19.7 C
Gandia
22 mayo 2024
InicioNoticiasEntrevistasAlícia Izquierdo: "La gente valora que Més Gandia haya unido a los...

Alícia Izquierdo: «La gente valora que Més Gandia haya unido a los partidos de izquierdas»

- Publicidad -

«Estamos haciendo una campaña muy de calle. Aún quedan muchos días por delante pero tenemos presencia en todos los barrio y actos importantes hasta el final de la campaña». Asegura Alícia Izquierdo, candidata de Més Gandia a la alcaldía de la capital de la Safor, que confía en una tercera edición del Pacto del Serpis sin «líneas rojas» para con su socio de gobierno (PSPV-PSOE).

¿Qué feedback están recibiendo?

La gente nos ha dicho que somos el partido que más y mejor está manejando la comunicación en redes sociales. Es verdad que también por la frescura que tenemos en Més Gandia y por los integrantes, nuestro público objetivo está en las redes, porque la gente también suele ser más joven y es el medio que hemos elegido además de los más tradicionales.

Ya hace tiempo que estamos lanzando una campaña muy potente a nivel de redes y lo estamos notando. Es muy práctico, lo hemos notado en aumento de seguidores, de like, en menciones… Ha sido como un “boom”.

Y a partir de hacer públicos los carteles electorales, hemos recibido una respuesta muy agradable por parte de la gente. Nuestros carteles son muy diferentes al resto de partidos políticos y a la tradición más habitual de la cartelería. Eso de no hacer una foto frontal, hemos arriesgado y creo que hemos acertado porque la gente nos dice que es muy bonito, igual que el de la foto en grupo, con los siete primeros de la lista y haciendo un selfie. 

La verdad que tuvimos un inicio de campaña muy bueno, con 250 personas en la cena. Veníamos de la presentación de candidatura que fue muy bueno porque hicimos un formato presentado por dos artistas que hacen de travestis, muy colorido y muy divertido.

Sus actos de campaña están siendo disruptivos.

Hemos innovado un poco en el tema de los actos. El sábado hicimos el primer sectorial, que desde Més Gandia lo hemos hecho a modo de feria. Intentamos cambiar esos actos donde la persona candidata habla y los demás escuchan. A mí me da la sensación de que con esos actos vas a convencer a los convencidos, que hay gente que va a verte porque es del partido. Pensamos en un acto para que la gente se vaya acercando y conozca las propuestas. 

Se trata de un espacio donde pasa mucha gente con una ludoteca, un cuentacuentos, merienda y un espacio de microcharlas. En cuestión de dos horas se tratan temas específicos con expertos en el sector. Y todo esto en un formato en el que la gente no se cansa, porque las charlas duran 20 minutos y te puedes quedar a las que quieras. 

El de medioambiente comenzará con una “bicicletada”. Cerca de 50 personas se han apuntado para venir y también estará presente el candidato de Els Verds al Ayuntamiento de Valencia, que ha sido el gran regidor de la revolución de la movilidad en València y ha recibido muchos premios de capital verde europea. Cuando lleguemos al Parque de País Valencià el formato será el mismo, como la pequeña feria. 

No son actos tan agresivos en cuanto a comunicación política, la gente no se siente tan “presionada” de pensar que se va a sentar a ver un mitin de determinado partido político. 

Las reacciones que estamos recibiendo son muy buenas y el mensaje que nos está haciendo llegar la gente es el hecho de que los partidos referentes de la política de izquierdas se hayan unido, la gente lo valora mucho, hay gente que es política pero no partidista, y agradecen la capacidad de consenso. Hemos tenido muy buena conexión con candidatos de otros partidos que no conocíamos pero que nos hemos aliado. Integramos a Fina, de Podemos, es una persona con mucha personalidad, trabajadora y nos hemos integrado muy bien. Pero también Miguel Rodilla, con un carácter muy tranquilo y conciliador. Estamos intentando hacer mucha unión, mucha familia.

Yo nunca he sido muy diva en el tema de la política, y no tengo la sensación de que nadie me hace sombra o en tema de protagonismo, nunca he sido así. Creo que eso se transmite al equipo y a mi me encanta que me acompañen, que hablen mis compañeros, cedo la palabra. Es más coral, y por eso también el cartel grupal, porque queremos mostrar esa sensación de unión. 

¿En qué ha cambiado Gandia gracias al Pacto del Serpis?

En muchas cosas. A veces algunas no son tan perceptibles a nivel de ciudadanía, pero si no se hubiesen cambiado ahora no se podrían mantener ciertas cosas. Por ejemplo, somos un gobierno de fiar desde el punto de vista económico, y eso las empresas, los trabajadores y los autónomos de Gandia lo saben. La persona que trabaja para el Ayuntamiento cobra, y antes no lo hacían.

Como anécdota cuento que, cuando yo entré de regidora, las gasolineras no querían llenarnos los depósitos de los coches de policía porque la deuda era inmensa y no se pagaba. Y una persona que trabajaba para el ayuntamiento el período medio de pago era de 400 días. Tú trabajabas y cobrabas después de más de un año. Ahora está a 15 días. Cuando ibas por Gandia a contratar a algún profesional y nadie quería trabajar para el ayuntamiento, nos habíamos convertido en el moroso número uno de la ciudad.

Para nosotros una cosa muy importante ha sido la desaparición de espectáculos y actos en el que los animales estaban presentes, como corridas de toros, porque somos un partido ecologista y animalista. El primer decreto que hice fue firmar que no se hiciesen corridas de toros ese verano.

Gandia es más verde, en los últimos años habremos plantado 8.000 árboles más. Se han aumentado las zonas verdes, hemos sido premiados por el proyecto de educación ambiental de todo el estado español. Hemos implantado unos principios de educación y pedagogía sobre la problemática de la emergencia climática y somos una ciudad más sostenible, más verde…

A nivel de infraestructuras educativas Gandia ha cambiado mucho. Estos años Gandia ha tenido al gobierno del Botànic en la Generalitat y la llegada de 22 millones de euros para mejorar 12 centros educativos de Gandia ha sido muy evidente. 

Hemos sabido mantener la fuerza del tejido comercial de proximidad porque en una época en la que internet se estaban instaurando en las ciudades, en Gandia hemos sabido mantenerlo con grandes ayudas. Todo esto con una pandemia y la guerra entre Rusia y Ucrania.

Como los deberes en materia económica los hicimos muy bien y pasamos de -43 millones de remanente a +23 millones de euros, hemos ahorrado dinero. Hemos pagado, hemos ahorrado y hemos hecho muchas cosas, por lo que pudimos movilizar 15 millones de euros en momento de emergencia social. La cantidad de dinero que hemos movilizado para garantizar el bienestar de las personas y las empresas se ha podido hacer gracias a esa bolsa de dinero, a ese remanente que teníamos guardado.

Creo que no hay una política de grandes titulares ni grandes proyectos, hemos ido al día a día, priorizando ese tipo de política junto con el problema de las personas. Pero quedan cosas por hacer porque ahora viene los Next Generation y tenemos encima de la mesa del ayuntamiento superproyectos como es la infraestructura del anillo verde del barranco de Beniopa, como es el tema de los ARRUS, los Planes de Sostenibilidad Turística… La ciudad ha aumentado mucho sus espacios.

Lo que ha imperado en este gobierno es que ha sido un gobierno de fiar y de “trellat” con capacidad de gestión. El dinero se ha puesto donde tocaba, hemos tenido que sacrificar proyectos que a uno le hace ilusión como político por las cosas que eran importantes. Creo que ese sentimiento sí que está.

¿Por qué el PSOE debería seguir eligiendo Més Gandia para formar gobierno?

El PSOE en su día ya eligió un ‘Projecte Gandia’ y no Més Gandia, con Fernando Mut (Plataforma), y ya vimos lo que pasó, que tuvimos después un gobierno del Partido Popular por mayoría absoluta. Cuando uno gira hacia la derecha, todo va hacia la derecha y las políticas de derechas, bajo nuestro punto de vista, no garantizan el estado de bienestar, a las personas más vulnerables, la equidad… Al final gobiernan para las élites y no tienen en cuenta todos esos principios. Eso ya pasó en Gandia.

Yo creo y sé que en el PSOE no gobiernan las personas que gobernaban en aquel momento, las personas han cambiado. Creo que aprendieron la lección y quiero pensar que por la sintonía que tenemos, su opción somos nosotros. Más que nada porque también se conoce la trayectoria de las personas que componen la otra candidatura y creo que ven en nosotros gente trabajadora, de fiar… 

Yo soy una persona muy clara, no me vendo, mis principios son mis principios, y eso también se valora. 

¿Cuáles serían las líneas rojas por las que no se podría reeditar un nuevo Pacto del Serpis?

Para empezar, que se contara con partidos de derechas. Nosotros nunca gobernaríamos con esa ideología. 

En un principio nosotros somos muy de pactar proyectos antes de firmar un pacto de gobierno. Lo hicimos en 2015 y en 2019. 

El PSOE ha dicho que mientras ellos gobiernen no se aplicará la tasa turística.

Pues el día 29 nos sentaremos a hablar en una mesa. Yo con un socio de gobierno nunca voy a poner líneas rojas. Todo se hablará. Se iba a hacer un hotel en la Colonia Ducal y no se ha hecho, se iba a hacer una ampliación del puerto y no se ha hecho… Gobernar en equipo nunca es un win-win, hay que hablar. Pero yo al PSOE no le pongo ninguna línea roja, hemos sido unos buenos socios de gobierno y creo que podemos llegar a consensos. Sobre temas específicos o muy puntuales los hablaremos. 

¿Cuál es su modelo de tasa turística?

La que marca la ley. El parlamento valenciano ha aprobado la tasa turística, el PSOE ha votado a favor, Podemos y Compromís también. Hay un apartado que dice que el municipio que desee lo podrá aplicar y el que no, no. Y el PSOE de Gandia no la quiere aplicar, pero su propio partido la ha aprobado.

Pero es que hay municipios en los que gobierna PSOE o PP y tienen la tasa turística porque han visto una ventaja para su municipio porque el conjunto turístico que aterriza en un momento determinado del año genera un gasto y un deterioro de las cosas, no porque vengan a hacer daño, sino porque es normal. Si por un azulejo pasan 1.000 personas, no es lo mismo que si pasa 1 millón de personas, se desgasta más. 

Estamos hablando de un euro por día en un hotel de cuatro estrellas, que si vas bajando de categoría, por ejemplo en un camping pueden ser 0,50 €. Si pasas de 7 días ya no se paga, los menores de 12 años no pagan. Eso es lo que dice la ley, y estamos hablando de que una pareja en el hotel Bayren un fin de semana paga 4 €. Encima los ciudadanos no lo pagan, solo lo pagan los turistas, son solo beneficios. 

En el cálculo que nosotros hicimos sacando el número de la media de pernoctaciones del verano pasado, no de todo el año, solo del verano, de junio a septiembre en los hoteles, y estamos hablando de 2 millones de euros. Además es una tasa finalista, la ley dice que se tiene que destinar a mejorar los servicios básicos, a inversiones en infraestructuras verdes y limpieza. No se puede gastar en hacer conciertos u otras cosas que no tengan que ver en la mejora de los servicios.

Creo que la clase política ha generado un debate que cuando bajas a la ciudadanía, la gente lo ve bien. Habrá gente que no, pero el 85 % ve bien que un turista pague un euro al día para mejorar los servicios. 

Esta tasa ya se ha implementado en muchos sitios y no ha hecho bajar el número de turistas. La ciudadanía está pagando unos impuestos de basura y limpieza en los que ya se incluye el aumento del gasto cuando vienen más turistas. Pues lo pueden pagar ellos.

¿Qué programa tiene Més Gandia para los próximos 4 años?

Hemos hecho el programa en cuatro grandes bloques: Una Gandia más verde, con medio ambiente; Una Gandia más cultural, con los principios de esa ciudad que educa en toda su base de políticas educativas, culturales; Una Gandia más social, con un modelo de ciudad para las personas con infancia, juventud, gente mayor, salud; Una Gandia más coopetitiva, con un modelo económico avanzado, el concepto coopetir hace la referencia de que el capitalismo nos ha enseñado que hay que generar competencia directa con los otros para ganar, pero la realidad nos ha hecho ver que la cooperación ha ayudado mucho, pensamos que la ciudad cuando ha demostrado que cuando todos nos unimos y competimos juntos, somos mucho más fuertes.

Son alrededor de 170 propuestas que giran entorno a estos ejes y estas semanas, cada dos o tres días, lanzamos 5 o 6 propuestas de cada bloque.

No se han querido subir, al menos en la primera ‘estación’, al tranvía Gandia-Denia.

No, el tranvía no nos ha convencido mucho porque nos parece que es para que nos callemos para no reclamar el tren y el tren es lo que realmente le hace falta al territorio valenciano, hace falta esa conexión del mediterráneo. No se trata de que yo pueda ir a Denia a hacerme un café, hablamos de la conexión territorial de todo el arco mediterráneo. Nosotros tenemos que aspirar a la interconexión estructural de todo el arco mediterráneo. 

A mí el tranvía no me parece mal, el problema es que sabemos que si hacen el tranvía no van a hacer el tren, y eso es lo que nosotros no queremos. Claro que hay muchos pueblos pequeños que dicen que el tranvía pasará por ellos, pero no se trata de ir a hacerse un café, sino que hay gente de Gandia que no opta por irse a Alicante a estudiar porque no hay conexión. 

El tema del tren es cuestión de dinero y de voluntad. 

Qué propone Més Gandia a los jóvenes de Gandia para que puedan emanciparse en Gandia.

Nosotros en eso somos bastante intervencionistas porque al final es un mercado que no se regula ni se autorregula. En las grandes ciudades es un tema que ya hace años que estaba tratándose pero no había llegado todavía a las medianas ciudades. Hace tres años en Gandia podías alquilarte un piso por 400 euros, ese producto ya no existe en Gandia. El precio del alquiler ha subido, no hay stock y se ha convertido en un problema. Al no haber mercado, los precios se han disparado y llega el momento que hay que intervenir.

¿Cómo se interviene? Pues tampoco se trata de decirle a nadie a cuánto tiene que alquilar su piso, pero si aumentas el parque de vivienda pública de alquiler a un precio más barato, obligatoriamente regulas el precio. Porque si yo te estoy alquilando un piso genial por 400 € y tú con las mismas características por 700 €, no vas a alquilarlo, tendrás que regularte. 

En estos 8 años Gandia ha hecho una política de vivienda muy buena, no somos de los peores municipios de gestión de vivienda pública, pero es verdad que se ha destinado mucha vivienda a cuestión de servicios sociales, que eso también es necesario. Pero había que dar ese paso, y justo la semana pasada recibimos la buena noticia de que se adjudicaban las obras para la construcción de 72 viviendas públicas de protección oficial en Santa Anna. Pero es verdad que la gente está empezando a abandonar sus casas muy mayores. 

Hay también mucha vivienda vacía, planteamos también esa oficina de mediación entre propietarios y personas que quieren alquilar pisos para que el Ayuntamiento se convierta en una entidad que garantice la seguridad del alquiler. Eso existí en Gandia pero dejó de existir. 

Mucha gente tiene miedo de alquilar un piso porque no conocen a las personas y tienen miedo de que se lo destrocen o que no le paguen, entonces el ayuntamiento trabaja como entidad que pone en contacto a personas que pasan un filtro y si hay un problema el ayuntamiento asegura que sus medios jurídicos estarán detrás para hacer frente a lo sucedido. Pensamos que esta medida puede hacer que muchas personas que tienen pisos parados los ponga en alquiler. 

La Zona de Bajas Emisiones ha llegado.

Ya está ahí, nos han dado la subvención que pedimos. Estábamos tramitando un gran proyecto y nos lo acaban de dar, con alrededor de 4 millones de euros.

Estamos muy contentos porque ha habido un gran Next Generation para la implantación de la zona de bajas emisiones en Gandia.

Del proyecto que hemos presentado se va a hacer:

La apertura del centro de la ciudad para las personas, y se va a implantar el sistema de control de matrículas a través de cámaras sin elementos de mobiliario urbano. Directamente el control de cámaras, que rebajará mucho el tránsito.

Una parte del dinero es la habilitación de campas disuasorias, zonas seguras habilitadas alrededor del centro de la ciudad para aparcar. 

Hay otra parte para al digitalización de las zonas de aparcamiento, para saber en tiempo real si hay una zona vacía o no. 

Y también el tema de aparcabicis seguros, que son como unos iglús grandes para aparcar la bici sin necesidad de estar en la calle.

Las restricciones para acceder al centro son las etiquetas que marca la ley, va por antigüedad, por cilindrada de motor y tipología. Gandia no va a inventar nada que Europa no te obliga a aplicar. Sí, se va a restringir el acceso al centro porque Europa así lo manda en los términos que ellos dicen. 

Después, lógicamente, vecinos, repartidores, vehículos de emergencia van a entrar sin restricciones. O también el acceso al parking, con la detección de matrícula tienes ciertos minutos desde que cruzas el semáforo y si entras en un parking no tienes multa. 

- Publicidad -

Escribe tu comentario

- Publicidad -

Conselleria y Gandia avanzan en infraestructuras: el enlace con la AP-7 más cerca

La consejera de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio, Salomé Pradas, ha visitado Gandia para mantener una reunión de trabajo con el alcalde, José Manuel Prieto,...

Inicia en Gandia la campaña ‘Alerta Tortuga’

Un año más, el departamento de Medio Ambiente, Sostenibilidad y Emergencia Climática de Gandia se suma a la campaña 'Alerta Tortuga' que la ONG...

Gandia Recoge Opiniones para el Futuro del Barranco de Beniopa

El Ayuntamiento de Gandia ha lanzado una encuesta online para que la ciudadanía exprese sus expectativas sobre el futuro del Barranco de Beniopa, como...

«Amb molt d’Orgull»: la semana del Orgullo en Gandia repleta de actividades

Gandia celebra la semana del Orgullo. Bajo el lema «Amb molt d'Orgull», se ha diseñado una amplia gama de actividades culturales, políticas, festivas y...
- Publicidad -

De la duda a la fascinación: Javier Botía promete una «experiencia única» en Fomento AIC

Fomento AIC acogerá este viernes 17 de mayo, a las 22:30 horas, el espectáculo del mentalista Javier Botía. Humor, fenómenos paranormales y una experiencia...

Aurora Merino, una gandiense que desafía al cáncer y a las olas en el Reto Pelayo Vida 2024

El Reto Pelayo Vida vuelve a contar con una gandiense entre sus candidatas a participar en la expedición de 2024. Aurora Merino lo tuvo...
-Publicidad -