Imagen: © SOM GANDIA

En la Avenida de Valencia volaban billetes de 50 euros. Un hombre de unos 70 años pedía auxilio y gritaba al ladrón. Coches parados en la carretera. Un joven persigue a un ladrón que acababa de sustraer por la fuerza una bolsa de tela a un vecino de Villalonga que, según ha contado en primicia a SOM GANDIA, contenía el efectivo retirado de una sucursal del Banco Santander de Gandia la mañana de este viernes.

“Esta mañana he sacado el dinero del banco a las 8.30 horas y no había nadie en la sucursal”, asegura. El suceso se ha producido casi cuatro horas después y en un punto alejado de la sucursal. La principal hipótesis, que el ladrón ha seguido a su víctima hasta que ha creído encontrar el mejor momento para llevar a cabo un robo que gracias a la solidaridad ciudadana no ha conseguido ejecutar.

El hombre se disponía a introducirse en su vehículo aparcado cerca de la Plaza de las Escuelas Pías, frente a la Administración de Lotería, cuando una persona según los testigos ha quitado de las manos una bolsa de tela a un hombre de unos 70 años de edad, que a continuación comenzó a gritar “socorro”, “ayuda” y “al ladrón”. Un joven que se percató de lo sucedido corrió tras el ladrón logrando retenerle por unos segundos muchos metros después -a la altura del número 8 de la Avenida de Valencia-, los justos para quitarle la bolsa con el dinero de las manos. Logró zafarse, volver a coger la bolsa, pero el joven solidario se la quitó de una patada. El ladrón se escapó sin el botín, que quedó esparcido por la carretera.

Volaban billetes de 50 euros en el inicio de la Avenida de Valencia de Gandia. Los conductores pararon sus coches, pisaron los billetes, y los introdujeron de nuevo en la bolsa del vecino de Villalonga. La Policía Nacional se ha hecho cargo de la investigación.

Deja un comentario