El próximo sábado 25 de mayo, a partir de las 23 horas, el jardín de la Casa de la Marquesa volverá a los ochenta con la actuación del grupo musical gandiense 24 Dioptrías, que tras tres décadas alejados de los escenarios, vuelven a reunirse para una actuación con fines benéficos.

El grupo 24 Dioptrías se fundó en 1986 y está formado por: Miguel Díaz (voz), Quique Benavent (batería), Lalo Jordá (teclados), Rafa Sancristóbal (saxo), Vicent Simó (trombón), Josep Joan Martí (trompeta) y Miguel Estruch (bajo).

A pesar de que la entrada al concierto es gratuita, detrás hay una causa solidaria. El movimiento Strong People auspiciado por la Farmacia del Paseo y la Fundación IN jóvenes contra el cáncer, nace en 2014 en Gandia con el objetivo de recaudar fondos para colaborar en la lucha contra esta enfermedad.

Su representante Silvia Riera ha explicado que “cada año damos un pasito más grande y cada vez hay más gente que se suma a nuestro movimiento. Actualmente, estamos rematando el proyecto de humanización de la zona oncológica infantil del Hospital Clínico de Valencia”.

Para este fin irá destinada la recaudación obtenida de la venta de camisetas que desde hoy ya se pueden adquirir en la Farmacia del Paseo (10 euros). El día del concierto, también con fin benéfico, se pondrán a la venta CD’s con los éxitos del grupo grabados para la ocasión (10 euros).

Riera ha agradecido especialmente a los componentes de 24 Dioptrías su gesto solidario: “Va a ser un día muy bonito, donde vamos a disfrutar todos y os hace muy grandes lo que habéis hecho”.

El vocalista del grupo, Miguel Díaz, ha agradecido a la organización de Marquesa Concerts la oportunidad que les ha brindado: “Después de treinta años, el ayuntamiento nos ha dado la oportunidad de juntarnos y hacer una actuación en Gandia, cómo no íbamos a hacerlo, somos de aquí. Además con un fin solidario, era imposible decir que no”.

El batería Quique Benavent ha puntualizado que, de momento, sólo harán esta actuación, en la que pretenden dar todo y a la que están dedicando muchas horas de ensayo. “No pensamos en giras, aunque quizá actuaríamos para otras causas solidarias”. Y ha bromeado, “podemos lanzar el guante: para el aniversario del aparcadero volveremos. Allí es donde empezamos”.

La irrupción del grupo gandiense en los ambientes musicales de finales de los ochenta estuvo acompañada de un éxito sorprendente. Su primer trabajo, Rock Alcohol, les proporcionó una merecida fama que los situó en los primeros lugares de ventas de discos. Temas como Mari Paz o Ya no sé llorar volverán a sonar la noche del 25 de mayo en el jardín de la Casa de la Marquesa.


Deja un comentario