Imagen: Àlex Oltra.

Haz una foto con el Mural de la Diversidad (lateral de la antigua Escoleta Wilson, entre los aparcamientos de Gregori Maians y la ermita de les Ànimes), súbela a tus redes sociales con la etiqueta #loveisloveGandia y añádele un mensaje de tolerancia hacia la diversidad. Desde el Ayuntamiento de Gandia han lanzado una nueva campaña para reivindicar el derecho y la libertad de amar.

Así lo ha anunciado la vicealcaldesa y concejal de Igualdad, Diversidad y Políticas Inclusivas, Lorena Milvaques, durante el transcurso de la restauración del Mural de la Diversidad, obra de Flug, pintado en el mes de junio pasado para conmemorar el Orgullo Gandia 2018. Poco después sufrió un ataque vandálico lgtbifóbico: “Era necesario devolver la normalidad, volver a demostrar que la riqueza de esta ciudad se encuentra en su diversidad y que la intolerancia no tiene cabida, que cada ataque nos da más fuerza. Por eso quiero agradecer la predisposición de Sergio, el artista, a rehacer su obra”.

En el acto han estado presentes también el concejal de Responsabilidad Social, Nahuel González (responsable, junto con el departamento de Gestión Responsable del Territorio-Patrimonio, del proyecto Serpis Urban Art Project) y los representantes de los colectivos lgtbi, Poliqroma y Dret a Ser, David López y Noelia Úbeda respectivamente. Actualmente, ya hay 11 murales pintados en nuestra ciudad dentro de este programa y el Mural de la Diversidad es uno de los más importantes por el mensaje de respeto que transmite a la sociedad”. González ha anunciado que se reforzarán todas las obras con una pintura que los proteja el máximo posible de las agresiones. “Además, la próxima semana iniciaremos una nueva intervención artística dedicada a la movilidad sostenible”.

Imagen: Àlex Oltra

Por su parte, Flug ha reconocido que los artistas que pintan en la calle están, desgraciadamente, acostumbrados a los ataques a su obra. “Pero es más triste todavía cuando haces un trabajo con un mensaje tan importante como el de Love is Love”, ama a quien quieras y cómo quieras, con independencia de la orientación sexual... Por eso pinté dos amigas, heterosexuales, que de forma espontánea y valiente se besaron al paso de una marcha homófoba en París. La fotografía se hizo viral en las redes sociales y representa un símbolo de libertad y respeto. El artista valenciano, que desde hace poco vive en Gandia, ha destacado el Serpis Urban Project y el apoyo municipal al arte urbano, “otros muchos municipios tendrían que coger Gandia como ejemplo de apuesta por la cultura urbana”. Finalmente, ha agradecido también la colaboración de Pinturas Mondúber.

Deja un comentario