Vicent Pellicer (28), Ion Lera (38) y Adrià (30) fundaron Plàstic Preciós La Safor para concienciar a la población de la importancia del reciclaje del plástico, y para demostrar que la materia ni se crea ni se destruye, solo se transforma. Y se puede transformar en beneficio de la sociedad: desde el inicio de la pandemia del coronavirus han fabricado más de 400 pantallas protectoras de plástico reciclado que han repartido en distintos centros sanitarios de Gandia y resto de la comarca. 

Son una asociación jóven sin ánimo de lucro que se dedica a reciclar plástico y a la concienciación mediante charlas y talleres en colegios, eventos y ferias. Disponen de unas máquinas con las que enseñan el funcionamiento de una planta de reciclaje de plástico y su importancia. Al mismo tiempo crean objetos pequeños. Todos los beneficios que obtienen los reinvierten en el proyecto, y preparan un crowdfunding para comprar maquinaria más industrial con la que poder procesar más cantidad de plástico y crear objetos más grandes. 

Plàstic Preciòs tiene su centro logístico en el Aula Natura de Gandia, en un local cedido por el Ayuntamiento. Pero el movimiento que Vicent, Ion y Adrià encabezan en la Safor es internacional.  

De una a 15 pantallas a la hora

Vicent cuenta a SOM GANDIA como se puso manos a la obra, literalmente, para combatir el coronavirus: “El día que se creó el grupo de makers me apunté. Empecé imprimiendo las pantallas con mi impresora 3D, pero tardaba una hora en hacer una pantalla, y en un día solo podía hacer una decena, por lo que comencé a utilizar una máquina manual de inyección de plástico. Diseñamos un molde y la empresa Esher Mecanizados, que está en el polígono Alcodar nos lo fabricó gratuitamente y funcionó a la primera”. Pasaron de fabricar una pantalla a la hora a 15.

Ellos no se han encontrado con el problema de otros makers, la escasez de materia prima, ya que utilizan el plástico que recogieron antes de la pandemia, principalmente los tapones de plástico que reciclan los bares y restaurantes.

Más allá de la Safor

Las pantallas de Plàstic Preciós están siendo utilizadas en el Hospital de Gandia, en el Centro de Salud de Villalonga y a través de éste a toda la Zona Sanitaria 7 (Ador, Palma de Gandia..), en Bellerguard y los centros asociados. Y en la residencia Solimar de Daimuz, donde tras dar un caso positivo por Covid-19 se pusieron en contacto con Adrià quién el mismo día de la llamada a las 12 de la noche les entregó 60 pantallas. 

También han repartido el material sanitario en comercios y en el centro logístico de Correos en Almoines. Y a través de la Mancomunitat de la Valldigna en distintas farmacias y centros de salud. 

Molde e instrucciones a disposición de todos

Plàstic Preciòs ha puesto el diseño del molde a disposición de todo el mundo, gratis y con instrucciones para que todo el que tenga este tipo de máquinas pueda fabricar las pantallas. Además de en otros puntos de España, en México y Chile ya lo están utilizando.

Entre todos los makers de la Safor ya han creado y entregado más de 1.000 pantallas. La energía ni se crea ni se destruye, solo se transforma. En solidaridad. “Transformamos los residuos en los objetos que la sociedad necesita, y ahora son las pantallas protectoras”.

CC Plàstic Preciós para donaciones: ES60 3159 0023 6626 6735 2922

1 COMENTARIO

  1. Este fin de semana está llegando mucha gente insolidaria a su segunda residencia. Cuándo nos vamos a tomar la cuarentena en serio? De verdad es tan importante venir a la playa a veranear arriesgándonos a que haya más contagios? Para cuándo un poco de sentido común? Quedémonos en casa!!

Deja un comentario