartido muchos actos en estos dos años. Así que creo que esto va a ser bueno para los ciudadanos de Gandia. Yo le he tendido la mano, como te he dicho, y creo que, con sus socios de Gobierno, lo va a tener muy complicado. Ya le han demostrado que no le van a poner las cosas fáciles con proyectos de la ciudad, que si se pierden es imperdonable. Ni yo ni los ciudadanos de Gandia se lo vamos a perdonar. En eso me va a encontrar como un amigo político siempre que lo haga, bajo mi criterio, como Dios manda. Esto es mirando por los intereses de los ciudadanos de Gandia, no por acuerdos o obligaciones que tiene con sus socios de Gobierno. Tiene que ser firme y valiente y dentro de esa valentía va a encontrar a un amigo para que Gandia mejore.

¿Qué problemas debe resolver Gandia?

Primero y lo más importante, la estabilidad política. Yo que vengo del mundo privado, de la empresa -he sido autónomo-, creo que el inversor busca una estabilidad política en donde invertir. Y aquí con el caso de la CV-60, del hotel de la primera línea, del glamping… se ha visto que este Gobierno tiene muchas diferencias. Las diferencias en política son buenas siempre y cuando se puedan solucionar. Pero ellos se ha visto que tienen un punto de vista totalmente diferente y eso, al final, al único que perjudica es al ciudadano de Gandia. Así que tendrán que buscar una estabilidad política, que yo no creo que la vayan a buscar. Porque, bajo mi criterio, opino que Compromís ya está en plena campaña. Compromís está mirando por los intereses de sus futuros votantes, que se quieren desmarcar totalmente del partido socialista. Y creo que esto no es bueno, ni para los proyectos de futuro, ni para Gandia, ni para la imagen que estamos dando a futuros inversores.

¿Cuál es tu opinión sobre estos desacuerdos?

Es que realmente no me sorprende, porque yo llevaba un año denunciándolo. Si hay algo justamente que se puede recuperar de mi propia voz, de lo que he dicho en los medios de comunicación, es esto de la inestabilidad política. Es que lo llevo viendo porque se ve internamente. Cuando vamos a actos, no hace falta ser muy inteligente para ver que no hay feeling. Y si no hay un feeling profesional, no puedes avanzar. En el ejemplo de una empresa, si dos socios no se ponen de acuerdo y discuten más que hacen cosas positivas, la empresa por muchas ganas que los dos tengan en tirar adelante, va a ser muy complejo. Pues es lo que pasa en la ciudad de Gandia.

Yo he apoyado las tres iniciativas. La CV-60 es primordial para Gandia, sí. El hotel de la primera línea de la playa era importante y buenísimo, sin lugar a dudas. El glamping es bueno y lo ha paralizado ahora Compromís por ser la bandera de los más ecologistas. Pues creo que es un error, porque hemos perdido o estamos a punto de perder tres proyectos que no nos podemos permitir hacerlo. No se puede permitir por el impacto económico que tendría cualquiera de los tres proyectos en la ciudad. Y aquí cuando pierden los ciudadanos de Gandia, perdemos todos.

¿Qué soluciones aportarías para estos problemas que has mencionado?

A ver, yo creo que estos problemas van a ir en aumento. En mi discurso del Pleno Extraordinario lo dije al alcalde. No quiero ser pesimista, pero de verdad creo y ojalá me equivoque, que no se va a solucionar. Si realmente el señor alcalde Prieto quiere ponerle solución, debe apoyarse de gente como yo, que solo busca los intereses de los ciudadanos de Gandia por encima de los intereses de los futuros votos o compañas. No me importa en absoluto lo que va a pasar en los próximos dos años. Me interesa qué es lo que va a pasar a los ciudadanos de Gandia ahora de aquí cinco minutos, en diez, quince o media hora.

Soy una persona que no para de darles ideas. Me reuní con él el lunes en privado para decirle que la Feria Náutica Sostenible que tenía pensada era una inversión necesaria para la ciudad. Cuando le ofrecí la feria de coches de segunda mano, también dije que era una inversión público-privada muy buena para Gandia. Estoy convencido que, si no se mira la inversión público-privada, es imposible remontar esta crisis económica. Y te digo el porqué, porque las subvenciones se acaban. No puedes depender de las subvenciones toda la vida. Se hartan de decir que nos han traído una nueva subvención, pero eso no es para siempre. Tienes que buscar otras alternativas y creo, con toda la humildad del mundo, que esas alternativas están en todas las ideas que les he dado. Por ejemplo, como en Rosa dels Vents en el Grau, que les he dicho que necesita un cambio de imagen. Los hosteleros necesitan que este paseo puede abarcar más gente, que sea más bonito, que puedan utilizar sus terrazas, que esté más alejado de la carretera…

Espero que todas esas ideas que llevo aportando en los últimos dos años, las escuchen y no miren de dónde vienen. Si son buenas que las cojan, sino no, porque ellos también tiene su opinión y es totalmente respetable. Pero, por lo menos, que no miren de que color provienen y, si son buenas para Gandia, que lo hagan.

¿Crees que a veces se descarta una idea porque la ha sugerido determinado político?

Estoy totalmente convencido y también incluso lo puedo llegar a entender. Porque el juego de la política depende de esto. Si uno está en el Gobierno y una persona de la oposición aporta ideas y las llevan a cabo y ven que son buenas, la gente diría: “Yo he votado a esta gente para que este trabajo lo esté haciendo una persona de la oposición”.

Yo no digo que no me haya equivocado, ni que sea perfecto. Seguro que, en los próximos años que me quedan de legislatura, me voy a seguir equivocando porque el error es humano. Lo bueno de esto en la vida de la política es reconocer cuando uno se equivoca y de la misma manera, cuando hay una idea buena, reconocerla. No hay más historias.

Ya no eres el representante de Ciudadanos…

Hay gente que todavía no lo sabe. A mí, sinceramente, las siglas no me van a cambiar. A mí me han votado 1.800 personas para defender sus intereses y aquí voy a estar, con las siglas y sin las siglas. Me ha dolido la situación, la persona es humana, por supuesto. He sufrido, ha sufrido mi familia, porque no es una situación sencilla. Pero bueno, lo dije en el primer momento, todo es respetable y si ellos creen o han creído, una persona en concreto, que no daba el perfil de lo que ellos buscaban. Pues esto es política y, cuando uno entra, sabe cuál es el juego. Desde luego, yo no me lo tomo como un juego. Sin lugar a dudas, no soy como mis antiguas siglas, yo me tomo muy en serio mi trabajo. Los ciudadanos me han elegido para estar cuatro años y eso es lo que voy a hacer con o sin siglas.

Hay una cosa que sí me gustaría decirte, yo publico cosas de política en mis redes sociales y muchos me gusta siguen siendo de excompañeros de Ciudadanos, algunos de ellos alcaldes o diputados. Entonces, algo estaré haciendo bien y algo habrá hecho alguien mal que me ha dejado fuera. Agradezco a mis excompañeros, que les tengo una estima y un respeto brutal. Quiero dejar claro que dentro de Ciudadanos, hay muy buenos políticos. Hay otros que no tienen tanto mi respeto y que respeto lo que hayan hecho. Pero sigo estando agradecido en vista a todo el mundo que lo quiera comprobar, el apoyo fuerte que sigo teniendo dentro del partido.

¿Crees que tu expulsión tiene que ver con la crisis que está atravesando Ciudadanos?

Hay una palabra que dije y que define a la perfección, son autodestructivos, por lo que han hecho en Murcia, en Cataluña… Al final, hay ciertas personas del partido que no han sabido hacer autocrítica y uno cuando se equivoca y tiene un cargo importante debe saber que tiene que salir del partido. Entonces, para tapar sus problemas hacen ruido haciendo cosas como lo que han hecho en Gandia. Pues la gente lo juzgará. Pero que cosa más curiosa, en Gandia sigo trabajando exactamente igual, no sé si iré hacia arriba o hacia abajo; pero algunos de los que me quisieron fuera, ahora su postura está en decaída total.

¿Tienes pensado presentarte a las próximas elecciones?

[Silencio] No lo sé. Sinceramente, no lo sé. No lo sé por la misma pregunta que me acabas de hacer, la vida te demuestra que es imposible decir hoy dónde me voy a encontrar mañana mismo. Así que me gustaría seguir trabajando para ayudar a Gandia, me encantaría. Que sería hacerlo desde fuera del ámbito de primera línea, no sé qué decirte. Mi madre siempre me dice que deje que el destino haga su trabajo.

Yo tengo una obligación que es levantarme cada día para ayudar a los intereses de Gandia y, si de aquí dos años la gente creyese que me merezco continuar, yo prefiero escuchar a la gente de la calle y que sea una decisión que no venga de mí. Según los criterios, los comentarios, lo que me digan, si me lo merezco, porque tendré que merecérmelo… No es válido decir que quiero seguir, se tendrá que demostrar el trabajo que he hecho, no todo vale en política. Así que de aquí dos años, el tiempo a mí también me juzgará. Si me lo merezco, puedo seguir, sino me iré a mi casa y me buscaré la vida como he hecho durante treinta y cinco años.

Pero descartas presentarte con algún partido actual en el Gobierno de Gandia…

No puedo descartarlo, porque no sé absolutamente lo que hay. Lo que puedo decirte es que antes hablaba y mis decisiones eran absolutamente liberales y me considero igual de liberal que hace dos años. Me considero una persona libre de tomar mis propias decisiones y votar lo que me dice mi corazón y mi cabeza según los intereses de los gandienses. Meterme en otra lista no es ahora mi objetivo, de nadie, no es lo que ahora me interesa. Creo que la gente tiene demasiadas preocupaciones, yo las tengo, para pensar en meterme con otras personas. No es mi prioridad ahora mismo.

¿Crees que a nivel local se vota más a una persona que a un partido político?

Creo que se vota más a la persona, pero creo que las siglas son importantes. Aquí en Gandia siempre se ha votado mucho a las personas, pero unas siglas cuando son fuertes, empujan, son como una ola. Lo hemos visto en Madrid últimamente con el efecto Ayuso. Hemos visto que cuando una persona está tan de moda podría ser la capital de España, pero arrastra a unas siglas que podrían haber perdido un poco de fuerza. Creo que a nivel local pasa lo mismo. Yo te diría que un 60 % – 70 % vota a la persona, al político local. Pero que las siglas, que nadie se equivoque, también son importantes.

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

ARTÍCULOS RELACIONADOS