En la foto: directora CEIP Beato Carmelo y Gustavo Mascarell, Alcalde del Real de Gandia.

Cada vez son más los municipios de la Comunidad Valenciana que inician el camino hacia la cardioprotección de sus municipios con la compra o el alquiler de desfibriladores.

Este es el caso del Real de Gandia, que acaba de adquirir un nuevo desfibrilador para el CEIP Beato Carmelo y ya son tres dispositivos con los que cuenta el municipio. Tener un desfibrilador en un colegio puede salvar vidas y educar a niños y jóvenes a convivir con él es muy positivo.

El objetivo del Ayuntamiento del Real de Gandia es lograr que su municipio sea un territorio cardioprotegido, preparado para salvar vidas ante las paradas cardiorespiratorias. Por este motivo, se ha instalado un desfibrilador DOC, que es un Desfibrilador Operacional Conectado.

En el momento en que la persona que vaya a utilizarlo y lo abre, envía a Mondial Assistance la señal, y éstos se entran en contacto con el usuario para indicarle los pasos a seguir. Al mismo tiempo Mondial Assistance llama automáticamente a los servicios de emergencia para informarles de la situación y solicitar ayuda.

En cuanto a la formación y el correcto uso de los desfibriladores, el Ayuntamiento del Real tiene claro la importancia de la misma, por lo que en breve se iniciarán los cursos de formación al personal del centro educativo y Policía Local.

Tal y como señalaba su Alcalde, Gustavo Mascarell, en la presentación del nuevo desfibrilador, “Así garantizaremos la seguridad delos alumnos, las alumnas y personal docente del centro educativo y de aquellas personas que lo visitan, puesto que, en casos de emergencia, una respuesta inmediata ante cualquier parada cardiorrespiratoria puede salvar vidas”.

La cardioprotección del Real de Gandia se inició con la adquisición de dos desfibriladores que están instalados y dando cobertura ante posibles casos de muerte súbita en el Polideportivo Municipal y en el coche de la Policía Local. De este modo, están cubiertas las instalaciones municipales donde es habitual la congregación de un elevado número de personas, por tanto, lugares donde estadísticamente es más probable que puedan producirse algún evento cardíaco.

En la foto: Directora CEIP Beato Carmelo, Gustavo Mascarell y Luis Aguilar (Director B + SAFE).

Deja un comentario