La peatonalización iniciada en Gandia en 1985 con la calle Mayor y la calle San Francisco de Borja como firmes ejemplos se extenderá próximamente a la calle Carmelitas, los Arcos, Jesuitas, Alfons el Vell y plaça de la Vila. Una renovación no solo de aspecto, sino de concepto.

En una entrevista para SOM GANDIA, el vicealcalde y concejal de Urbanismo, Josep Alandete, asegura que no se hará un cambio como en la calle Mayor debido a la densidad de residentes y de tránsito de estas vía, sino que se asemejará a las calles San Francisco de Borja y San Pascual: “Se pueden arbitrar medidas de aparcamiento en el parking o medidas de no limitación a ciertas horas, pero eso no está decidido aún”.

Alandete anuncia pero habrá una la adecuación de las calles “pensando en que no han que soportar el tránsito rodado que soportan ahora, que es excesivo, y que no tiene un destino al centro histórico sino que el centro histórico le sirve de paso de avenida entre los diferentes barrios de la ciudad, y ese uso no tiene que existir”.

La gran decisión de los agentes sociales (hosteleros, comerciantes y vecinos) será sobre el acceso al parking del Serpis, ganando enteros la opción de que sea vía Pont Vell de Oliva.

1 COMENTARIO

Deja un comentario