Alícia Izquierdo, concejala delegada de Gestión Responsable del Territorio, y Daniel Muñoz, Director General de Medio Natural, han presentado la última apuesta del Ayuntamiento “para evitar los desastres que provocan los incendios forestales, una acción de comunicación para que la ciudadanía en general tome conciencia de la peligrosidad que tienen muchas actividades que desarrollamos rutinariamente y que, en solo un instante, pueden desencadenar un gran incendio forestal con consecuencias nefastas”, ha recordado Izquierdo.

Muñoz ha destacado que “el 45.5% del término de Gandia corresponde a superficie forestal. Las elevadas temperaturas de esta temporada del año y la gran cantidad de vegetación que tenemos en las montañas, facilitan que cualquier descuido pueda acabar en una catástrofe ecológica”. Por otro lado, el 9% del territorio gandiense se encuentra en interfase urbano-forestal, donde gran cantidad de viviendas y otras muy materiales, además de las vidas humanas, se encuentran mucho más expuestas en los daños que producen estos incendios.

Mediante unas fotografías reales de diferentes incendios que ha sufrido el término municipal, la campaña busca la vinculación emocional de la ciudadanía con los lugares mostrados y señala posibles causas de estas tragedias: un cigarrillo mal apagado en la montaña, una crema descontrolada de restos vegetales en un bancal cerca de una zona forestal, una tostada con amigos en un día de viento, etc. Los textos empleados son contundentes, “en un instante se funden tus paisajes”“en un instante se queman tus recuerdos”“en un instante se esfuma tu tierra” o “en un instante desaparece tu vida”. El estado actual del bosque mediterráneo, con el abandono de su gestión debido al éxodo rural masivo, puede esparcir un fuego con una velocidad terrible. Es por eso que la campaña destaca la rapidez en la que un descuido puede acabar convirtiéndose en una catástrofe.

Por otro lado, se busca la complicidad específica de algunos colectivos que las estadísticas han mostrado cuanto más susceptibles de generar un fuego de forma negligente: la agricultura, con las cremas de basuras, los habitantes de las urbanizaciones en zona forestal, con los trabajos de jardinería, el lanzamiento de cohetes, las barbacoas, etc; y las personas senderistas, con fogatas, cigarrillos o abandono de basura en la montaña. La consigna es clara: hace falta que extremamos al máximo las precauciones y que, como dice otro eslogan de la campaña “no jugamos con fuego y cuidamos el que estimamos”.

La campaña durará hasta mediados de octubre y, además de las imágenes gráficas, por las redes circularán diferentes clips de video con los hashtags #enuninstant y #nojuguesambfoc. También se podrá visitar la exposición fotográfica “Enllà del foc, la Safor se’ns crema”, el trabajo del Col·lectiu Vall de Vernissa, que ha inspirado esta campaña del Ajuntament de Gandia. Y otras acciones, como mesas redondas con profesionales de la materia o charlas informativas, reforzarán esta campaña a lo largo del verano.
Recordamos que en caso de observar indicios de un fuego hay que llamar al teléfono de emergencias 112.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, introduce tu comentario
Por favor, introduce tu nombre