9.1 C
Gandia
/ 6 febrero 2023
9.1 C
Gandia
/ 6 febrero 2023

El retablo de «Sant Roc i Sant Francesc» vuelve al altar de la iglesia del ex convento

El retablo de «Sant Roc i Sant Francesc» vuelve al altar de la iglesia del ex convento

El 15 de febrero pasado se anunció la restauración del retablo de «Sant Roc i Sant Francesc», que en su día presidió el altar mayor del templo, de propiedad municipal por ser el santo titular, pero lo sustituyeron y ahora ocupaba el espacio de uno de los laterales del edificio.

Así, coincidiendo con la festividad del santo, ha vuelto a colocarse en su lugar originario. «Recuperamos así el esplendor del altar barroco original de la iglesia de Sant Roc con el cuadro que fue pintado para presidir este espacio», ha anunciado la edil de Patrimonio histórico, artístico y cultural, Alícia Izquierdo, quien ha acudido a seguir los trabajos de instalación acompañada del asesor del departamento, Vicent Pellicer.

La obra de Jeroni Jacinto Espinosa fecha de la primera mitad del siglo XVII y pertenece al periodo del Barroco. Esta es una de las pinturas del patrimonio municipal a la cual nunca se le había dado ninguna importancia, por lo cual tampoco se había hecho ningún estudio a su alrededor. «Hemos conseguido llegar a la pintura original. Son colores oscuros, pero son así porque se quiere dar importancia a los diferentes puntos de luz», señaló hace unos meses el restaurador, Romà Calafat. Aun así, siempre se ha sospechado de su valía que finalmente, después de la restauración, se confirmó.

Imágenes: Jordi Estevan.

Se trata de una obra que pertenece al estilo Barroco, pero que por sus proporciones armónicas se puede relacionar también con el Renacimiento. En cuanto a la composición de la pintura es, por un lado, cerrada por la mirada entre el ángel y Sant Roc; y, por otro lado, encontramos la figura de Sant Francesc que mira directamente al espectador.

Historia que representa el cuadro

Según la tradición, Sant Roc nació en Montpellier y murió en Voghera, Italia. Abandonó la casa de sus padres y fue de peregrinación a Roma pero, al declararse una epidemia de peste se dedicó a curar los enfermos. Acabó contagiado y tuvo que aislarse a las afueras de la ciudad. Un perro le llevaba pan que hurtaba de la tabla de su amo y un ángel le curaba las heridas. Su devoción y su culto se extendió por todo Europa y es el santo que tiene más capillas e iglesias dedicadas en todo el mundo.

Imágenes: Jordi Estevan.

En el año 1557 llegó a Gandia una epidemia de peste por lo cual, las autoridades se aclamaron a San Roque declarando festivo el 16 de agosto. Años después, le erigieron una ermita que se acabó de construir en 1587. Un año después, el duque Carlos de Borja y Castro manifestó el propósito de fundar en la ermita de San Roque un convento de franciscanos de la Reforma de san Pedro de Alcántara. Por eso, la presencia de San Francisco de Asís junto al titular de la iglesia y del convento.

spot_img

El 15 de febrero pasado se anunció la restauración del retablo de «Sant Roc i Sant Francesc», que en su día presidió el altar mayor del templo, de propiedad municipal por ser el santo titular, pero lo sustituyeron y ahora ocupaba el espacio de uno de los laterales del edificio.

Así, coincidiendo con la festividad del santo, ha vuelto a colocarse en su lugar originario. «Recuperamos así el esplendor del altar barroco original de la iglesia de Sant Roc con el cuadro que fue pintado para presidir este espacio», ha anunciado la edil de Patrimonio histórico, artístico y cultural, Alícia Izquierdo, quien ha acudido a seguir los trabajos de instalación acompañada del asesor del departamento, Vicent Pellicer.

La obra de Jeroni Jacinto Espinosa fecha de la primera mitad del siglo XVII y pertenece al periodo del Barroco. Esta es una de las pinturas del patrimonio municipal a la cual nunca se le había dado ninguna importancia, por lo cual tampoco se había hecho ningún estudio a su alrededor. «Hemos conseguido llegar a la pintura original. Son colores oscuros, pero son así porque se quiere dar importancia a los diferentes puntos de luz», señaló hace unos meses el restaurador, Romà Calafat. Aun así, siempre se ha sospechado de su valía que finalmente, después de la restauración, se confirmó.

Imágenes: Jordi Estevan.

Se trata de una obra que pertenece al estilo Barroco, pero que por sus proporciones armónicas se puede relacionar también con el Renacimiento. En cuanto a la composición de la pintura es, por un lado, cerrada por la mirada entre el ángel y Sant Roc; y, por otro lado, encontramos la figura de Sant Francesc que mira directamente al espectador.

Historia que representa el cuadro

Según la tradición, Sant Roc nació en Montpellier y murió en Voghera, Italia. Abandonó la casa de sus padres y fue de peregrinación a Roma pero, al declararse una epidemia de peste se dedicó a curar los enfermos. Acabó contagiado y tuvo que aislarse a las afueras de la ciudad. Un perro le llevaba pan que hurtaba de la tabla de su amo y un ángel le curaba las heridas. Su devoción y su culto se extendió por todo Europa y es el santo que tiene más capillas e iglesias dedicadas en todo el mundo.

Imágenes: Jordi Estevan.

En el año 1557 llegó a Gandia una epidemia de peste por lo cual, las autoridades se aclamaron a San Roque declarando festivo el 16 de agosto. Años después, le erigieron una ermita que se acabó de construir en 1587. Un año después, el duque Carlos de Borja y Castro manifestó el propósito de fundar en la ermita de San Roque un convento de franciscanos de la Reforma de san Pedro de Alcántara. Por eso, la presencia de San Francisco de Asís junto al titular de la iglesia y del convento.

LO MÁS LEÍDO

spot_img
spot_img

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

REPORTAJES Y ENTREVISTAS

REPORTAJES Y ENTREVISTAS