Medidas excepcionales para tiempos excepcionales. El Ayuntamiento de Gandia estudia restringir el tráfico en el paseo de la playa de Gandia. El objetivo, dar espacio a los vecinos, turistas, comerciantes y hosteleros, que podrán ampliar sus terrazas y así mitigar los efectos de la pandemia del coronavirus Covid-19. El Consistorio necesitará el visto bueno de administraciones superiores.

Si la medida se lleva a efecto, el de la playa Nord de Gandia, uno de los paseos mas grandes y emblemáticos de La Comunidad Valenciana, con cerca de 3 kilómetros de longitud, solo transitado por peatones, ciclistas y residentes, que podrán circular por el mismo para entrar o salir de sus cocheras. También podrán acceder los vehículos que se dirijan al parking público, los taxistas y los transportistas para realizar la carga y descarga de mercancías.

Con el cierre al tráfico del paseo de la playa – primera línea – se ganan miles de metros cuadrados para garantizar el distanciamiento social y la actividad hostelera, además del ocio y el deporte.

Cambio de recorrido de la Marina

El regidor de Movilidad, Nacho Arnau, ha mantenido a lo largo de este jueves con diversas reuniones con representantes del sector turístico y hostelero como el presidente de DestíSafor, Jose Manuel Navarro; el secretario de la asociación de comerciantes de la playa, Francis Romero; el presidente de la Asociación Empresarial Hotelera de Gandia y la Safor, Vicente Frasquet; el presidente de la Asociación de Distribuidores de la Safor, Manolo Pérez Pino; y representantes de la Marina Gandiense con los que se ha estudiado un posible cambio del recorrido que haría que la Marina Gandiense dejara de circular por primera línea para hacerlo por la calle Clot de la Mota tal como se viene haciendo con motivo de cortes de tráfico producidos por eventos deportivos.

Buena acogida

Tras las reuniones, Arnau ha expresado la buena acogida que ha tenido la propuesta de la medida entre los diferentes actos del sector empresarial: “Estamos satisfechos con la continua interlocución que mantenemos. Incluso hemos recogido algunas de las propuestas que nos han realizado para mejorar el estudio que habían efectuado los técnicos de Movilidad. Todo esto se engloba dentro de las medidas que este gobierno está tomando para paliar, en la medida de lo posible, los efectos negativos del COVID-19 para armonizar la recuperación económica y la seguridad sanitaria de todos los ciudadanos”.

“Una ciudad amable”

El vice alcalde regidor de Urbanismo, Josep Alandete, ha reafirmado el compromiso del Gobierno de construir una ciudad amable, una ciudad para las personas, ampliando los espacios para peatones”: “En concreto, dentro de las medidas en nuestra lucha por la salud de todas y todos y con el fin de favorecer el mantenimiento de la distancia social necesaria pretendemos convertir el Paseo Marítimo Neptuno en uso exclusivo para peatones de tal manera que, mientras dure la crisis, se compatibilicen sin problemas las terrazas de los comercios de hostelería y los desplazamientos a pie. Porque otra manera de vivir la ciudad es posible”.

Deja un comentario