21 C
Gandia
/ 20 octubre 2021

La ciberseguridad también es importante en verano

La ciberseguridad también es importante en verano

La llegada del verano, suele ser sinónimo de vacaciones y relax. Pero hay un aspecto en el que no podemos bajar la guardia, ni siquiera de vacaciones, y es la seguridad de nuestra información.

Estemos en la playa o en la montaña, siempre es un buen momento para revisar la seguridad de los dispositivos móviles que nos acompañan y a través de los cuales compartimos una cantidad ingente de información, muchas veces sin saberlo siquiera nosotros.

Vamos a ver algunas medidas de seguridad y herramientas básicas, para poder proteger nuestros dispositivos y en consecuencia nuestros datos.

1.- Cuidado con las wifi públicas. 

La posibilidad de conexión a través de redes wifi públicas cada vez es más frecuente. Pues raro es el ayuntamiento que no cuenta con una wifi pública, o incluso paradas de autobús, restaurantes y otros establecimientos están ofreciendo este servicio. Hay que reconocer que es muy cómodo poder tener una conexión de calidad en casi cualquier sitio sin tener que gastar datos de nuestro móvil; pero este tipo de servicio también puede esconder riesgos ocultos. Una conexión de la que no tenemos información ni ningún tipo de control, en realidad puede estar monitorizando nuestras comunicaciones y recabar datos tan sensibles como contraseñas; números de cuenta, correos electrónicos, etc.

Por eso, una buena estrategia es que, en la medida de lo posible, no utilizar redes públicas o abiertas que encontremos en nuestro alrededor. Si por fallo de cobertura de nuestro proveedor 4G, debemos conectarnos a una de estas redes, el tráfico de información ha de ser minimizado y evitando en todo momento conectarnos a servicios sensibles, como bancos u organismos oficiales (AEAT, Seguridad Social, etc.).

2.- Desconectar las conexiones no necesarias.

Los sistemas de Bluetooth, GPS, que tan útiles son en muchos momento, pueden ser una fuente de riesgos cuando se utilizan en momentos en los que nos son necesarios. Por ejemplo, los sistemas GPS que nos pueden guiar a nuestro destino, pueden introducir información (metadatos, de los que hablaremos más adelante) adicional en las imágenes que compartimos en redes sociales o con nuestros contactos y pueden servir a posibles atacantes para determinar nuestra posición. El ataque a dispositivos Bluetooh, o Bluebugging, es más habitual de lo que pueda parecer; aunque está limitado al rango de alcance de este tipo de sistemas (10-15 metros). A través de este tipo de ataques, los dispositivos en riesgo reciben comandos AT que pueden llegar a suponer la toma del control total de nuestro teléfono o portátil.

3.- Activar servicios de localización del dispositivo.

Aunque pueda parecer incongruente con lo comentado anteriormente; el servicio de localización GPS del móvil puede ser un buen aliado en caso de perdida del mismo. Casi todos los dispositivos y marcas cuentan con sistemas de localización de nuestro teléfono. Incluso Google, dispone de este servicio de forma gratuita, que nos permite situar el móvil en un mapa y emitir una señal sonora para poder localizarlo más fácilmente si lo tenemos en las proximidades.

4.- Descargar aplicaciones solo de fuentes fiables.

Es posible que en nuestro lugar de vacaciones precisemos de algún tipo de aplicación concreta, para gestionar mejor nuestra estancia: bono de autobús digitalizado; aplicación de pago en zona azul. También puede ser posible que nos interese descargar alguna aplicación para compartir fotografías en redes sociales, filtros para mejorarlas, etc. En cualquiera de los casos, lo fundamental es no descargarlas de fuentes no originales y usar siempre la tienda online del sistema operativo que estemos usando para poder garantizar la fiabilidad y la seguridad de que la aplicación que descargamos es realmente la que dice ser.

5.- Ojo con los metadatos.

Aunque hacíamos mención en un punto anterior, vamos hablar un poco más extensamente de los metadatos. Los metadatos son básicamente una serie de información adicional que se añade a algunos datos (datos sobre datos) y que proporcionan información extendida a quién es capaz de leerlos. Un ejemplo típico son los metadatos que se introducen en las fotografías que tomamos con nuestros móviles o cámaras digitales. El fichero jpg resultante de tomar una fotografía no solamente incluye los datos de la imagen como tal; sino que también puede incluir información sobre las coordenadas geográficas donde se ha tomado la imagen, la hora, día, formato del disparo, etc. Con lo cual, una imagen en nuestro hogar, donde a priori no se puede determinar la ubicación, a través de los metadatos puede llegar a revelar donde vivimos.

Algunas medidas de seguridad

Antes de salir de viaje, además de preparar la maleta de ropa, también hemos de preparar la maleta de seguridad para que nuestras vacaciones no supongan un riesgo para nosotros y nuestro entorno. No está de más revisar nuestros dispositivo y comprobar que tenemos todas las aplicaciones que necesitaremos durante el viaje, para minimizar la descarga fuera de nuestra conexión habitual.

También es una buena idea utilizar una VPN en nuestros dispositivos que nos garantice, en el caso de utilizar una conexión no confiable, por lo menos añadimos una capa extra de seguridad con una comunicación encriptada. ProtonVPN es una opción gratuita y multidispositivo que nos permitirá conectarnos tanto a través de móvil como de nuestro ordenador de forma totalmente anónima y segura.

Actualizar las aplicaciones, para tener siempre la ultima versión disponible, es una buen práctica. Pero todavía lo es más si vamos a estar fuera de nuestro entorno habitual. Es importante sobretodo, revisar y actualizar la aplicación antivirus que seguramente vendrá con nuestro dispositivo móvil u ordenador. Si no es así, es el mejor momento para instalar alguna de las muchas que existen en el mercado.

A pesar de todas estas acciones, es fundamental que la seguridad sea algo habitual en nuestro día a día. Para ello no está de más tener siempre en nuestro móvil instalada la aplicación CONAN, desarrollada por el INCIBE/OSI, que nos permitirá monitorizar en todo momento el estado de la seguridad de nuestros dispositivos, analizando aspectos como la calidad de las conexiones, los permisos concedidos a las distintas aplicaciones y otros controles críticos de la seguridad de nuestro móvil.

Como vemos, la seguridad no es solamente una cuestión de instalar una serie de aplicación; sino que también dependen de la proactividad del usuario, que se preocupe por la información que gestiona y como se gestiona.

En todo caso, el verano es el momento de disfrutar, y más en Gandía.

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre

ARTÍCULOS RELACIONADOS