El alumnado de jardinería del taller de ocupación Sendas Urbanas IV ha realizado una injerta de 40 naranjos para obtener la variedad de la naranja de sangre en la finca municipal de la Torre dels Pares.

Alicia Izquierdo, concejal de Gestión Responsable del Territorio y Patrimonio, participó en el taller y explicó que: “Era una naranja muy popular hace años, pero que el mismo mercado la expulsó y ahora es muy difícil de encontrar o a precios muy elevados”. 

La acción se enmarca en una campaña más grande que pretende recuperar verduras y frutas autóctonas valencianas. Así, ya se está trabajando en la recuperación de la berenjena listada de Gandia y, próximamente, una nueva injerta para obtener la variedad de la mandarina. “Es el inicio de un camino hacia un proyecto más grande de recuperación, despacio, de variedades autóctonas de las tierras valencianas” asegura Alicia. 

La finca de la Torre dels Pares tiene, de sus 88 fanegadas, 10 de gestión directa por el Ayuntamiento a pleno rendimiento para obtener las naranjas que se emplean en la campaña “Zumo en la escuela” de Gandia. Este proyecto tiene como objetivo promover el consumo de proximidad de una manera ecológica y sana.

Como ya es habitual, cada año, durante toda una semana, cinco colegios de nuestra ciudad de manera rotativa tienen a su disposición la máquina municipal de hacer zumos de naranja. Cada día a la hora del patio se hace entrega de manera gratuita de un zumo a cada niña y niño del centro. Así mismo, el primer día, hay una sesión formativa: una pareja de agricultores ecológicos explica su experiencia con el objetivo de dignificar el trabajo del campo y transmitir la importancia que tiene la agricultura y el consumo de productos ecológicos y de proximidad.

Deja un comentario