“Estoy convencido de proyectar un modelo de ciudad que nos posicione como una ciudad referente en el impulso hacia la etapa que se abre después de la pandemia”. José Manuel Prieto (PSOE) es optimista, no solo porque una de sus áreas (Escena Urbana), sea sinónimo de alegría. No duda de que los gandienses superarán la crisis, “y la vamos a superar con nota”.

Entrevistamos al portavoz del Gobierno municipal y concejal de las áreas de Gobierno Interior, Coordinación Administrativa y Escena Urbana, José Manuel Prieto:

  • Nuevo curso político.

Creo que el mayor balance es la gestión diaria y el examen ciudadano es también diario, pero si se permite un poco de perspectiva creo que este curso tiene fundamentalmente dos retos: la superación de la crisis sanitaria a todos los niveles; y la superación de las consecuencias sociales y económicas que va a tener a todos los niveles la pandemia.

Nos presentamos a las elecciones diciendo que esta era la legislatura de las oportunidades, y ahora cobra especialmente sentido porque vamos a tener que pensar cómo reconstruimos lo que ha quedado dañado y sobre todo cómo preparamos a la ciudad con el tejido productivo implicado, con la capacidad de atraer y retener talento y con toda la capacidad de movilizar a los actores productivos para la búsqueda de espacio de esas oportunidades y de infraestructuras necesarias que hagan que Gandia se posicione mucho mejor.

  • Para hacer frente a todos esos retos se necesita un gobierno fuerte.

Muy fuerte, y el nuestro lo es, lo puedo decir con conocimiento de causa porque me toca la coordinación de ese pacto. Hemos sabido partir de una pluralidad de criterios y ser capaces en todo de unificar el criterio. Habrá cosas en las que no lo seamos, y no digo que no se produzcan y que no se vayan a producir. Lo que yo veo es unidad, capacidad de saber trazar juntos las prioridades, no desenfocarlas, y desde luego, comparativamente, un gobierno de dos partidos políticos se lleva mejor unido que cuando el gobierno era de uno solo con mayoría absoluta.

  • ¿Siempre ha estado tan fuerte?

No puede haber disconformidad, nos jugamos mucho como ciudad y como sociedad en la apertura de este tiempo nuevo que marca la inflexión de la pandemia y las consecuencias de un cierre de una etapa, un cierre tan duro y con unas consecuencias tan dramáticas para mucha gente con un coste de vidas humanas y de economía tan importante. Con ese contexto no se puede hacer otra cosa que unidad de acción y una reconstrucción ambiciosa desde esa diversidad de opiniones.

  • El Hotel de la Colonia Ducal puede traer la primera votación ‘separada’ esta legislatura.

Las hubo en la legislatura pasada respecto al uso comercial del entorno de Sancho Llop. No hubo acuerdo y lo que hicimos fue respetar que había una discrepancia sobre una cuestión importante de modelo de ciudad.

Respecto a la Ducal yo conozco bien las posiciones de los dos grupos. Nosotros queremos ver la oportunidad del hotel como una potencialidad necesaria para el turismo de nuestra ciaudad. Creo que el crecimiento del parque hotelero Gandia puede permitirse la capacidad de poder tener un parque de hoteles mayor, y creo que el proyecto, por lo que conozco y por lo que se, va a respetar todos los procedimientos y trámites de cualquier proyecto administrativo.

Imagen: Àlex Oltra.
  • La programación de la no Fira i Festes ha salido bastante bien. ¿Qué nuevo actos va a haber ahora?

Ahora tenemos el Día de las Bibliotecas. El año pasado fuimos sede nacional y eso nos posicionó a nivel de referencia como una de las ciudades emblema de España. Ya lo éramos, pero hacía falta referenciarlo. Nadie nuestro nivel de préstamos, de usuarios y de bibliotecas por habitante, y eso nos convierte en una ciudad que crea desde bien jóvenes, no solo el hábito de lectura, sino espacios de libertad, que eso son las bibliotecas.

El Día de la Biblioteca viene para dar continuidad a los próximos años. Tenemos prácticamente 10 días de actividades que se juntan con la Semana Literaria, entorno al 20 de noviembre, y ahí habrá, no solo espectáculos de calle sino algunos relacionados con el entorno de las bibliotecas que recomiendo.

  • ¿Cómo ha transformado el covid las bibliotecas?

Los libros se quedan en cuarentena, 15 días por libro, eso nos ha obligado a movilizar todo el número de ejemplares disponibles, a tener que renovarlo, porque no había suficientes. Hemos hecho una inyección extraordinaria de 15.000 € para incrementar el fondo bibliográfico, que va directamente al sector de las editoriales de la cultura y de las librerías de la ciudad, porque las hemos comprado en librerías de Gandia.

Nos estamos situando a niveles de préstamos del año pasado, lo que teniendo en cuenta la normalidad de este año, es una cifra bastante más que relevante. Estamos en el mismo número de usuarios, seguimos incrementándolos.

  • Será un Halloween diferente.

No se puede concebir un formato como el de Halloween de otros años, aunque sí que habrá alguna actividad relacionada con la ‘Nit de ànimes’ que es una tradición muy valenciana.

  • Y a la vuelta de la esquina, Navidad.

También la Navidad la vamos a celebrar de la mejor manera que sepamos. No solo habrá presencia en la calle de elementos navideños, hemos vuelto a sacar a licitación las luces navideñas y toda la decoración de la ciudad, sino que adaptaremos todas las tradiciones al hecho de no concentrar multitudes y desde luego programar en condiciones de seguridad.

Vamos a redimensionar la cabalgata, vamos a adaptarla a la situación actual. Yo no quiero adelantar mucho porque estamos trabajando en los detalles, pero lo que sí que puedo garantizar es que los Reyes Magos van a estar en todas las calles de Gandia, que es la misión que tenemos encomendada y la ilusión de los niños, que es verles desde sus casas. Vamos a trabajar en la filosofía de que más que ir a ver a los Reyes Magos, sean ellos los que vayan a ver a los niños.

  • Y en el horizonte, las Fallas 2020 + 2021.

Creo que la concentración de multitudes no es probable que se produzca y la presencia de la mascarilla viene por un tiempo indefinido, creo que no corto. Debemos trabajar en la línea de dar esperanza a todo el colectivo fallero y al sector económico de las fallas. Debemos trabajar en crear actividades populares igual que en la línea de todas las actividades tradicionales adaptadas a las circunstancias.

Ese es el objetivo, que seamos capaces de adaptar las celebraciones tradicionales a las circunstancias que vivimos. Es evidente que la parte más incompatible son las multitudes, pero a partir de ahí hay un abanico muy grande de posibilidades.

  • De oficina de información a la de asistencia. ¿En qué punto se encuentra la transición?

Hemos pasado ya las 30.000 citas previas desde el 1 de junio. Citas previas efectivas, son trámites completados o problemas ciudadanos resueltos directamente en uno de los departamentos del ayuntamiento. Hemos puesto en marcha los quioscos de cita rápida con algunos de los trámites, en segunda fase y va a ser antes de finales de año, seremos capaces de implantar el pago que cumplimente muchas de las tasas y de los impuestos que ahora nos obligan a ir al banco, y a mi eso siempre me ha parecido un hecho incomprensible en el que no puedas acabar el trámite porque debas ir al banco.

Estamos en el tránsito de lo que es la oficina de información a lo que es la oficina de asistencia, que va a cambiar toda la asistencia del ayuntamiento porque se va a convertir en la cara de atención de todo el conjunto de departamentos de la administración que tiene casi 600 empleados públicos de todos los departamentos y en todas las instancias.

  • La pandemia ha traído más tensión política, sobre todo a nivel nacional..

Hay que entender la excepcionalidad del momento. Es un momento de crisis sanitaria en un siglo, va a ser la peor crisis económica desde la gran depresión, va a haber mucha gente que lo va a pasar mal y nuestra obligación no es ni la sobreactuación ni el teatro. Yo creo que la única obligación del político es la gestión y el trabajo.

A partir de ahí es verdad que todos disentimos, pero en una época de tanta crisis el disenso debe imperar menos que el consenso. Creo que debemos ser capaces de crear acuerdos desde la diferencia entendiendo que todos los consensos vienen de disensos. En lo fundamental debemos estar de acuerdo y creo que en Gandia esa tónica se está respetando por encima de lo que está pasando en el territorio nacional.

Pero yo también digo una cosa: en los parlamentos donde la izquierda es oposición, no pasa lo que se está viendo en los parlamentos donde la derecha es oposición. Y hablo del Congreso de los Diputados donde hay una parte de la derecha que ha patrimonializado el poder y que cree que tiene que seguir siendo suyo. Hay unas reglas democráticas y un gobierno que gana las elecciones, que le toca gestionar una pandemia y yo creo que si yo fuese oposición lo que me gustaría es ponerme de lado del gobierno en un momento de absoluta emergencia. De la de ahora y la que vendrá, porque cuando la pandemia termine habrá consecuencias directas que habrá que arreglar también.

Deja un comentario