Imagen: © SOM GANDIA

Los vecinos de la Urbanización Monterrey y el CAES Nuestra Señora del Amparo podrán hacer uso de agua potable en 2020. Es el compromiso que han adquirido la Generalitat Valenciana y los Ayuntamiento del Real y Palma de Gandia, cuyos Plenos acordaron por unanimidad dar el visto bueno a la licitación de las obras para ejecutar la Fase II de la conexión con el sistema de agua potable de La Safor y resolver así una reivindicación histórica.

La empresa que se hará cargo de las obras tendrá seis meses para ejecutarlas. El presupuesto base de licitación, sufragado por por la Consejería de Medio Ambiente asciende a 295.103 euros.

El pasado jueves 25 de abril el director general del Agua de la Generalitat Valenciana, Manuel Aldeguer Sánchez, y el alcalde del Real de Gandia, Gustavo Mascarell, visitaron la urbanización y explicaron a los vecinos, plano en mano y en compañía de un técnico, en qué consistirá la segunda fase del plan para hacer llegar el agua potable a las viviendas de Monterrey y al CAES Nuestra Señora del Amparo. Aldeguer se comprometió a que antes de un año y medio.

La nueva obra consistirá en la continuación de la construcción de una tubería que, salvando la AP7 y la CV-686 suministrará agua potable a este núcleo de población de la comarca de La Safor. La primera fase, ya concluida, contó con un presupuesto de 300.000 euros, en esta ocasión procedente de la Diputación.

Deja un comentario