Se ha celebrado una reunión en la Cofradía de Pescadores de Ganda para analizar las repercusiones de la orden ministerial que el Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, publicó el pasado 20 de mayo en el BOE, en concreto la orden ministerial 433/2020, por la que se establece un plan de gestión para la conservación de los recursos pesqueros en el Mar Mediterráneo y que afecta de pleno a nuestros pescadores.

Durante los meses previos a la aprobación de la orden Ministerial, la Secretaria General de Pesca estableció un periodo de consultas con el sector y las Comunidades Autónomas, pero cuando esta orden entra en vigor el sector muestra su perplejidad al comprobar que no recogía ninguna de las propuestas que en base a criterios científicos se habían trasladado al Ministerio por parte del sector y de las Administraciones, por lo que se sienten muy perjudicados al haber realizado un importante esfuerzo de reducción de la flota, como es el caso de la Comunitat Valenciana, y también de Gandia.

El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular de Gandia, Víctor Soler, el diputado nacional Óscar Gamazo, el diputado autonómico y Portavoz de Pesca Miguel Barrachina y la diputada autonómica Elisa Díaz, Portavoz de Medio Ambiente en el parlamento autonómico, han mantenido una visita de trabajo con la Cofradía de Pescadores de Gandia.

La respuesta del Gobierno central ha sido prácticamente nula y muy perjudicial para el sector pesquero de nuestra Comunitat y de Gandia. Es por ello que el Partido Popular presentará en el Ayuntamiento de Gandia, en el Congreso, en el Senado y en las Cortes Valencianas una Declaración institucional para que se inste entre otras cosas a:

  • Recurrir la orden Ministerial y solicitar que se incluya en la nueva ley la realidad del sector conjugando la rentabilidad del sector con la conservación de las especies marinas de estas aguas
  • Establecer un periodo de diálogo con el sector pesquero.
  • Garantizar el empleo directo e indirecto relacionado con la pesca demersal y artes menores.
  • Desarrollar medidas de acompañamiento que amortigüen el impacto negativo de las restricciones impuestas y eviten la pérdida de la flota.
  • Que se derogue la normativa aplicable en relación con la reducción del esfuerzo pesquero, en la que se fija el criterio de la distribución de días de la actividad en base a la eslora de la embarcación.

En definitiva que se dejen de lado los criterios arbitrarios y sin sentido reflejados en la Orden Ministerial y se atienda a los criterios científicos y planteamientos que el sector pesquero presentó en tiempo y forma y se ignoraron del primero al último.

Soler: “Por todo ello presentaremos esta Declaración Institucional el próximo Pleno Municipal del Ayuntamiento de Gandia y esperamos contar con el apoyo de todos los grupos políticos que conforman el arco municipal, para juntos luchar por el mantenimiento y conservación en primer lugar de los puestos de trabajo y en segundo de este arte de pesca propio de nuestro mar Mediterráneo que además contribuye a la conservación de las especies pesqueras en nuestras aguas, a través de la labor de los propios pescadores”.

Deja un comentario