La Junta de Gobierno hoy miércoles 11 de abril en el ayuntamiento de Gandia ha aprobado acuerdos relacionados con varias entidades y un convenio que permitirá contar con el asesoramiento del Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia.
En la junta se ha aprobado una colaboración institucional entre el Ayuntamiento de Gandia y el Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia (CTAV) para mejorar la ciudad de Gandia, el entorno urbano y la potenciación de una arquitectura y planificación presididos por la calidad y la sostenibilidad. Un acuerdo anual que se puede prorrogar hasta cuatro años.
Una de las novedades es que se podrá hacer una inspección o informe de evaluación de los edificios de vivienda residencial con antiguedad superior a los 50 años. Además, el Ayuntamiento podrá solicitar asistencia en la elaboración de pliegues de prescripciones técnicas correspondientes a la elaboración de anteproyectos, planos directores e instrumentos de planeamiento urbanístico y gestión que puedan desarrollarse en la ciudad.
Así, el Ayuntamiento de Gandia y el CTAV están dispuestos a impulsar las gestiones necesarias para que en esta ciudad se cumpla la ley y los propietarios de los edificios de viviendas que hayan pasado la barrera de los cincuenta años lleven a cabo una revisión de la estructura básica. Es lo que se ha venido en llamar como la “ITV” de los inmuebles destinados a viviendas, que tiene como finalidad detectar posibles deficiencias.
Esa revisión técnica, que debe ser realizada por arquitectos, es una obligación desde que la Generalitat aprobó, hace cuatro años, una ley específica, pero tanto en Gandia como en otros municipios, su aplicación se está retrasando. Solo en la capital de la Safor se sabe que existen más de 100 bloques de pisos con más de cincuenta años que no han llevado a cabo esa revisión.

Deja un comentario