Un presupuesto contra el Covid

La aprobación del documento presupuestario es, quizás, el acto más político de un año de legislatura ya que en dicho documento se plasman las líneas generales de acción económica una vez definidas las prioridades políticas de un gobierno.

Al estar sometidos a un Plan de Ajuste, el presupuesto debe pasar una fiscalización previa por parte del Ministerio de Hacienda y un año más, el dictamen ministerial ha sido favorable. Y van ya seis veces. Por otro lado, hacía muchos años que Gandia no aprobaba en enero su presupuesto y eso, también, es algo a poner en valor.

El Presupuesto municipal atiende a una realidad con menos ingresos como consecuencia de la menor actividad económica y las ayudas en forma de estímulos fiscales que previsiblemente vayan a concederse por la difícil situación de algunos sectores. Es un presupuesto orientado básicamente a hacer frente a la pandemia a través de políticas de sanidad pública, asistencia social a los más desfavorecidos y reforzamiento de las áreas asociadas a los sectores productivos como son Turismo, Comercio y Promoción Económica. Ninguna de estas áreas verá reducidas sus partidas presupuestarias, al contrario, se incrementan respecto al año anterior.

Por otra parte, el esfuerzo inversor del actual Gobierno de Gandia se consolida aportando al presupuesto cinco millones de euros que permitirán actuar urbanísticamente a lo largo de la ciudad creando oportunidades y empleo para los ciudadanos. Aspectos tan relevantes como la dignificación de la entrada sur a Gandia en el puente de Alicante, la terminación de la zona de equipamientos de la playa, el impulso de la urbanización del polígono Sancho Llop o la construcción del depósito de pluviales en el Clot de la Mota son inversiones tan necesarias como generadora de actividad económica y mejora del entorno urbano.

Si a ello añadimos la gestión de la construcción del nuevo instituto Ausiàs March, el colegio de les Foies, el Palau de Justicia, aunque con fondos de otras administraciones, nos podemos hacer una idea de la gran transformación en infraestructuras públicas con la que se beneficiará nuestra ciudad. Y no hay que olvidarse del nuevo complejo sanitario que ya se está edificando en el solar del antiguo hospital de la barriada de Roís de Corella que reforzará la capacidad sanitaria de nuestra ciudad.

En definitiva, con este nuevo presupuesto se afronta de una manera consistente los efectos negativos del covid-19 con reforzamiento de políticas orientadas a afrontar la crisis sanitaria, social y económica de nuestra ciudad. Por otro lado con los fondos del Plan Resistir cofinanciados por la Generalitat Valenciana, Diputación de Valencia y Ayuntamiento de Gandia más la inminente disponibilidad de los Remanentes de Tesorería provenientes de la liquidación positiva del presupuesto municipal de 2020, será dispondrá de una nueva inyección económica que ayudará todavía más a reactivar la economía de Gandia y mejorar las condiciones generales de los ciudadanos.

__

Concejal d’Economia i Hisenda de l’Ajuntament de Gandia

Deja un comentario