La tierra de Valencia cada vez se va haciendo un pequeño hueco dentro del planeta. Hoy en día son muchos los platos que han llegado a todo el planeta y bebidas refrescantes como es la Horchata de Chufa, el arroz al horno y la paella. La comida valencia ha llegado hasta tal punto que incluso se logró hace unos años que en las redes sociales apareciera la representación de uno de los platos valencianos. La paella llegó en forma de emoji a los moviles de todo el mundo.

Así pues, puede ser que el plato valenciano más conocido e internacional sea este último que se ha mencionado, pero entre los valencianos, existe un rival muy fuerte para la paella: la fideuà.

Este plato con sus orígenes en Gandia fue de alguna manera fruto de la casualidad y sin intención alguna de su elaboración. Y es que cuenta la historia que unos marineros del Grao de Gandía salieron a pescar y una vez en alta mar, el cocinero del barco decidió deleitar a sus compañeros con una paella de marisco. Así pues, el cocinero apartó unas gambas y unas cigalas, cortó y troceó un rape, e hizo un buen caldo con la morralla de pescado que previamente había preparado y puesto a hervir. Quería de ese modo conseguir una fantástica paella, diferente a lo que se cocinaba en el momento, para compartir con sus compañeros de marras. Pero, ¿cuál fue su sorpresa una vez estuvieron todos los ingredientes sofritos? Pues que no les quedaba arroz a bordo. Así que tuvo que improvisar con lo que quedaba en el barco: fideo fino. Con el fin de que se pareciese un poco más al arroz, troceó los fideos y los añadió a la paella para cocinarlos imitando al arroz. Cuando el plato estuvo listo, el cocinero lo sirvió a sus compañeros, los cuales quedaron gratamente sorprendidos por el intenso sabor de esta nueva invención. Así pues, bautizaron este nuevo plato con el nombre de “fideuà”, fiel a su origen y al valenciano, haciendo así la traducción a otros idiomas bastante complicada. La fideuà se dio a conocer a nivel nacional e internacional, entre otros motivos, desde que tuvo lugar la primera edición del concurso de fideuà de Gandia en 1974 y hoy en día está presente en la oferta gastronómica no solo de restaurantes, sino también en hoteles y salas de juego como los casinos.

Cada vez son más los casinos que se reivindican tras el aumento de los juegos de casino y los bonos sin depósito que se encuentran en la red como se puede ver en Oddschecker. Así que para atraer a más público y hacer su oferta más atractiva, los casinos del mundo además de mesas de póker, ruletas y Blackjack, se atreven por la hostelería. Cada vez son más los que recurren a menús de alta gama y a cocineros reconocidos por estrella Michelin para deleitar a sus usuarios. En este caso, en los casinos en territorio valenciano apuestan por la fideuà, porque saben que es una victoria asegurada y pueden aprovechar de los productos frescos del mar Mediterráneo.

Para los amantes del pescado y del marisco, la fideuà es sin duda alguna un regalo caído del cielo y una bendición para el paladar. Incluso, para aquellos extranjeros que llegan a tierra valencia para visitarla vienen con la mente puesta en la paella, no obstante, cuando prueban la fideuà la idea de muchos cambia y optan más por esta paella de marisco. Por suerte, la receta no es complicada y seguro que con un poco de práctica, hasta el más principiante de los cocineros dará en el clavo para satisfacer a sus comensales.

Para comenzar, se necesitan los siguientes ingredientes para cocinar una fideuà (6 raciones):

  • 600 g de cigalas
  • 250 g de gambas
  • 600 g de rape
  • 600 g de fideos del nº4
  • 2 dientes de ajo finamente picados
  • 200 g de tomate picado
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cebolla rallada
  • 1 pizca de azafrán en polvo
  • 150 g de aceite de oliva
  • 2 litros de caldo de pescado (recomendable hacerlo casero con morralla)

Además, una buena paella (de unos 47 cm. de diámetro) será necesaria para una cocción perfecta para el número de comensales arriba mencionado. También es importante que no tenga una gran cantidad de fideos, pues quedará pastosa. El secreto de hacer una buena fideuà es hacerla en con una capa fina y que se tueste un poco la pasta por debajo, el conocido socarrat de la paella.

La preparación es muy sencilla. Si se tienen conocimiento de la elaboración de una paella, ya sea la valenciana o de cualquier otra variación no hay problema para preparar una fideuà. Lo primero que se debe hacer hacer es el fumet. Como se ha mencionado previamente, poner en una olla diferentes productos marinos para hacer un caldo con ellos. Después, es importante colocar la paella sobre el fuego con el aceite. Cuando el aceite esté bien caliente, se colocan las gambas y cigalas y se deja que se sofría todo bien, hasta el punto en el que queden doraditas. A continuación, se añade el ajo, el pimentón y el tomate y se deja sofreír también. Por último, se añade el rape (previamente troceado) y se deja sofreír, pero sin llegar a hacerse del todo.

Una vez hemos cumplido los pasos anteriores, se añade el caldo de pescado y cuando haya arrancado a hervir, se añaden los fideos y se deja que hiervan a fuego medio hasta que alcancen el tiempo de cocción. Una vez se haya alcanzado, se apaga el fuego y se deja reposar unos minutitos. ¡Listo! La fideuà está lista para ser degustada por los comensales. Ya sabes, para la próxima comida familiar, atrévete con una buena fideuà, pero que sea de Gandia, la original como la que prepararon los marineros.

Deja un comentario