Los tres mercados al aire libre de Gandia podrán volver a abrir sus ‘puertas’ desde el 4 de mayo para la venta de productos alimentarios y de primera necesidad.

El jueves 7 de mayo lo hará el de la plaza de la Marina (el Grau), el sábado 9 de mayo el de Roís de Corella (final del passeig Germanies) y el domingo 10 de mayo, en horario de mañana, el del paseo Rosa dels Vents, en la playa.

El concejal delegado de Políticas Económicas y Comercio, Ferran Martínez Mendoza, ha detallado que los espacios estarán debidamente acotados y habrá un control de aforo, tanto en la entrada como la salida, por parte de la Policía Local: “Tanto los vendedores como los clientes tendrán que cumplir las normas de seguridad establecidas por las autoridades sanitarias”.

Imagen: Àlex Oltra.

Así será la venta y compra en los mercadillos de Gandia

  1. El espacio estará delimitado de manera clara para poder garantizar el control de afluencia.
  2. Solo se permitirán lugares de venta de productos exclusivamente alimentarios y de primera necesidad, excluyendo hostelería y restauración.
  3. Los lugares de venta se separarán por una vía de tráfico y con una distancia mínima entre ellos de 6 metros. Se permite una separación mínima de 2’5 metros entre los laterales.
  4. Se marcará una distanciación con cinta adhesiva o mediante cualquier otro medio, a dos metros entre el lugar de venta y la clientela, para que el contacto sea mínimo. De igual forma, se establecerá esta medida para las personas en espera.
  5. Se garantizará la vigilancia del espacio donde se celebre el mercado durante el horario de funcionamiento, para el cumplimiento de las normas de distanciación social y de la presente instrucción, así como para evitar aglomeraciones.
  6. En la entrada se dispondrá de un dispensador de hidrogel o cualquier otro tipo de desinfectante, el cual será de obligado uso para el acceso al espacio de compra.
  7. Se establecerá cartelería informativa a la ciudadanía con las medidas de distanciación e higiene que se tienen que adoptar, así como informando que si una persona manifiesta síntomas compatibles con la Covid-19, tendrá que abandonar inmediatamente el lugar y seguir las indicaciones del personal sanitario.
  8. Dentro de un mismo lugar las persones vendedoras tendrán que guardar entre sí una distancia mínima de 2 metros, quedando restringida la actividad comercial a un único operador en caso de que las medidas del lugar no hagan posible esta separación física.
  9. Únicamente el vendedor o vendedora del lugar de venta podrá tocar los alimentos o productos. Lo hará siempre con guantes de protección, así como máscara, y siguiendo las instrucciones y recomendaciones de higiene frente a la Covid-19
  10. Cada lugar de venta dispondrá de dispositivos para residuos, de acceso con pedal, y con bolsas que permiten su cierre estanco.
  11. Los lugares de venta tienen que ser limpiados y desinfectados con frecuencia. Al final de la jornada se limpiará y desinfectará toda la maquinaria, dispositivos y otros elementos del puesto ambulante, teniendo en cuenta las superficies que hayan podido ser tocadas, y siguiendo las instrucciones de limpieza y desinfección dictadas para hacer frente a la pandemia de la Covid-19.

Deja un comentario