Telmo Gadea tiene 40 años, es profesor en el conservatorio de música de Oliva y presidente de la Federación de Fallas de Gandia. Casado y con cuatro hijos (1+3) asegura que es el menos fallero de su casa, defiende esta fiesta por cargo y convicción y sostiene que las Fallas son una forma de vida en todos los sentidos. Para lo bueno (más), y para lo malo (menos).

¿Son las Fallas una forma de vida?

Sí. A mi mujer la conocí en las Fallas, el Secretario de la Junta conoció a su mujer en las Fallas y mi cuñado conoció a su mujer en las Fallas. Es una fiesta tan magnífica y absorbente que los lazos de nuestras familias se han creado a raíz de las Fallas. También es verdad que a veces esos lazos se deshacen por las Fallas, pero el balance es más positivo que negativo a la hora de crear relaciones de amistad, familia o de amor. Mis hijas y mi hijo son más falleros que yo. El menos fallero de casa soy yo.

Para otro perfil de gente las Fallas son una forma de vida literal porque viven económicamente de ellas: la genete que tiene un negocio de indumentaria, artistas falleros, floristerías, peluquerías, bandas de música, etc..

Las Fallas es un sector en si mismo igual que el turismo y la agricultura.

¿Qué balance hace de las Fallas de 2018?

El balance es positivo pero nos queda el amargo sabor de la lluvia del Día de San José. Este año tenemos que felicitarnos porque el Museu Faller cumplió diez años el 12 de abril con una gran ceremonia y con el Rey como presidente de honor de los actos del aniversario. Hemos organizado una importante programación especial.

En 2019 por primera vez en la historia la Fallera Mayor y la Infantil son de la misma Falla.

La coincidencia de la falla de procedencia de las falleras mayores 2019 es un hecho histórico. Hace 20 años que el Grau no tiene una miembro de la comisión Fallera Mayor, y más de 35 años que no ocurre como una infantil. A la gente le puede parecer extraño, dado que no es lo habitual, pero el gran currículum de Laura y Júlia bien se merecía una excepción a la regla no escrita.

¿En qué punto se encuentra el procedimiento de sanción contra la Falla del Prado?

El proceso contra la Falla del Prado aun está en marcha. Queda un último recurso contra la propuesta de sanción, que será resuelto en los próximos días por la asamblea general. En este tema voy a mantener una posición distante hasta que la situación madure.

¿Qué se puede hacer para que algo así no vuelva a suceder?

Si finamente es una sanción muy potente no creo que haya que hacer nada para que el año que viene no vuelva a ocurrir porque será ejemplar. Hasta que el proceso no acabe mantendré el más riguroso respeto y discreción.

¿Se volverá a presentar a la Presidencia de la Federación?

Creo que tengo proyectos importantes que se me han quedado pendientes, pero por respeto a las otras personas que se pudieran presentar no voy a confirmarlo. Solo digo que tengo mucha energía para seguir y cuando llegue el momento lo confirmaremos.

¿Cómo han cambiado las Fallas en Gandia?

La crisis causó una mella muy dolorosa porque afectó a familias y a empresas y lo que nutre a las Fallas es la gente, y si la gente no tiene para ocio.. Las empresas han sido un pilar fundamental para patrocinar la fiesta. Este año hemos conseguido que una empresa vuelva a patrocinar una mascletá después de ocho años. La crisis tocó mucho a las Fallas, sobre todo a las pequeñas que lo notaron más.

Quiero pensar que aunque la situación no está revertida al 100% parece que hay un poco más de alegría, las empresas empiezan a participar más y quiero ver que los monumentos no están en el nivel que debería tener Gandia hay algunas fallas que están intentando  buscar esa senda ascendente para exhibir monumentos más grandes, vistosos y bonitos. A la postre una fiesta de Fallas sin fallas no son Fallas, es otra cosa.

Han apostado fuerte por la programación cultural en el Museu Faller.

Lo que podemos explotar es el salón y por eso la programación especial la hemos basado en llenarlo de programación cultural todos los fines de semana. Desde 2015 no contamos con un gerente en el edificio y lo estamos haciendo nosotros de una manera desinteresada y gratuita. Haremos cosas peor o mejor pero no se nos puede negar que la actividad que hay nunca la ha habido y que estamos exprimiendo al máximo la capacidad del edificio. Cuando yo entré de presidente por la deuda a proveedores y a bancos el edificio debería haber cerrado en agosto de 2015.

¿Se puede convencer a los que aprovechan las Fallas para irse de Gandia?

Es muy difícil. Una persona que no tiene el sentimiento fallero es complicado que asuma la situación de la ciudad esa semana. Las Fallas son una fiesta invasiva, de calle, y eso genera una molestia. A los vecinos siempre les pido disculpas porque no es fácil vivir con un casal abajo esa semana. Alentamos a los falleros a que tengan más cuidado porque se puede ser hacer la misma fiesta dejando la calle como te la has encontrado.

Fiestas hay en todo el mundo. Hay Fallas, Moros y Cristianos, San Fermines, fiestas de los pueblos… En Gandia la fiesta más participativa y potente son los Fallas y hay que pedirles a los vecinos que entiendan el gran potencial y bien económico que hace esta fiesta en la ciudad.

¿Son las Fallas solo para los falleros?

Nos acusan de ser una fiesta muy cerrada pero yo animo a los que dicen eso que vayan a una caseta de la Feria de Abril o entrar en una peña gastronómica en San Fermín. Normalmente les van decir que no.  Es verdad que el casal es un sitio que tiene unos socios y los que van son falleros pero eso no quita que cuando se hacen actos de calle a nadie se la va a impedir entrar en una discomóvil. Ser socio de la falla te da ciertos derechos igual que el ser del Colegio de Farmacéuticos o de la peña gastronómica de cualquier fiesta.

Nos hemos esforzado en hacer actos públicos y gratuitos como la Nit del Foc donde no se distingue entre falleros y no falleros, es un acto para todos. Una despertá o una mascletá también es pública.

Deja un comentario