No ha sido una legislatura fácil. Pero lo que comenzó convulso ha acabado con el atisbo de un horizonte no tan lejano de esperanza: «El problema económico de Gandia ya está solucionado». Diana Morant cree que debe ser el PSOE el que gestione también las maduras. Y será con acuerdos, porque las mayorías absolutas que ahora son historia, en Gandia han sido regla salvo una excepción.

Cuando Morant quiere relajarse y encontrar la paz acude al mar: «El mar es una fuerza tan poderosa que solo con su ruido crea el silencio. Absorbe todo el sonido y siempre ha sido el espacio donde he encontrado la paz. O en la playa o en el espigón, pero es el mar el que me devuelve a la verdad absoluta y la fuerza de la naturaleza».

«Gandia es mujer, huele dulce, es de color azul y sabe a naranja, fideuà y postres. Gandia es una ciudad maravillosa que se puede consumir a través de todos los sentidos».

¿Qué es lo que más le apasiona de ser Alcaldesa?

Es apasionante porque mejoramos la vida de las personas y me siento una privilegiada. Me motivan especialmente las niñas, que ven una mujer alcaldesa, se referencian en ella y entienden que una mujer puede ostentar un cargo de poder y decisión; y eso contribuye a la igualdad.

Las apuestas fuertes del PSOE en esta campaña han sido…

El deporte es una necesidad en nuestra ciudad porque está de moda, es transversal y es estratégico porque unas buenas instalaciones pueden traer un sector productivo nuevo que es el turismo deportivo.

También la salud, que es un pilar básico del estado del bienestar. Siempre que se invierte en salud y servicios asistenciales se invierte en profesionales con talento y en empleo estable. Queremos que vengan y se asienten en la ciudad con incentivos urbanísticos y fiscales empresas e instituciones relacionadas con el sector sociosanitario.

Nosotros nos creemos la cultura. Gandia tiene la Casa de la Marquesa como gran espacio cultural, el Tetaro Serrano, la sala Coll Alas, ahora también el Centro Museístico del Hospital de San Marc y ambicionamos tener más, como el de Correos.

Se pervirtió el Teatro Serrano porque dejó de tener una programación regular y estable, tanto de cine como de teatro y actividades culturales. Se suspendían sesiones. Cuando la gente pierde la seguridad de que un gran contenedor cultural va a estar programando cultura de calidad la gente deja de ir. Nosotros le hemos dado estabilidad y seguridad.   

¿Qué debe hacer Gandia para ser de verdad Smart City?

Tenemos que alejarnos del ‘shore’ y de la falta de estrategia y planificación. Tenemos que alimentarnos del conocimiento y la innovación. El futuro pasa por los sectores tradicionales pero cambia la manera de consumirlos, y los sectores tradicionales se tienen que alimentar de innovación para llegar con calidad al usuario. Gandia es una ciudad de pequeñas empresas que hacen muy bien lo que hacen pero no tienen capacidad de comprar innovación. Nosotros queremos hacer compra pública de innovación para dotar a espacios comunitarios como e centro histórico y los polígonos.

Dotaremos de innovación a la ciudad en los parkings y en la gestión de los servicios públicos para saber, por ejemplo, si un contenedor está lleno y que pase el camión cuando lo esté o no pase si no lo está.

El haber recuperado la reputación y ser una ciudad pionera y locomotora en vez de ser el lastre que fue en la anterior legislatura ha hecho que las empresas vuelvan a creer en Gandia, como Telefónica, que cuando le pagamos lo que le debía el Ayuntamiento hizo el despliegue de fibra óptica en los polígonos, Jazztel, o Aguas de Valencia que de la mano de Vodafone ha desplegado la nueva red de comunicaciones.

Poco se ha hablado de Europa ¡y también se celebran elecciones europeas!

Europa es el marco democrático que ha facilitado la mayor etapa de paz. Solo por eso Europa tiene un altísimo valor. Europa es el gran marco de los acuerdos de los países. Tenemos esperanza de que se empiece a legislar por el bienestar de las personas. Pedro Sánchez hará valer el peso socialdemócrata en Europa para que se legisle sobre el salario mínimo, los tiempos de trabajo en las empresas, los periodos de maternidad y paternidad… También sobre sectores productivos como la naranja ante la amenaza de entrada de productos que no sabemos si ha pasado por los procesos de calidad que a nosotros se nos exige.

¿Bajarán los impuestos?

Bajarán la próxima legislatura porque los ciudadanos se lo merecen. Pueden contar con que voy a poner todo mi empeño porque es una causa justa. Hemos dado muchos pasos. Está más cerca de los previsto pero no tan cerca como para cometer la imprudencia de prometerlo y ya está. Nosotros somos gente seria que hemos dicho las cosas cuando ya se han coseguido. No hemos jugado con las expectativas de la gente. Pedimos un gran esfuerzo a la ciudadnía para sacar a Gandia de una situación difícil y después de 4 años de deberes hemos tanto en el Ministerio de Hacienda como en la Generalitat Valenciana nos han mirado de otra manera y están aprobando medidas para ayudar a Gandia. Por parte de Hacienda flexibilizanzo el Plan de Ajuste y por parte de la Generalitat con una ley que contempla el rescate económico de los ayuntamientos que tienen insuficiencia económica. Mejoraremos los servicios públicos y reduciremos la deuda.

El camino de la desestacionalización no es fácil.

Los datos están ahí. Uno nunca tiene que darse por satisfecho y menos en una ciudad como Gandia que lo tiene todo y que tiene un margen de mejora a nivel turístico brutal. Tenemos que seguir trabajando pero el camino que hemos cogido en base a la calidad, a la apuesta por diversificar la oferta turística. Seguimos teniendo la playa más bonita de todo el levante. Esa playa tiene un Palacio, un Museu Faller, la cultura, rodeada del paisaje verde, nuestra gastronomía… todo eso nos convierte en únicos. Gracias a esa diversificación y a ese reposicionamiento de la marca Gandia fuera del ‘shore’ y como capital cultural valenciana hemos conseguido buenos datos. Según informes de Exceltur, en periodos del año complicados y difíciles fuera de verano Gandia ha sido el destino que más ha aumentado la rentabilidad de toda España. También hemos sido destacados por HOSBEC como destino que más ha desestacionalizado su ocupación hotelera en toda la Comunidad Valenciana. Y ahora estamos en datos de ocupación de todo el año del 70%. Son muy buenos datos comparados con otros años en los que los hoteles cerraban y cerrar es 0% de ocupación.  Hemos hecho bien los deberes en turismo pero hay que seguir trabajando en el modelo de la Mesa de Turismo.

¿Otra Playa Can es posible?

Nuestro deseo es que haya Playa Can, pero hay que cumplir la ley. La Ley de Costas nos impide ponerla en una playa virgen y habrá que buscar un espacio que permita la ley. Para nosotros las certificaciones de calidad son muy importantes y nuestra bandera azul es nuestra gran seña de calidad y gran referencia. Somos la única playa de Valencia que ha tenido bandera azul en todos los certámenes, 34 años, y no vamos a perderla. Los que prometen Playa Can sí o sí estaría bien que nos dijeran dónde, cómo y a costa de qué.

Los conciertos cambiarán de escenario.

Habrá conciertos y vamos a facilitar a los promotores el espacio para que no tengan que costear la infraestructura, que es lo más caro del concierto. Con la apertura del Edificio Baladre y su espacio exterior, similar al de la Casa de la Marquesa, vallado y con un escenario, incluso megafonía. Todo eso lo aportará el Ayuntamiento de Gandia para facilitar que los promotores que quieran hacer conciertos en nuestra ciudad, bajo ciertas condiciones para no causar molestias al vecindario, lo puedan hacer. Tendremos un aforo de 3.000 personas, que es lo que estaba llenando el recinto de la playa con Escena Gandia. Con cachés de los artistas de la misma calidad, pero en un recinto más íntimo y asequible para los promotores. Ahora seguiremos teniendo el parking en el Grau y un espacio municipal para hacer muchas actividades.

Todos los partidos prometen reducir la Zona Azul.

Rectificaremos lo que a la práctica se ha demostrado que en algunas zonas ha sido buena y ha cumplido su objetivo y en otras se ha demostrado que no era tan necesaria. El contrato, que lo comenzó el PP, iba muy encorsetado a la situación económica del Ayuntamiento de Gandia. Estaba condicionado a que el Ayuntamiento no podía hacer ninguna aportación a este servicio público debido al Plan de Ajuste. Ahora el panorama ha cambiado. El Ministerio de Hacienda nos ha dicho que sí podemos hacer aportaciones. La asesoría jurídica del Ayuntamiento está estudiando la posibilidad de rescindir el contrato por un cambio en las condiciones, remunicipalizar el servicio, que se prestaría directamente por el Ayuntamiento, revisaríamos las zonas, pondríamos en marcha la tarjeta residente, la gente con discapacidad no tendría que pagar y los vehículos ecológicos tampoco.

Y todos tienen un plan para el antiguo edificio de Correos.

Todos coincidimos en que no puede pasar ni un año más cerrado. Es una buena coincidencia. Nosotros pensamos que tiene que quedarse en el ámbito público, rehabilitarse con dinero público y mantener los usos educativos y culturales. La Generalitat rehabilitará el edificio. Hemos hecho una valoración de 3 millones de euros. Se mantendrá la fachada que es lo que está protegido, y se hará un edificio de vanguardia de nueva planta.

La ley contempla ayudar a las administraciones públicas que todavía están por encima del 110% de deuda. Nos ayudarán con ingresos extraordinarios para poder tener servicios públicos de calidad que ahora el Ayuntamiento no puede soportar solo como transporte, escoletes, zona azul.., también con ingresos extraordinarios para rebajar la deuda y una de las fórmulas es la adquisición de patrimonio que sea del Ayuntamiento, como el edificio de Correos. Lo compraría la Generalitat, lo rehabilitaría, y lo pondría en uso. No venderíamos patrimonio al mejor postor ni malvendiendo patrimonio de todos. Es otra administración pública la que sale al rescate de Gandia. Lo mismo haremos con Sanxo Llop, con los solares que tiene el Ayuntamiento, que los comprará la Generalitat y los pondrá a disposición de compradores pero el Ayuntamiento ya habrá ingresado el dinero que utilizaremos para por ejemplo terminar Sanxo Llop. Sea o no alcaldesa Diana Morant el problema económico de Gandia ya está solucionado porque ya está aprobado por el Ministerio y la Generalitat. Si hemos hecho lo difícil merecemos gestionarlo.

Los pactos post-electorales son regla y no excepción en Gandia.

Nosotros salimos a ganar. La gente apuesta ahora por gobiernos plurales, y si la representatividad de la gente es plural los políticos tenemos que ser capaces de ponernos de acuerdo y conformar gobiernos. No me gustan los políticos que piensan que el ciudadano ha votado mal y tiene que volver a votar. En Gandia hemos demostrado históricamente que somos una ciudad que cultiva la cultura del pacto. Siempre ha habido pactos de progreso y siempre ha podido contar con el PSOE para liderarlos. El Gobierno que todavía presido ha sido un pacto de dos fuerzas que necesitaba el apoyo puntual y estratégico de una tercera fuerza, Ciudadanos, y lo hemos conseguido. Hemos sido el elemento en el que han confluido las distintas maneras de pensar para buscar la solución, que es lo que quiere el ciudadano.

Vamos a ser capaces de sumar también al PP en lo que es importante para Gandia. Les vamos a pedir responsabilidad y abriremos una nueva etapa para Gandia. Los ciudadanos tienen en el PSOE la garantía y la certeza de gobiernos de progreso y estables. Nuestro cordón sanitario es a la ultraderecha. Espero que no saquen representatividad. Nosotros con la gente que desprotege a las mujeres y amenaza derechos y libertades o tenemos nada que pactar.

Deja un comentario