29.1 C
Gandia
/ 27 septiembre 2021

Francesc Colomer: “El turismo postcovid abrazará la vida”

Francesc Colomer: “El turismo postcovid abrazará la vida”

Entrevistamos a Francesc Colomer, secretario autonómico de Turisme, en el inicio de Fitur 2021. La Feria Internacional de Turismo más importante, trascendental y disruptiva de su historia.

Colomer y su equipo sumaron la legislatura pasada más de 300.000 kilómetros solo en la Comunitat Valenciana: “Llevamos mucha carretera y mucho territorio. Después del confinamiento puro y duro, hemos recuperado un cierto ritmo”.

¿Hasta qué punto la pandemia va a cambiar el turismo?

Es una pregunta crucial. Nos la hacemos todos constantemente durante estos meses. Yo pienso que el turismo conecta con los seres humanos, es un arte humanista, si me permitís la expresión. ¿Cómo será el mundo postcovid? Yo creo que el turismo postcovid abrazará la vida, ese es mi deseo. Y creo que habrá una eclosión de ganas de disfrutar, de viajar, donde el turismo, el ocio, el tiempo libre, la búsqueda de desconectar para reconectar con la realidad… O sea, este ejercicio de salud mental que es el turismo y viajar, creo que tiene un gran provenir. Creo que las personas necesitarán hacer turismo, viajar, cambiar de aires, desconectar para reconocerse. En ese sentido, lo veo una gran oportunidad.

Es posible que el mercado sea más exigente, que busque valores ligados a la tranquilidad, seguridad y confianza. Pero eso ya nos va bien a la Comunitat Valenciana y al modelo que buscamos. Un modelo de prestaciones, que compita en el terreno de una calidad avanzada. Para eso, nos tenemos que preparar y, quizás, conecta con públicos que van a ser más exigentes después de la covid-19. Pero ese listón ya nos va bien. Porque me reconozco en esa búsqueda de un modelo de una oferta que responda esas exigencias. Yo le veo futuro a la Comunitat.

Un destino resiliente

¿Y ha cambiado la estrategia turística de la Comunitat Valenciana?

Venimos de 2018, que yo lo califico como una aventura premonitoria, la Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad nos deja con una agenda y un relato que tiene mucho que ver con lo que necesitamos ahora, conocida la pandemia. La sostenibilidad, la transformación digital, el conocimiento transferido, modelos de gobernanza colectiva, el tema del producto, de la lucha contra el intrusismo…

Hemos reforzado, porque hemos sacado en el 2020, en plena pandemia, el Plan estratégico 20-25, un capítulo que es el de la seguridad y el de la famosa resiliencia, la gran palabra que Europa también nos lanza. Un destino resiliente es aquel que comprende el mundo, se adapta a la dificultad y hace de ella, virtud. Hemos apretado más por ahí, pero de alguna manera ya habíamos incubado los grandes vectores de desarrollo turístico que, ahora, todo el mundo reconoce como necesarios. Aunque tendremos que estar constantemente revisándolo todo, pero eso ya es el ADN del sector. El sector debe ser cualquier cosa menos dogmático, cerrado, inmovilista, conformista… De todo eso, nos tenemos que vacunar.

Toda ayuda es insuficiente… pero ayuda.

Para contextualizar la respuesta, quiero decir que todas las ayudas que articulen todas las administraciones, todas juntas, no van a paliar el daño causado ni las pérdidas ocasionadas. Aquí hay que ser humildes y reconocer que todos los esfuerzos no van a ser suficientes. Pero sí es verdad que nos tenemos que autoexigir que todo lo que podamos hacer, debemos hacerlo con eficiencia y gestionar al máximo el potencial de ayudas que tengamos. ¿Conocéis el Plan Resistir, el Plan Paréntesis, los ERTS? En fin, hay que abrir el angular y poner encima de la mesa todas las ayudas, porque todo junto ayuda a conocer de verdad la reacción de los Gobiernos, de toda la Administración.

Pero ¿esta casa que ha hecho? Hemos pagado ya, estos días se está realizando también, más del 50 % de las ayudas de los 18 millones de nuestro presupuesto para ayudas directas a alojamientos en todas sus expresiones, la intermediación que son las agencias de viajes y el mundo del producto. Decimos ayudas al sector profesional porque se incluye, por ejemplo, la música, los festivales, los de Mediterranew Musix que son 94; el Exquisit Mediterrani que es la hostelería turística; SICTED, Gandia es un gran destino SICTED; y Crea Turisme, que son centenares de empresas que tenemos trabajando el producto experiencial, cultural, de naturaleza, activo, etc. Esto llevamos más del 50 %, estos días se va a acabar de ejecutar. Y, después, el ocio nocturno, que es el que más ha sufrido porque ha tenido cierres totales durante muchos meses, no era competencia nuestra. Pero, por delegación, hemos asumido nosotros la gestión de esas ayudas, que hemos comenzado a pagarlas: 8 millones que nos transfirieron. Eso suma 26 millones.

Y, luego, el bono turístico. Este es una especie de ayuda muy importante para nosotros, porque son 12 millones más los 5/ 4,5 del final de 2020 que ya pusimos en marcha. 9.444 empresas han cargado su oferta, a través de agencias de viaje y alojamientos, en la plataforma que gestiona el bono. Eso, durante el 21, lo vamos a mantener y creo que es también una ayuda importante.

Sí al pasaporte sanitario

Corredores turísticos, certificado verde, pasaporte sanitario… todo sea por la seguridad.

Los corredores los hemos trabajado, hemos hecho los deberes, desde hace meses. Ahora la historia ya no se sitúa tanto en la metodología de los corredores, porque eso era la prueba diagnóstica, toda la trazabilidad, el patrón de consumo de movilidad, el Hospitality Team de un equipo que supervisara constantemente el estado del turista, motorizar todo el viaje desde que sale hasta que vuelve… Todo eso era metodología de los corredores. El Gobierno británico solo quería relacionarse con las islas, Baleares y Canarias. Nosotros hemos defendido constantemente, y lo seguimos haciendo, que el patrón de comportamiento del turista británico no tiene por qué desmerecer a una isla. Costa blanca y otros destinos nuestros se comportan igual y, además, con unos datos epidemiológicos mejores que las islas. Esta es nuestra defensa constante.

Ahora ya la historia también gira hacia el certificado verde, el pasaporte sanitario, que lo tiene que articular Europa. Así, para el que esté vacunado o haya pasado la enfermedad o presente pruebas diagnósticas de PCR recientes tenga esa acreditación para viajar. Nosotros siempre hemos pensado que el problema no es el destino turístico, que son espacios seguros. Uno está más seguro en un hotel que ha sido fiscalizado y chequeado, que no en su casa y en su barrio con sus rutinas cotidianas. El problema no es viajar, es viajar sin saber que estás enfermo y el comportamiento. El problema no es el lugar, somos nosotros. Ese enfoque es el que nos ha interesado siempre. Por tanto, claro que sí a los corredores, a los certificados y a los pasaportes.

En el mundo postcovid, también nos viene bien ensayar para si vuelve a ocurrir algo parecido, no parar la vida, no parar el mundo, no parar maquinas. Porque también hay una epidemia dolorosísima, que es la miseria y el cierre de empleos y empresas.

¿Qué debe cumplir un municipio para ser ‘Turístico’?

El Municipio Turístico es una reconceptualización, unos nuevos valores para medir la declaración de Municipio Turístico. Estos tienen que ir ligados a la objetividad para que cualquier municipio que cumpla esos parámetros pueda acceder a la distinción.

Ahora, la Federación de Municipios y Provincias está revisando algunos conceptos, que es la encargada de establecer los parámetros. Los criterios se basan en que el municipio tenga un plan estratégico; que tenga órganos de gobernanza con el sector, que no sea una cosa del Ayuntamiento solo, sino que cuente con todo el ecosistema del pueblo; también que haya un modelo de transformación digital, de inteligencia turística, porque es ese el futuro; que haya una estrategia de sostenibilidad, de accesibilidad, de hospitalidad; una estrategia de capital humano, de formación y recursos humanos en materia turística; que haya compromiso en la lucha contra el intrusismo y suscripción del código ético de turismo. O sea, hemos definido unos elementos cualitativos y proactivos, no nos vale cualquier modelo, es esto que acabo de decir y este compromiso. Eso se tiene que valorar a la hora de decidir qué es un Municipio Turístico.

Tenemos un par de años de adaptación. Significará también un fondo de cooperación financiera para esos municipios, ya que todo esto tiene un coste. Esto es importante, pero lo más importante son tus compromisos, ya que al hacerlos vas a ser más competitivo y te estarás transformando. Y luego la parte de financiación que va a depender de las Corts Valencianes y los presupuestos que se destinen a Turismo. Pero este distintivo te permitirá obtener esa financiación plus para los municipios que de verdad juegan al turismo, nodos de desarrollo turístico, como Gandia, Benidorm, Benicàssim…

Las Fallas 2021 serían un buen atractivo al final del verano…

Sería presuntuoso por mi parte pronosticar algo, seguimos con mucha atención las decisiones que se tomen, se harán en otro momento del año. Las Fallas son Patrimonio de la Humanidad, estaría bien para dinamizar, movilizar y no dar más tiempo a la nada. Cuando sea posible, sería magnifico volver a dinamizar la economía, porque las Fallas no son solo las Fallas, no es el ritual. Las Fallas son una máquina económica sin la cual no nos podemos permitir. Cuando sean, nosotros adaptaremos nuestra operativa de promoción, cuidando muchísimo los mensajes de unas Fallas que serán muy especiales en este 21 por las condiciones sanitarias.

Un Fitur diferente

¿Cómo será Fitur 2021?

El valor fundamental que trasladaremos es el de la seguridad. No va a ser un Fitur como otros años, olvidémonos del bullicio, del mercado persa, del hormiguero humano que se mueve en todas las direcciones… Nuestro estand viene preparado de una carga tecnológica y digital, no va a haber mostradores, no va a haber papel, va a haber otro tipo de lenguaje e interacción. Para nosotros, en la arquitectura del estand, estos años, ha sido muy importante el espacio de empresa. Ahí la buena noticia es que hay lista de espera, así que el tejido empresarial nuestro ha reaccionado. Nosotros en la búsqueda de ser útiles y eficientes, estará el máximo posible cubierto, las agendas de negociación y, a la hora de presentar, el valor es la seguridad y los atributos y valores de nuestra mejor versión. Habrá también en clave de sostenibilidad, una propuesta potente.

Los nómadas digitales tienen como hogar el turismo.

Los nómadas digitales y el turismo es una relación incipiente, nueva. El turista es una microvida no laboral de una calidad distinta. Entonces, el nómada digital son usos y costumbres, un mundo que se está abriendo. Ahí lo importante es saber que nuestro espacio vital, nuestro destino, que ha sido reconocido por la capacidad de seducir turistas; ahora pueda hacerlo por la calidad de vida, por un estilo de vida. Ese es el punto de encuentro de nuestra oferta territorial, de nuestros valores, con los nómadas digitales, el teletrabajo y la repoblación. Es un segmento interesantísimo y nuevo para nosotros. Ahí, hay líneas de trabajo interesantes de futuro.

Un turismo transparente

El turismo será inteligente y sostenible o no será…

La sostenibilidad y la inteligencia, que es el uso de la tecnología clave e innovación para cualificar la propuesta turística, tanto la gestión de la oferta como de la demanda. O sea, la inteligencia turística, que son instrumentos concretos: el big data, business intelligence, machine learning… Que, por cierto, estamos nosotros examinando ya no solo la inteligencia y la tecnología al servicio del turismo, sino la repercusión ética y la fiscalización ética de estas herramientas tecnológicas. La tecnología no puede ser invasiva, la gestión de los datos de la gente tiene que tener límites éticos. En eso estamos. El otro día, hicimos una jornada de examen ético de la inteligencia artificial aplicada al turismo. Nosotros tenemos que arrancar este nuevo modelo con los correctivos éticos de fábrica, en términos coloquiales.

La sostenibilidad y la tecnología de la inteligencia han de crecer de la mano. La huella de carbono, conseguir un destino neutro en carbono es la gran aportación a la sostenibilidad, descarbonizar la economía, liberarnos de la dependencia patológica del petróleo… El turismo debe situarse a la vanguardia de esa transformación. Ahí, a la parte que nos toca del transporte, la aviación debe hacer un gran esfuerzo por remodelar su manera de contaminar. Pero, bueno, los destinos neutros en carbono serán aquellos que hayan sabido medirlo y aplicar tecnologías sustitutivas. Pero la sensorización de un destino turístico, para que tú como turista desde un móvil sepas “mira yo escojo València porque me ofrece una experiencia turística que tiene un coste en contaminación cero, porque la hotelería, la restauración, cuando visite museos sé que han hecho un esfuerzo de reciclaje…”.

Aspiramos a un mundo que sea transparente, objetivo, online, que en vivo y en directo el turista sepa lo que está contaminando, lo que los servicios que contrata están contaminando. Eso es el futuro. Por eso será inteligente, porque tendremos datos y tecnología que nos los descifrarán, esa es la inteligencia al servicio de una causa, la descarbonización, el no estropear el planeta. Entonces, la inteligencia y la sostenibilidad es que ya no pueden ir separadas. O sea, con la inteligencia mediremos la contaminación y tomaremos decisiones para descontaminar y castigaremos, en la mentalidad del turista que no irá a donde no han cumplido los deberes. En esa liga tendremos que jugar, eso es un reto. ¿Cómo será el mundo postcovid? Más exigente. La gracia es que puede ser un gran proceso de democratización si somos capaces de utilizar bien la tecnología.

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

ARTÍCULOS RELACIONADOS