La playa de Gandia, en la comarca de la Safor, ha sido la última parada de los talleres ambientales infantiles que organiza el área de Medio Ambiente de la Diputació de València. Esta iniciativa para la concienciación y sensibilización de las niñas y niños forma parte de la campaña ‘Por unas playas sostenibles’ que por tercer año consecutivo visita los pueblos costeros de las comarcas de València con distintas actividades prácticas encaminadas a difundir la importancia de los ecosistemas de playa y cómo les afecta el cambio climático.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, junto con el regidor de Gestión Responsable del Territorio de Gandia, Xavier Ródenas, el regidor de Servicios Básicos, Miguel Ángel Picornell, y la regidora de Educación y Juventud de Corbera, Mentxu Balaguer, han visitado esta serie de talleres ambientales para acompañar a las niñas y niños de Gandia y Corbera que han participado en las actividades.

Josep Bort ha reiterado que estas actividades con niñas y niños son fundamentales, porque “la gente más joven tiene una gran capacidad de absorción de nuevos conocimientos y, lo que es todavía más importante, son una correa de transmisión directa con los adultos de casa, porque comparten lo que aprenden en los talleres”. “Por eso —ha continuado el diputado— consideramos que estos talleres son clave para la sensibilización en la lucha contra el cambio climático”.

El regidor de Servicios Básicos de Gandia, Miguel Àngel Picornell, ha aprovechado también para resaltar que “estos talleres vienen a despertar la conciencia en los más pequeños de que todos tenemos que cuidar nuestro entorno natural si queremos tener un planeta habitable en el futuro, y es un orgullo volver a celebrar estas actividades en Gandia porque somos una ciudad preocupada con la sostenibilidad de sus playas”.

Actividades medioambientales para los más jóvenes

Los talleres que se han celebrado en el Passeig Marítim de la playa de Gandia se han organizado alrededor de la problemática que supone el aumento de las temperaturas por el cambio climático, y también la importancia de proteger las playas y mantenerlas en buenas condiciones. Las actividades se desarrollan a lo largo de una feria organizada en varias carpas donde se explica el funcionamiento de un invernadero, las consecuencias del aumento de la temperatura, medidas contra el cambio climático, el impacto que tiene este cambio sobre los ecosistemas litorales y de playa, y un espacio final donde los pequeños toman la palabra.

El elemento central del taller es un termómetro gigante que recuerda el problema del aumento de las temperaturas asociado al cambio climático y que sirve, además, como agente dinamizador de otras actividades. Los participantes también pueden observar cómo se relaciona el incremento de la temperatura y del nivel del mar, o cómo la pérdida de vegetación en las montañas provocada por los incendios produce también la pérdida del suelo. Así mismo, el taller ofrece la posibilidad de conocer cuál es la huella ecológica de los participantes o el efecto de sus acciones en especies como la tortuga boba o la posidonia oceánica.

Recomendaciones para saborear las playas y el verano

Estos talleres ambientales que se han iniciado en Puçol forman parte de la campaña estival del área de Medio Ambiente de la Diputació ‘Per unes platges sostenibles’ que, además de concienciar de los problemas ambientales actuales, también promueve distintas medidas de prevención para disfrutar de manera segura y responsable de las playas.

El uso adecuado de las instalaciones colectivas de las playas, como son las duchas, papeleras y contenedores de residuos, o el respeto de los colores de las banderas que indican las condiciones de la mar son algunos de las sugerencias que se realizan en la campaña. El servicio provincial también aconseja evitar la exposición al sol durante las horas de mayor intensidad (entre las 12 y las 17 horas) y la utilización de distintos elementos de protección como cremas, gorras, gafas de sol homologadas y sombrillas.

La campaña también presta atención a la importancia de mantener limpias las playas, tanto la arena como la mar, y ofrece información sobre el valor ecológico de la posidonia oceánica y el significado tan positivo de su presencia, puesto que el crecimiento de esta planta es un indicador de la buena calidad del agua y una muestra de la biodiversidad de nuestro litoral.

Ceniceros portátiles y gratuitos para no ensuciar las playas        

Además, en el marco de la campaña ‘Per unes platges sostenibles’, la Diputació y el Ayuntamiento de València repartirán ceniceros portátiles para evitar el vertido de colillas y otros residuos pequeños que constituyen agentes muy contaminantes y de difícil recogida por los servicios de limpieza.

Los ceniceros se podrán conseguir de manera gratuita en las oficinas de información turística de cada playa durante los meses de julio y agosto.

Imagen: Àlex Oltra.

Deja un comentario