Josep Alandete ha dedicado toda su vida a la docencia «pero también a la actividad cívica». Decidió dar el salto a la primera línea política ganando de forma ajustada las primarias de Compromís, que este 26M aglutina a «las fuerzas de izquierda y progresistas» bajo las siglas de Compromís Més Gandia Unida: «Creo que tengo una trayectoria y tengo un bagaje que puedo ofrecer a mis vecinos».  

¿Exigirían la “Alcaldía del cambio” aunque no sean la lista más votada?

Eso lo decidirá la asamblea en todo caso. Nosotros aspiramos a ser la lista más votada de izquierdas. Lo importante es que nuestra voz sea decisiva y se aprecie nítidamente, que es la parte importante del gobierno. A veces las alcaldías en coalición oscurecen la labor del socio.

No tengo ningún interés en conseguir la alcaldía a costa de lo que sea. Me interesa más el gobierno de la ciudad y tener sobre todo, la voz y la decisión de hacer las cosas siempre por el bien del vecindario.

En algunos municipios Compromís ha pactado con el PP, ¿lo descarta en el caso de Gandia?

Sí, pacto de gobierno lo descarto al 100%. Lo que no descarto son pactos de ciudad puntuales.

Compromís Més Gandia Unida, sin Podemos.

Yo intenté desde el primer momento que no se perdiera ningún voto de izquierdas. El hecho de que Podemos y nosotros no hayamos conseguido ir juntos, hará que que se pierdan, y eso es malo para la ciudad. Estaremos abiertos después del 26 de mayo a recoger todas las inquietudes que no hayan tenido representación.

¿Cuál es el principal problema que a su juicio sufre Gandia?

El principal problema que tiene Gandia es la falta de trabajo de mucha gente, sobre todo, de jóvenes y de mayores de 50 años. El Ayuntamiento tiene que hacer todos los esfuerzos para que mejore la estructura productiva de la ciudad. Facilitando que haya nuevas industrias y a través de los programas de inserción laboral que se hacen desde la Generalitat.

Desde el Ayuntamiento esa es una prioridad que nadie padezca y estar sin trabajo es un padecimiento muy grande.

¿Es tan importante Europa para Gandia?

Es muy importante porque el hecho de que no haya trabajo también tiene que ver con la situación de la agricultura. La gente que ha trabajado dependiendo del sector de la naranja en la comarca es muy importante.

Los tratados que van contra la exportación de la naranja valenciana afectan a los ciudadanos de Gandia y a los ciudadanos de la comarca. Tenemos elecciones y el único partido de los que estaban en el debate que ha votado en contra y ha intentado que los otros también votaran en contra sin éxito es Compromís.

Tengo también el compromiso de nuestro diputado en Bruselas para colaborar con Gandia en cualquier tema que podamos aprovechar de los recursos europeos porque al final eso irá en beneficio de toda la ciudadanía de Gandia.

¿Qué más problemas debe resolver Gandia?

Hemos de hacer una ciudad amable en todos los sentidos. Que la movilidad sea sostenible, porque haya disponibilidad de aparcamientos públicos, lo que redundará en beneficio del comercio urbano que es indispensable para la ciudad y para el mejor reparto de la riqueza contra las desigualdades sociales.

Las personas que trabajan en el pequeño comercio son muchísimas y merecen, como mínimo, la misma dedicación por parte del Ayuntamiento que las que trabajan en grandes superficies.

Y un turismo más completo. Tenemos una potencia turística importante gracias y al sol y la playa y a nuestras características distintivas que son: un entorno natural, la cultura y la gastronomía.

Aunque en esta legislatura ya se ha trabajado en ese sentido, hemos de dar un impulso mucho más grande a esa distinción. A hacer de nuestro destino, Gandia basado en la playa magnífica que tenemos complementarlo con toda esa oferta gastronómico-cultural-natural que en otros sitios no existe. Tenemos propuestas en eses sentido como un centro de divulgación de la Fideuá y la cocina de la Safor, la casa de los clásicos, una zona de auto-caravanas. Para atraer a ese público que no está tan estacionalizado en los dos meses fuertes de verano.

¿La primera línea política era como se esperaba?

Sí, era como me esperaba. Por suerte y por desgracia, he tenido mucho contacto con la primera línea política, desde hace muchos años, como dirigente vecinal, también como miembro, en alguna época de mi vida, de un partido político y no me ha sorprendido nada de lo que he visto.

¿Por qué los ciudadanos de Gandia deben confiar en la candidatura que encabeza?

Llevo un equipo en la candidatura que puede dar nuevos aires a Gandia. Unos nuevos aires basados en el diálogo y el consenso. Tejiendo siempre complicidades con los otros partidos políticos y con la ciudadanía y teniendo siempre al bien común como el único gobierno que nos gobierne.

Tengo un contrato con cada uno de los vecinos y es que no cambiaré y lucharé por el bienestar y por la felicidad de cada uno de ellos y para intentar que nadie padezca en nuestra ciudad. Amamos nuestra ciudad porque amamos las personas que viven en nuestra ciudad, vengan de donde vengan y hablen la lengua que hablen.

No queremos dedicarnos a la política profesionalmente, no somos políticos profesionales, y eso que en cierta época se ha visto como negativo, yo siempre he pensado que es positivo, dedicar solo una parte de tu vida al servicio de los demás desde el Ayuntamiento. Porque es la única manera de garantizar que no dependemos de nadie.

Deja un comentario