Este jueves han mantenido una reunión “cordial y amable” la alcaldesa de Gandia, Diana Morant, acompañada de otros miembros del gobierno, con los representantes de las 8 asociaciones vecinales de Marxuquera: la Asociación de Vecinos Independiente y Progresista de Marxuquera Alta, la Asociación de Vecinos Barranc Blanc; la urbanización Xauxa; la Asociación de Vecinos Molló de la Creu 3; la del Racó dels Frares; la urbanización Las Cumbres; la Asociación de Vecinos Barranc Borrell Marxuquera; y las urbanizaciones Montesol y Montepino.

El motivo de este encuentro ha sido escucharlos y atender de manera personal sus necesidades después del incendio que se originó el 6 de agosto en Llutxent y que afectó a mil hectáreas del término municipal de Gandia.

“Les hemos confirmado que tienen el Ayuntamiento a su lado, tanto en cuanto a las reclamaciones, pero sobre todo estamos con el vecindario y con los afectados. Nos hemos convertido en su portavoz y estamos defendiendo sus reivindicaciones, en el Ayuntamiento y, cuando no es nuestra competencia, ante otras administraciones”, ha asegurado Diana Morant.

En este sentido, la alcaldesa les ha informado de muchos avances, tanto en las ayudas como en las actuaciones urgentes en la zona. Así, en la reunión de coordinación del pasado lunes con representantes del Consell, de la Conselleria y de todas las direcciones generales implicadas, se arrancó el compromiso del Gobierno del Botánico de habilitar, con independencia de las ayudas públicas, otras privadas nuevas para los afectados, sin limitarse a la primera vivienda y criterios de renta.

El próximo lunes empezarán los trabajos de las brigadas de la Conselleria para eliminar el arbolado quemado peligroso, tanto en suelo público como en las parcelas privadas con autorización de los propietarios.

Paralelamente, se está constituyendo un equipo técnico de la dirección general de la Vivienda y el Instituto Valenciano de Edificación, que evaluará la afección de las casas para que puedan pedir ayudas.

También se trabaja con el Gobierno central para la declaración de Zona de Emergencia, que posibilitará nuevas ayudas extraordinarias a las que podrán acogerse los afectados por el fuego.

El Ayuntamiento mantendrá activa la oficina de atención a los afectados de la Casa de la Marquesa y, además, implementará la comunicación con personal que informará directamente los representantes vecinales. También se habilitará un teléfono para que la comunicación sea más fluida. “Haremos todas las reuniones con el vecindario que hagan falta, porque compartimos la ansiedad de los afectados, y porque nuestra prioridad es asegurar que las personas vuelven a la normalidad cuanto antes mejor”.

Por su parte, Salva Ferrer, portavoz de las asociaciones vecinales, ha mostrado su satisfacción por el resultado de una reunión “muy aclaratoria y buena. Nosotros necesitamos una sensibilidad especial, que estamos encontrando”. Los representantes vecinales han agradecido la atención, colaboración y apoyo del gobierno local en la difícil situación que vive el distrito después del incendio.

El próximo jueves, 6 de septiembre, hay prevista una reunión monográfica de la Junta de Distrito de Marxuquera en el centro social, a las 19.30 h.

Deja un comentario