cristian-rivero-portero

El guardameta gandiense, que ha vuelto a la normalidad en el Mestalla tras el regreso al Valencia de Cillessen, sigue progresando y haciendo méritos para ganarse una oportunidad como che.

Uno de los valores seguros de la cantera del Valencia CF es Cristian Rivero, portero gandiense de 21 años que, sin haber debutado con el primero equipo aún, ha demostrado ser el próximo meta de la casa que defenderá los colores del club casi con total seguridad.

En plena batalla por hacerse con la titularidad de la portería che, entre Jaume Doménech y Jasper Cillessen, Rivero sigue esperando su momento para dar el salto definitivo al primer equipo y dejar de formar parte del Mestalla, algo que seguramente ocurra de cara a la próxima campaña si el entrenador del Valencia así lo requiriera.

No cabe duda de que es una apuesta segura, ya que además de conocer la casa, el guardameta muestra cada fin de semana su solvencia bajo los palos en Segunda División B, una categoría complicada para los jóvenes en la que ya tiene unos registros tremendos con más de 75 encuentros disputados.

Pero su gran objetivo es el de seguir entrenando con el primer equipo y así dar la próxima campaña o cuando se le presente la oportunidad, un paso adelante en su prometedora carrera. De esta manera, su gran ilusión es la de poder defender la portería del Valencia como segundo o primer portero, algo que en estos momentos no se contempla, pero que pasa por ser el futuro real de esta posición específica en la plantilla.

Estadio Mestalla, Valencia. Imagen: Derek Rankine.

Necesita un hueco

Para ello, la pretemporada será un factor determinante. Si el gandiense consigue convencer a Albert Celades o el técnico que haya en el Valencia en ese momento, podría lograr el ascenso al primer equipo con el que tanto tiempo ha soñado. Por lo tanto, los meses de julio y agosto del presente año se posicionan como claves para su carrera.

Otra posibilidad que podría acabar con él dejando atrás Mestalla tiene que ver con el resultado de la presente campaña del Valencia en LaLiga Santander. Si los ches, como en estos momentos apuntan los pronósticos de las apuestas online, no acaban entre los cuatro primeros clasificados, quizás Cillessen, guardameta internacional y con muy buen cartel por Europa, busque una salida para jugar la Champions League. También le valdría para ser el segundo portero el hecho de que el club quiera vender a cualquiera de los dos que ahora mismo ocupan su meta para hacer caja.

Por último, otra alternativa, un camino algo más largo para llegar al Valencia, se le podría plantear a Rivero en forma de una cesión. El hecho de ser uno de los guardametas españoles jóvenes más cotizados le podría abrir las puertas de algún equipo de Primera División el próximo curso, lo que le permitiría jugar con los mejores y seguir progresando en su carrera deportiva.

Pero hasta que llegue ese momento, poniendo el foco en el próximo verano para conocer cuáles son los planes del equipo che sobre su canterano, el gandiense tendrá que seguir rindiendo cada fin de semana con el “B” y en los entrenamientos de Celades con la primera plantilla para demostrar que es un valor seguro.

Deja un comentario