Las actuaciones de regeneración y prevención en las zonas afectadas por el incendio de agosto de 2018 en Marxuquera han concluido. Estas se han dividido en dos fases, en la primera se destinaron 2,2 millones de euros. Mientras que en la segunda fase se destinaron, en total, alrededor de 3 millones de euros.

La primera fase correspondía a las actuaciones de emergencia realizadas 3 meses después del incendio, sobre todo, cortar árboles y otros elementos dañados o que suponían un peligro, tanto en la parte pública como en la privada. También evitar que los terrenos sufrieran erosión por lluvias después del fuego. Estas intervenciones fueron sufragadas por los gobiernos central y autonómico y acometidas por TRAGSA y la Confederación Hidrográfica del Júcar.

La segunda, y última fase, ha sido posible gracias a una aportación económica de la Generalitat Valenciana, desde los fondos de contingencia del año 2018 (año del incendio). En estas actuaciones, Gandia ha recibido 857.000 €, de los cuales una parte se ha destinado a terrenos de propietarios privados (250.000 aproximadamente). El resto ha ido a parar a terrenos públicos situados en el Paraje Natural Municipal Parpalló-Borrell (600.000 €) y ha sido ejecutada directamente por el Ayuntamento de Gandia. Con un total, aproximadamente, de 3 millones de euros.

Las actuaciones han sido:

  • Reparación de las sendas y la pista forestal afectada.
  • Reposición de la señalítica y de los paneles informativos.
  • Reparación de un pequeño refugio de montaña.
  • Reconstrucción de los muros de piedra de los abancalamientos para controlar la erosión.
  • Preparación de los terrenos para las plantaciones (desbroces y selección de los rebrotes naturales).
  • Instalación de cajas nido para pájaros.
  • Instalación de comedores y bebedores para la fauna.
  • Construcción de pocetas de agua para la fauna.
  • Delimitación y buscado de protección en las zonas peligrosas.
  • Plantación de cerca de un millar de árboles y plantones de 7 especies diferentes.
  • Reconstrucción y puesta en funcionamiento de 2 depósitos de agua para la prevención de posibles nuevos incendios forestales.

El proyecto de regeneración ha buscado también la biodiversidad, con la plantación, por ejemplo, de cerca de un millar de árboles y plantones de 7 especies diferentes. Todo ello para crear un paraje nuevo con una riqueza superior a la que en su día tuvo.

Una vez finalizadas estas obras, el Ayuntamiento seguirá invirtiendo en el mantenimiento de las plantaciones y en la prevención de incendios. Además, apostará por una gestión forestal sostenible como herramienta principal para tener unos espacios naturales en las mejores condiciones posibles.

La alcaldesa Diana Morant ha asegurado, después de hablar con responsables políticos y técnicos de Medio Ambiente: “Se ha podido actuar de manera bastante digna y podremos recuperar el esplendor que aquí había antes del incendio. Una actuación que ha durado dos años y medio, pero porque la naturaleza tiene sus propios tiempos y necesita ir consolidando las actuaciones que se van haciendo para volver a rebrotar”.

Para la concejala delegada del Área de Gestión del Territorio, Patrimonio Cultural, Agricultura y Medio Ambiente —Alícia Izquierdo—, esta actuación es un claro ejemplo de lo que es la buena gestión post-incendio y administración de los recursos públicos: “Es la primera vez que la Generalitat daba esta cantidad de dinero para la restauración de un espacio quemado. Y esto marca un antes y uno después en las políticas post-incendio del Gobierno del Botànic; no solo se invierte dinero para la actuación de emergencia sino para la restauración del espacio afectado”.

También ha señalado: “Hemos jugado a las dos partes que el movimiento ecologista siempre ha reclamado; que cuando actuamos en un espacio quemado no solo pensemos en su regeneración, sino en la prevención futura para las zonas que están alrededor y no se han quemado”. Por esta razón, un porcentaje muy grande de las inversiones de esta segunda fase se ha destinado a la recuperación, por ejemplo, de los depósitos de agua para estar preparados en caso de futuras catástrofes.

Finalmente, Morant ha agradecido el esfuerzo de todas las administraciones públicas, desde el primer minuto del incendio, ante el llamamiento del Ayuntamiento con los recursos necesarios encima la mesa y ha felicitado la edil de Gestión responsable del Territorio, su departamento, los técnicos que han participado en la regeneración, así como el voluntariado del proyecto Marxuquera Verda.

Deja un comentario