Desde Tarragona y hasta Alicante, un total de 374 kilómetros de autopista de peaje AP-7 serán liberados a partir del 1 de enero de 2020. Los conductores ya no pagarán los 45,90 euros (62,80 los camiones) por realizar el trayecto de la franja mediterránea. Adicionalmente, la AP-4 sufre esta liberalización también en el tramo Sevilla-Cádiz.

Tras varias prórrogas en la concesión a Autopistas del Mediterráneo (Aumar) y Autopistas del Sur, luego integradas en Abertis, el Ministerio de Fomento ha decidido dar acceso libre en enero 2020 a la red de carreteras españolas que ha sido foco de polémicas por el elevado coste de sus peajes.

Los principales afectados son los 140 trabajadores de los peajes despedidos con un ERE en ambas autopistas (AP-7 en sus 374 kilómetros y la AP-4 en sus 94 kilómetros). Además, otros 140 empleados de mantenimiento deberán ser subrrogados a las nuevas empresas adjudicatarias.

Será en 2021 cuando la AP-7 se liberalice por completo, hasta la frontera de Tarragona a La Jonquera pasando por Barcelona. De esta manera, todo el tramo de carreteras irá a cargo de los presupuestos del Estado.

En cuanto a los datos de la AP-7, esta misma tiene una densidad media de tráfico diario de 23.500 vehículos aproximadamente. Esto se traduce en un “falso” ahorro a los conductores de 230 millones de euros anuales en la Comunidad Valenciana y de 70 millones en Cataluña(fuente: INE). Dado que el coste de mantenimiento llegará por otra vía.

Aumar afirma que el mantenimiento anual sobrepasa los 31 millones en la AP-7 y es ahora cuando surge el debate sobre cómo financiar el mantenimuento de las autopistas. La reducción del coste de los peajes, ingresos por la euroviñeta (una pegatina para el parabrisas que se debe comprar y sirve como tarifa plana para usar todas las autopistas) o las tarifas por congestión son algunas de las estrategias para el futuro.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha explicado que estas cifras “son el equivalente a si rebajáramos un 5,3% el IVA que se recauda en la Comunidad Valenciana”. El presidente valenciano, Ximo Puig, también socialista, celebra la “gran noticia, muy especialmente” para las comarcas centrales (donde se ubican polos turísticos como Dénia, Xàbia, Altea o Benidorm).

Momentáneamente, Fomento ha delegado en FCC, Sacyr y API movilidad el mantenimiento de los dos tramos de la autopista AP-7 y de la AP-4 Sevilla-Cádiz a partir del 1 de enero, a través de unos llamados “contratos de emergencia”.

Deja un comentario