11.1 C
Gandia
/ 19 abril 2021

Una Navidad online sin sorpresas desagradables

Una Navidad online sin sorpresas desagradables

La Navidad es una época en la que estamos más dispuestos a bajar la guardia y eso puede tener consecuencias a posteriori. No, no estoy hablando del coronavirus ni de la forma en que vamos a celebrar estas fiestas con la familia. No quiero hablar de número de comensales ni de horarios.

Quiero hablar de los riesgos que asumimos relajando la natural prudencia que tendríamos que tener a la hora de comprar online, enviar felicitaciones de navidad de forma electrónica y cualquier otra actividad que suponga que manejemos datos personales.

Estas son fechas de mucho tráfico de mensajes, de compras online de forma casi compulsiva y de relajo de algunas aptitudes que pueden causarnos un problema importante. Vamos a repasar algunas situaciones que pueden poner en riesgo nuestra información personal.

Compras online

  • Parece obvio, pero hay que recordar que debemos asegurarnos de que la tienda online donde vamos a comprar, sea lo que dice que es. Podemos caer en el error de confundir algunos nombres de dominio que tengan mucha semejanza con otros conocidos y entrar en webs no oficiales. Podemos por ejemplo entrar en www.amazon.ws en vez de www.amazon.es sin fijarnos en el indicativo del dominio y estar en una web que tenga toda la apariencia de la oficial y no serlo.
  • Debemos revisar que la dirección que aparece en el enlace, muestra el prefijo https:// o un gráfico de un candado, lo cual nos garantiza que tiene un certificado SSL instalado y que nos ofrece garantías de que nuestros datos van a viajar encriptados desde nuestro ordenador al servidor.
  • Algo que también sirve para las compras físicas, sospechar de las ofertas exageradas. Generalmente un descuento del 80% esconde algo más que un buen precio.
  • A la hora de hacer la compra online, hemos de revisar además, que la página web, da suficiente información que nos garantice el cumplimiento por parte de la empresa que está detrás de la normativa en materia de protección de datos (LOPDGDD/RGPD), la normativa a nivel de consumo de la comunidad donde está físicamente la empresa, información suficiente para poder gestionar las cookies que la web maneja, adecuada información sobre plazos de devoluciones, reintegros y garantías, etc.
  • Si recibimos un correo con una oferta, hemos de tener cuidado a la hora de hacer click en el enlace que nos ofrece. Hemos de revisar que el link sea el oficial de la tienda, en el mismo sentido que el primer punto de este listado.

Felicitando las fiestas

  • Si somos una empresa o profesional y vamos a felicitar las fiestas a nuestros clientes y contactos, hemos de asegurarnos que contamos con su consentimiento. La recogida de la información de los clientes para la prestación del servicio que tengan contratado con nosotros, no implica que podamos hacer un uso indiscriminado de esos datos.
  • Si tenemos permisos, asegurémonos de que la felicitación de llega de forma individual a cada contacto. La opción CC o CCO en el envío de correos, facilita que los contactos no vean las direcciones de correo del resto de destinatarios y por tanto cumplimos con lo previsto en la norma.
  • En el mismo sentido que en el punto primero de este listado, si tenemos previsto felicitar las fiestas a nuestros clientes, debemos informar durante la recogida de la información de que sus datos serán utilizados para ello o para felicitar días especiales, como cumpleaños, etc.
  • A nivel particular no existen limitaciones para el envío de felicitaciones, pero eso no obvia para que si usamos algún sistema automatizado para ello, tengamos cuidado en enviar los mensajes de forma individual.
  • Si accedemos a alguna aplicación web para generar mensajes o postales online, hemos de tener en cuenta las naturales recomendaciones en cuanto a la gestión de la privacidad de nuestros datos personales: dirección web segura con https, existencia de certificados, clara información sobre el uso que va a hacer la plataforma de nuestros datos o los de nuestros contactos, etc.
  • Es importante también evitar el envío de bulos o de informaciones equívocas, que puedan suponer un perjuicio a terceros. También hay que evitar el envío de conversaciones o capturas de pantalla de conversaciones personales a terceros no implicados, pues pueden suponer una comunicación indebida de información personal y eso es un delito. 

Como vemos, además de la actual prudencia necesaria en los tiempos del coronavirus, hemos de tener en cuenta que actitudes aparentemente inocuas como comprar regalos de navidad o cumpleaños o enviar un mensaje a nuestros clientes, pueden suponer un riesgo importante para la privacidad.

Así que, Feliz Navidad, pero con prudencia.

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

ARTÍCULOS RELACIONADOS