Víctor Soler está seguro de que el candidato del PP en las próximas elecciones será el próximo Alcalde de Gandia. Si fuese él centraría su actuación en tres pilares. El primero sería bajar impuestos. El segundo sería dignificar la limpieza en Gandía, “que Gandia estuviera limpia de una vez por todas”. Y el tercero, “desarrollar diversos planes en el ámbito económico especialmente en comercio y turismo”. Pero su primera medida sería “reconducir” la ampliación de la zona azul.

Segunda y última parte de la entrevista al portavoz del PP en el Ayuntamiento de Gandia, Víctor Soler:

¿Qué supone para Gandia la aprobación del PATIVEL?

El Pativel va a enterrar nuestro futuro turístico para los próximos 50 años. Tanto en la Playa del Ahuir, que la hemos perdido porque no la vamos a poder poner en valor medioambientalmente ni turísticamente, como también por ejemplo para muchos vecinos y propietarios de Marenys de Rafalcaid que no van a poder desarrollar su PAI nunca más y eso, incomprensiblemente es recibido con jolgorio por Ciudadanos, por PSOE y por Més Gandia aquí y, en cambio, en Oliva están criticando esa medida y han alegado, yo creo que ahí han sido por parte del gobierno mucho más responsables que nosotros.

Desde luego el Partido Popular de Gandía y de la Comunidad Valenciana va a defender a nivel judicial y a nivel de recursos que esto no se llegue  a consolidar.

 ¿Se está haciendo una buena política de turismo en Gandía?

 Se empezó criticando toda la política turística del anterior gobierno del Partido Popular y se ha acabado haciendo una mala copia. Empezamos criticando los “saraos” y ahora son grandes conciertos que sitúan a Gandía en el mapa. Si uno observa cuáles son las principales actuaciones en materia turística, son todas las que desarrolló el Partido Popular en su momento.

No se está preparando a nuestro destino turístico, especialmente la playa para el turismo. Básicamente con infraestructuras. Teníamos un desarrollo normativo aprobado respecto a la ubicación del futuro campo de golf en la playa de Gandía y eso lo han tumbado. Tenemos el Palacio de Congresos, el Auditorio Baladre, parado y aún no sabemos porque no finalizan las obras, cuando los fondos son de la Generalitat, del Plan Confianza.

Evidentemente la playa de Gandía se mantiene julio y agosto pero si nosotros como ayuntamiento mantenemos nuestra propuesta turística en los meses de inverno con unos servicios de limpieza dignos, con unos servicios de seguridad ciudadana dignos y con cualquier servicio público digno para que el que vaya no piense que aquello es un desierto, pues evidentemente difícil lo vamos a tener que veraneen los meses de invierno.

Parece que nos avergoncemos que Gandía sea un destino de sol y playa y eso es lo que nos ha dado de comer a muchísimos ciudadanos durante muchísimos años. Es el origen y el germen y por lo que viene la gente a la Playa de Gandía.

¿Cree que la Zona Azul y los problemas con Saforbici pasarán factura al Gobierno?

La movilidad en la ciudad de Gandía ha empeorado de forma notable. Empezamos con la precarización del transporte público, L’urbanet, encarecieron el precio de los billetes, eliminaron las bonificaciones para jóvenes y gente mayor que era básicamente quien coge L’urbanet y eliminaron líneas. Es decir, castigaron a los que menos tienen, a los que no tienen vehículo privado y la gente con movilidad reducida, que es precisamente la que utiliza el transporte público.

El servicio de bicicleta publica que a nosotros tanto nos costó de mantener ha empezado a tener unas condiciones mínimas. Hasta ahora ha sido una auténtica vergüenza. Sin bicis, sin bases, y en definitiva con una concesión en la que la empresa adjudicataria solo cumplía una parte del pliego, que era la de gestionar los mupis que son soportes la publicidad institucional, por la parte que obtiene ingresos, pero por la otra parte que era que gracias a esos ingresos gestiono el servicio de bicicletas públicas. No lo ha cumplido.

Alguien tendrá que explicar porque se le han concedido tantas gracias y tantos favores a una empresa que no estaba cumpliendo los pliegos de la contrata.

La zona ampliación de la zona azul se ha instalado en los barrios más humildes. Se ha hecho una zona azul absolutamente indiscriminada. El Partido Popular no dejó absolutamente ningún contrato en vigor ni lo puso en marcha. Han triplicado las plazas de zona azul en Gandía y no hacía falta, sobre todo teniendo en cuenta que venimos de una subida de impuestos incluido el de vehículos absolutamente brutal.

Anuncio que si el Partido Popular gobierna en la legislatura que viene, esto se va a reconducir. Lo llevaremos como propuesta electoral y desde luego vamos a reconsiderar ese aumento abusivo de las zonas azules y que atenta contra las personas que menos tienen, los que no tienen recursos para poder tener una cochera privada y tienen que aparcar en la calle y encima se les obliga a pagar, es absurdo.

¿Qué valoración hace de la situación de las escoletes?

Es una chapuza mayúscula. El problema es que estamos hablando de algo que para nosotros es sagrado como es la educación y el cuidado de nuestros niños y niñas, de los más pequeños.

El problema viene derivado por una cuestión de sectarismo ideológico brutal. Diana Morant se presentó a las elecciones diciendo que si ella era alcaldesa, les escoletes serían públicas y gratuitas. Tres años y poco después, la realidad es que ni son públicas ni son gratuitas. No son públicas porque siguen siendo externalizadas, que es un modo de gestión que nosotros consideramos altamente positivo y eficiente. Tampoco son gratuitas y no solo eso, las han encarecido duplicando la tarifa mensual que pagan los padres.

Parece que se clarifica el futuro del antiguo hospital…

Esto junto con les escoletes es la otra gran estafa electoral de Diana Morant y aún resuenan en las calles del barrio Rois de Corella ese mitin que dio diciendo “si yo soy alcaldesa de Gandía y Ximo Puig es presidente de la Generalitat el primer día de legislatura echará a andar el hospital el hospital de crónicos en este mismo edificio”. Tres años y poco después, sabemos que jamás Gandia tendrá un hospital de crónicos y que veremos por cuántos años tenemos que aguantar un solar que va a degradar el entramado urbano del barrio, la calidad de vida de los vecinos y va a suponer una disminución de las ventas de los comerciantes como es lógico.

A día de hoy lo único que hay consignado es 4 millones de euros para tirar un edificio que podría ser perfectamente remodelado. Imaginemos con 4 millones de euros la reforma profunda que se podría hacer y en cuestión de poco tiempo poder ya incorporar servicios sanitarios ahí.

Gandía saltó a la actualidad nacional por el detenido que se escapó del retén de la Policía Local.

Es un circo. Aquí realmente tenemos que pensar de donde veníamos. Veníamos de tener a nuestra policía local en unos locales que no reunían las mínimas condiciones de dignidad laboral, que no reunían los mínimos condicionales de derecho laboral, absolutamente lamentables reconocidas por todos los partidos políticos pero el único que hizo algo fue el Partido Popular dignificando la labor de los policías locales.

Se elaboró un proyecto de retén, de central de Policía Local muy ambicioso. A día de hoy sigo insistiendo, yo creo que como instalación, no sé si será la mejor pero será de las mejores de la Comunidad Valenciana en un tamaño de una ciudad como Gandía y es cierto que en cualquier obra importante pueden surgir problemas derivados de mil cosas. Surgen en cualquier reforma que uno haga en casa, en la cocina por ejemplo, imaginaos en una obra de ese montante económico.

El problema es la reacción que se tiene cuando surge todo esto. Y lo digo porque aquí el problema está localizado en las zonas de dependencia de detenidos, los calabozos y hay un dato que emitió deliberadamente el Gobierno Local. El traslado, la activación de los calabozos en ese retén de Policía Local se produjo en septiembre del 2015 por orden de la actual de concejal de seguridad nacional Angels Pérez. Es decir, la central de Policía Local se inaugura y de forma gradual se van implementando los distintos servicios. Empiezan con el de servicios generales, la administración general y poco a poco se van incorporando el resto de servicios. Supuestamente, cuando se incorpora un servicio se coteja por parte de los técnicos que todo está en orden y por tanto, se incorpora un servicio.

El 3 septiembre de 2015 hay un consejo de Policía Local y los sindicatos advierten que en esas condiciones el calabozo no reúne las condiciones mínimas de seguridad, ni para los presos ni para los policías locales. Esa información la tenía la Sra. Pérez y aun así de su boca partió la orden de trasladar las dependencias de calabozos que estaban en el antiguo retén al nuevo retén.

Echar la culpa de todo esto al Partido Popular me parece que es poco responsable.

Deja un comentario