2019 fue un año electoral a todos los niveles. 2020 ha arrancado con nuevo Gobierno de España, fundamental para Gandia y sus ciudadanos. La ansiada bajada de impuestos depende de un nuevo Plan de Ajuste y de la mirada de María Jesús Montero, que además de repetir como ministra de Hacienda suma la Portavocía del Ejecutivo de Pedro Sánchez. Diana Morant se sentó con ella el pasado mes de mayo. El trabajo está muy avanzado.

Entrevistamos a Diana Morant al compás de la sesión de investidura que da a luz al primer gobierno de coalición de la Constitución de 1978: “Me alegro de que haya un nuevo Gobierno socialista encabezado por Pedro Sánchez, pero espero mucha responsabilidad. Es muy fácil criticar sin proponer nada. Ha habido un mandato ciudadano con dos elecciones que han dicho que querían un gobierno liderado por el PSOE pero que el parlamento era plural y espero que los políticos en Madrid sepan hacer esa lectura; dejar gobernar al que ha ganado las elecciones y aportar responsabilidad para la gobernabilidad”.

De 2019 a 2020.

2019 cerró una legislatura y abrió una nueva. Terminamos una legislatura complicadísima, que supuso un cambio de época para Gandia, tanto en las maneras de hacer política como en las políticas. Una legislatura en el que se pidió un esfuerzo a la ciudadanía.

Los parámetros socio-económicos de la ciudad son ahora mejores que en 2015 con 74 millones de euros de deuda menos, los proveedores cobran a 13 días, el paro se ha reducido alrededor de un 30% y hemos tenido capacidad de empezar muchos proyectos que se van a ver en esta legislatura y concretamente en 2020.

En 2019 hemos adjudicado 73 viviendas públicas en régimen de alquiler o alquiler con opción a compra, hemos tirado el hospital y en unas semanas comenzará a construirse el nuevo centro socio-sanitario, hemos hecho todos los trámites para que el Palacio de Justicia también empiece a construirse en 2020, hemos incluido 13 centros educativos en el Pla Edificat…

Hemos dado normalidad económica a la ciudad, hemos recuperado la seguridad y la confianza, la inversión privada y hemos empezado una legislatura revolucionaria porque va a cubrir los muchos deseos de los ciudadanos que estaban pendientes.

Y con Gandia en la Federación Española de Municipios y Provincias.

Es la primera vez que Gandia está representada en el Consejo Territorial de la FEMP, el máximo órgano de representatividad municipal. Que nuestro municipio esté representado con voz y voto significa que vamos a poder influir en las decisiones que se toman desde la FEMP. A la primera reunión a la que asistí, en diciembre, se trataron temas importantes como las ciudades con situación económica crítica, donde todavía está Gandia, porque necesitamos una mirada delicada por parte del Gobierno y del Ministerio de Hacienda. Los municipios hemos hecho un gran esfuerzo y reclamamos un mejor sistema de financiación, con un mayor porcentaje de reparto de la recaudación de impuestos y un sistema de cumplimiento más equilibrado. 

Gandia ya tiene Plan de Turismo.

Disfruté mucho la legislatura pasada como responsable de Turismo y viendo nacer el gran proyecto de la legislatura pasada, el Plan Estratégico de Turismo Inteligente. Gandia ya está dentro del elenco de las ciudades que saben lo que quieren ser de mayores y que quieren crecer de forma inteligente, sostenible; no improvisada.

En Fitur 2019 presentamos una batería de proyectos públicos y privados que suponen una mejora del principal recurso turístico que tenemos en la ciudad, que es la playa. Gandia está creciendo como destino turístico y está creciendo bien. Los datos de ocupación cada vez son mejores y también los de desestacionalización.

De Turismo a Smart City.

Queremos aprovechar el talento de la ciudadanía, de las empresas, y dotar de más talento a los espacios que no lo tengan. Innovación es hacer las cosas de manera novedosa pero con éxito. Y no queremos queremos que se quede de puertas para adentro del Ayuntamiento, tiene que alimentar a los empresarios, centro histórico urbano, a los polígonos, y la ciudadanía, porque no habrá ciudad inteligente si los ciudadanos no pueden seguir la digitalización. Gandia será más eficiente y eficaz, no solo en términos económicos reduciendo costes, también sociales teniendo presente los objetivos 2030 de las Naciones Unidas. 

Ya no se habla de Transporte, sino de Movilidad.

La movilidad es una línea clave por la que se puede cambiar el modelo de una ciudad. Gandia aspira a ser una ciudad más amable, que contamine menos. Vamos a favorecer todos los tipos de movilidad alternativos y sostenibles.  Queremos que la comarca de la Safor y Gandia tenga un plan de movilidad comarcal que satisfaga a todos los municipios y atienda a los ciudadanos. El Ayuntamiento está exigiendo a Saforbici que cumpla el contrato y si no lo hace se rescindirá la autorización de ocupación demanial. Se han comprometido a mejorar el servicio y estamos a la espera. En cuanto a la tarjeta residente tenemos una ordenanza que está en vías de ser aprobada, pero la normativa cambia cada día a nivel supramunicipal y nosotros tenemos que aplicarla. 

Aspiramos a ganar espacios peatonalizados de la ciudad. Al centro histórico le queda una pequeña parte por resolver que es el entorno del Ayuntamiento y el Palau. Lo haremos no desde la perspectiva de fastidiar a nadie, sino justo lo contrario, de seguir creciendo en espacios amables para la ciudadanía que se llenan de vida y de actividad económica. Hay otros barrios, como el Raval, donde se ganarán también espacios públicos. También en la playa, el Grau que solo tiene una calle peatonal, Beniopa y Benipexcar. Vamos a trabajar en los núcleos antiguos para que sean más peatonales. 

Tener un nuevo Plan de Ajuste será clave para que Gandia respire.

El Plan de Ajuste era una línea de trabajo más técnica que política. Nosotros aspiramos a que con un nuevo Gobierno, nuevos Presupuestos, y cambios normativos y legislativos los nuevos planes de ajuste nos permitan bajar los impuestos. Hasta ahora solo hemos podido reducir las subidas. En los últimos 3 años habría subido el catastro un 10% si no hubiese sido por el gobierno municipal. 

Benirredrá sigue repudiando el trinquet.

Es un tema muy desagradable para el Gobierno de Gandia. Cuando Torró con su mayoría absoluta del PP tomó la decisión de hacer ahí el trinquet nosotros ya vimos que no era el mejor lugar y que no se podía incumplir la ley. Pero ahora el trinquet está ya levantado, y como gobierno de Gandia nos toca defender que no se derribe una infraestructura que ha costado mucho dinero. Vamos a intentar arreglar el tema jurídico y legal para que el edificio quede regularizado. Si hay que compensar económicamente a los vecinos de Benirredrá o a la empresa constructora porque se reconoce que han sido perjudicados se hará. 

Los Reyes Magos volvieron a llegar al centro de Gandia en Cercanías.

No queremos retroceder en el sistema ferroviario de Gandia. Vamos a seguir defendiendo que Gandia tiene que tener la estación en el centro cueste lo que cueste. Y vamos a seguir defendiendo que es rentable la línea Gandia – Denia. La rentabilidad tiene que medirse en términos económicos y sociales, y socialmente necesitamos esa conexión con el sur.

La Universitat de Valencia quiere crecer en Gandia, y viceversa.

Con la Universidad de Valencia habrá muchas novedades que se van a saber muy pronto. De momento esas novedades tendrán lugar en el Edificio Tosal, donde está la UV, que va a crecer en Gandia. Nuestra idea es que tenga un edificio en condiciones como el de Correos pero dando un salto en la oferta formativa.

Gandia, ciudad del deporte.

Vamos a trabajar a dos velocidades. Por una parte, con recursos propios el Ayuntamiento va a destinar entre 2 y 3 millones de euros anuales en 2020, 2021 y 2022 para rehabilitar las infraestructuras que ya existen. Y por otra, haremos un plan de infraestructuras nuevas.


Deja un comentario