Positivos, trepidantes y complejos. Así define Josep Alandete sus primeros días al frente de la Vicealcaldía de Gandia, que suma a la Concejalía de Urbanismo y a la presidencia de la Junta de Distrito del Centro Histórico: «He comprobado las posibilidades que hay de actuar sobre la realidad próxima. La adaptación exige muchas horas de trabajo intenso, porque la administración es una maquinaria con muchos mecanismos que has de conocer muy bien para poder actuar eficazmente».

¿Qué espera de esta legislatura?

Espero que se siga mejorando, que aumente la calidad de vida, y que nadie padezca por la acción del Ayuntamiento. Es decir, que la acción del ayuntamiento sirva para que cada vez menos gente padezca.

¿Compromís Més Gandia Unida es más fuerte tras el pacto del Serpis?

Sí, estoy contento. Pienso que son concejalías con muchas competencias y capacidad de gestión y en ese sentido hemos venido para colaborar en la mejora de la ciudad. Algunos podrían pensar que son demasiadas áreas de gestión complejas e importantes pero hemos venido, no para pasar cuatro años, sino para incidir al margen de los réditos políticos en la vida de la ciudad que queremos.

¿Fueron unas negociaciones fáciles?

Había interés por las dos partes de llegar pronto a ese pacto. Es un pacto que, viendo cómo está el panorama general, ha sido también ejemplar. Como también ha sido ejemplar la campaña electoral en Gandía. En la medida que nosotros podamos colaborar en ese ambiente de complicidad entre todos para llegar a acuerdos, seguiremos colaborando y aportando nuestra manera de ver la política. La política, como instrumento de servicio a los ciudadanos.

¿Cómo va a cambiar urbanísticamente Gandia?

Con un urbanismo participativo, un urbanismo feminista, un urbanismo que piense en las personas a la hora de concebir los espacios. Pero además, que acabe o intente acabar con todo lo que tiene pendiente, y tiene mucho pendiente. Urbanizaciones que llevan décadas por terminar como en Marxuquera, polígonos por acabar de desarrollar, etc.

Por otro lado, apostando por la mejora de la calidad de vida con proyectos como el Edificant, en el que todos los colegios públicos van a tener inversión. La eficacia no ha de estar nunca reñida con la rapidez en la ejecución. El presupuesto lo pone la Consellería y por tanto, depende de nuestro saber hacer que eso vaya más o menos rápido, porque afecta a una gran parte de nuestra población y mejora nuestra calidad de de vida.

Usted conoce bien el Centro Histórico, ¿qué harán para revitalizar los comercios?

Señalética y evidentemente apoyar a los comercios en la digitalización. En ese sentido, nuestro programa y el programa de gobierno apuesta por el comercio urbano como un factor determinante y distintivo de nuestra ciudad.

Además, tenemos a Ferrán Martínez en el Área de Políticas Económicas y de Comercio y las reuniones para buscar soluciones con las diferentes asociaciones no han parado desde que ha llegado al cargo. Estoy convencido que, a pesar de que se está en un cambio de modelo comercial, desde el Ayuntamiento vamos a potenciar el comercio urbano con toda nuestra energía.

Y llevar a los turistas de Gandia a la ciudad…

Este verano hay muchas actividades en Gandia. En el Centro Histórico como la Universitat d’Estiu de Gandia, el Festival Polisònic, las visitas al Palau Ducal de los Borja.

Yo me pongo en el lugar de un turista, yo voy a una ciudad y quiero ver la ciudad, no quiero ver un centro comercial idéntico a otros.

Fruto de las reuniones con las asociaciones ha habido una petición y se han instalado de nuevo los paraguas en la Calle Mayor. El valor añadido de la ciudad unido al comercio no lo tienen otras ciudades y hemos de potenciarlo y saber venderlo. Recuperar lo que Gandia siempre ha tenido como lugar de compra, de acontecimientos y para aquello especial el ir a Gandia desde comarcas limítrofes.

Poder aparcar sin desistir en el intento es fundamental.

Estamos pensando en global este tema. Rescatar el aparcamiento de la República Argentina y, pensar a medio plazo, cómo se gestiona tanto los aparcamientos subterráneos como los aparcamientos en superficie.

Para mejorar sin que se grave a las arcas municipales se debe implantar una gestión eficaz. Se verá en el caso de los subterráneos -Serpis, Prado y República Argentina- cuál es la mejor opción, si externalizar o no, dado que dos de ellos ya son municipales. Sobre todo porque no hay plantilla para atender 24 horas los aparcamientos.

Se apostará por la modernización del sistema que permita como objetivo, que los visitantes no tengan o no perciban ningún impedimento para llegar a Gandia y para aparcar en Gandia con bonificaciones, asociando tarjetas de comercio, etc… compitiendo con las grandes superficies.

1 COMENTARIO

  1. Quiere Josep Alandete mejorar la vida de los ciudadadanos de Gandia. En el papel queda muy bien y es muy bonito hacer una declaración de intereses que se queda ahí. Señor Alandete, Dese un paseito por la preciosa playa que tenemos y comprobará lo que sufrimos a diario: las pasarelas de madera de acceso al paseo, están con tablas sueltas, algunas de ellas a diferente altura y que se mueven al pisarla. Eso es inseguridad para los peatones que pueden tropezar y producir un accidente por falta de mantenimiento.
    Continuamos hacia la playa, atravesando el precioso paseo que tenemos y llegamos a las rampas de acceso a la playa, aquí encontramos las piedras de los bordes, esas tan bonitas de granito, pues bien están la mayoría sueltas, con escalones y grietas. Los lavapies no funcionan, las pasarelas de madera están irregulares y han reducido bastante su longitud hasta el agua. En la playa ha desaparecido por completo cualquier entretenimiento pues no hay ya ni patines de agua y., lo peor es que tampoco hay tumbonas ni sombrillas de alquiler. Esto unido a que ya suprimieron los conciertos, las verbenas, las actuaciones, los toros y todo tipo de entretenimiento, va a rebajar el precio de los apartamentos y la progresiva muerte del turismo en Gandia. Le ruego que menos palabrería y más hacer para, al menos, no empeorar la vida de los viajeros que vendrán un año y no volverán por la nula diversión que hay en esta playa

Deja un comentario