Agentes de Homicidios de la Policía Nacional investigan el asesinato de un hombre de 67 años en su casa de la calle Ciutat Laval de Gandia. El cuerpo sin vida de este hombre se descubrió ayer miércoles día 24 de febrero a las 11 de la mañana con evidentes signos de violencia. Se encontraba maniatado en su dormitorio y tenía la casa revuelta.

La persona asesinada es Carlos Almiñana Peiró, era jefe de trono de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, vocal de la asociación del Beato Andrés Hibernón, y conductor de ambulancias en Cruz Roja Gandia. Los agentes de Homicidios de la Jefatura de Policía Nacional de València se retiraban del lugar del crimen ya entrada la noche tras permanecer más de ocho horas en el interior de la vivienda, un cuarto piso de la calle Ciutat de Laval.

El cuerpo del fallecido fue trasladado a las tres y media de la tarde al Instituto de Medicina Legal (IML) de València donde se le practicará la autopsia para esclarecer las causas de la muerte, aunque todo apunta a que fue asfixiado.

Han sido sus sobrinos quienes han dado la voz de alarma a las once y media de la mañana. La puerta del domicilio no estaba forzada y el cuerpo del fallecido llevaba en esa posición, al menos desde el viernes, fecha probable de su muerte. Los agentes de Policía Científica y Criminalística han peinado toda la vivienda en busca de pruebas que permitan esclarecer este crimen.

Los investigadores mantienen abiertas dos hipótesis por lo que no se descarta ninguna de ellas dado que la puerta no estaba forzada y le han robado su vehículo y dinero. La Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno ha emitido un comunicado de condolencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre