La consulta de enfermería oncológica del hospital Francesc de Borja de Gandia ha registrado 202 usuarios desde que se pusiera en marcha hace un año. El principal objetivo es informar a pacientes con cáncer al comienzo del tratamiento y asesorarles sobre su nuevo situación para adaptarse a ella lo mejor posible.

La consulta funciona todos los días y se ubica en el Hospital de Día del Francesc de Borja, junto a las consultas de Oncología y Hematología. En ella, se atiende al paciente que acude por primera vez a administrarse el tratamiento. 

Hasta ahora, esta labor de información previa se realizaba por parte de los profesionales de enfermería en la misma sala de Hospital de Día donde se le administra el tratamiento al paciente. Ahora, al destinarse un espacio y un tiempo específicos a ello, el paciente y sus familiares tienen más intimidad para aclarar dudas e informarse de esta nueva situación. 

Tanto el equipo de enfermería como los facultativos de Oncología y Hematología han realizado un balance positivo de la consulta después de un año de funcionamiento, y así también se lo han trasladado los pacientes. “Agradecen la iniciativa, sobre todo porque se sienten más dispuestos a contar cómo se sienten antes de comenzar el tratamiento, y eso también nos ayuda a los profesionales a la hora de acompañarlos en este proceso”, afirma la supervisora de Enfermería del Hospital de Día, Asunción Fuster

Desde el punto de vista de los facultativos, según explica la jefa de sección de Hematología del hospital, la doctora M.ª Ángeles Ruiz, “la consulta de enfermería ha mejorado de forma notable la comprensión del paciente de su enfermedad y tratamiento, y el manejo de los efectos secundarios de la quimioterapia, al proporcionarle la información necesaria en un ambiente más amable y en un formato de comunicación más relajado en el que aprticipan el paciente y sus familiares”. 

En la consulta se informa del funcionamiento y los circuitos del servicio del Hospital de Día; se facilita un teléfono de contacto para problemas que puedan surgir; se explican posibles efectos secundarios de los fármacos, y se realizan tareas de educación sanitaria relacionadas con los cuidados de la piel, mucosas e higiene personal. 

El personal de enfermería también realiza una valoración y optimización del caudal venoso para evitar posibles dificultades que se puedan producir en las terapias intravenosas con el fin de aportar mayor seguridad a los pacientes e informarles acerca de las opciones de las que se disponen. 

Cuidados domiciliarios

Además de ello, se aclaran dudas al paciente y su familia y se les asesora sobre cuidados domiciliarios y hábitos saludables durante el tratamiento, que, incluyen, entre otros, pautas sobre alimentación y ejercicio físico.  Todo ello en coordinación con los profesionales de Atención Primaria, la enfermera gestora de casos y la trabajadora social. 

El Hospital de Día también cuenta con un servicio de psicooncología y con otras actividades como talleres, jornadas o charlas de interés para pacientes y familiares.  

“Realizamos un cuidado integral y especializado. Estamos preparados para apoyar, guiar, informar y transmitir confinaza al paciente y a sus familiares, y todo ello ayuda a reducir el estrés generado tras el diagnóstico”, añade la supervisora. 

En definitiva, lo que se pretende es ofrecer una calidad óptima de cuidados y ser un punto de referencia y apoyo durante la enfermedad, incluyendo la atención telefónica inmediata ante cualquier duda o asunto relacionado con su proceso; complementando así el tratamiento médico para ofrecer un cuidado integral y especializado del paciente oncológico y su entorno. 

Deja un comentario