La vida de Alicia Izquierdo (casi 36) ha cambiado mucho en los últimos tres años. Con la maternidad estrenada y tatuaje mediante, la actual concejal de Políticas Económicas e Innovación y -tras primarias- candidata de Compromís a la Alcaldía de Gandia en las próximas elecciones municipales, reconoce a SOM GANDIA que el trabajo en esta legislatura ha sido intenso, que al Gobierno le han quedado cosas en el camino, pero que los compromisos “más fuertes” están cumplidos. Profesora de Filosofía en Bachillerato, empleo que compagina con el Ayuntamiento, nos ‘advierte’ que es muy meticulosa con el correcto uso de los signos de puntuación. Alea iacta est.

Queda menos de un año para que acabe la legislatura, ¿cuál es su balance?

El balance es positivo. Nos hemos dejado cosas por el camino, no porque no las hayamos impulsado, pero si repetimos cuatro años más en el gobierno, seguramente en el primer o segundo año se verán materializadas.

Los compromisos más fuertes que adquirimos los hemos cumplido. Pagar y volver a la senda de la sanidad económica al Ayuntamiento de Gandía. Dijimos que íbamos a liquidar la empresa pública IPG, porque era como el pozo oscuro desde que se había estado gestionando en paralelo a la administración pública, e IPG está liquidada. Hemos pasado de pagar a proveedores en más de 500 días, a un periodo medio de 30.

El Ministerio de Hacienda ‘tuvo a bien’ desde el Gobierno de Madrid imponernos un plan de ajuste que nos ha encorsetado muchísimo el movimiento más a nivel político, por eso no hemos podido hacer más cosas.

El Empleo marca la puntuación de lo hecho por un Gobierno.

En tres años hemos gestionado más de tres millones de euros en planes de ocupación que han llegado desde la Diputación y desde la Consellería de Economía Sostenible. Las políticas de ocupación no pueden ser asistenciales, se trataba de ofrecer un empleo que dure el máximo tiempo posible. Qué sentido tiene contratar a un joven arquitecto tres meses a media jornada para poder decir que se han contratado 15 jóvenes arquitectos. Prefiero que los contratos sean a dos jóvenes arquitectos 12 meses, a jornada completa y cobrando lo que diga el convenio del colegio de arquitectos o lo que esté marcado directamente por convenios de administración. Preferimos aumentar los meses, aumentar el sueldo y aumentar las horas de la jornada laboral. La selección se tramita por el SERVEF y la hace una mesa profesional, con lo cual yo no me entero ni de los procesos de selección ni de contratación, no sé qué puntuación tiene cada uno. Saludo a la gente que han contratado, les doy la bienvenida al Ayuntamiento y gestionamos el contrato.

Se impulsan muchos planes para fomentar el empleo entre los menos de 30 años, pero ¿son los mayores de 45 los grandes olvidados?

No hemos olvidado ningún sector de edad ni ningún perfil sociocultural. En el taller de ocupación actualmente hay 30 personas contratadas en tres modalidades diferentes más un equipo de 6 profesores. El mundo laboral actualmente es muy cruel. Se valora un concepto que me pone un poco los pelos de punta: la ocupabilidad. Desde mi departamento también se hacen cursos de certificados de profesionalidad, una especie de reconversión.

¿El comercio de Gandia debe cambiar el ‘chip’?

Nosotros siempre hemos apostado por el comercio urbano, modelo de comercio de ciudad, no de grandes centros comerciales periféricos. Pero no por nada, la gente va a comprar donde le da la gana, yo también voy a comprar a centros comerciales. Pero la apuesta real de este gobierno ha sido por el tejido comercial interno en la ciudad, pero necesitan también una modernización rápida. Deben dar el salto a Internet porque su competencia es Amazon. Cuando me dice la gente que están cerrando muchos comercios en la Calle Mayor, yo les digo que no son comercios, son locales, que no es lo mismo.

¿Ese cambio debe llevar aparejada la libertad de horarios?

La liberalización del horario comercial los marca el gobierno de la Generalitat, que en este momento ya ha dicho que no. Lo que tenemos en Gandia es una zona de gran afluencia turística, las zonas ZGAT, para las que hay que cumplir una serie de requisitos que solo se cumplen en el Grau y la playa. Si tu liberalizas la apertura de horarios en toda la ciudad estás fastidiando directamente a un montón de familias porque al final acaban vendiendo los grandes y se comen a los pequeños. No hace falta comprar un domingo. No conozco a nadie que se haya muerto de hambre porque no hay un supermercado abierto un domingo. Aquí esta el eterno debate de si la necesidad hace tomar la decisión o tomar la decisión hace generar la necesidad.

¿Cómo se conjuga el apoyo al pequeño comercio y la atracción de las grandes marcas?

No les atraemos nosotros, vienen porque quieren. Decathlon vino a Gandía porque quiso venir, yo no llame a Decathlon para que viniera a Gandía. Es más, Decathlon compró una nave industrial privada en una zona privada y se montó ahí su negocio. La diferencia con Conforama es que Sanxo Llop es una zona que todavía no esta ejecutada donde la naturaleza del suelo es industrial, no comercial. Conforama lo que quería era que el Ayuntamiento de Gandía modificara el Plan General de Ordenación Urbana y convirtiera el suelo industrial en suelo comercial para ellos comprar suelo y montar Conforama, y yo me negué porque ahí sí que entraba la decisión del Ayuntamiento de Gandía. No me presente a las elecciones para volver a recalificar terreno de industrial a comercial para hacer otro nuevo centro comercial.

¿Tiene cabida un tercer gran centro comercial en Gandia?

Yo quiero que en Gandía se instalen industrias, no mas centros comerciales. Creo que para el futuro de la cuidad es mucho mejor la instalación de industrias. No quiero volver a hipotecar el suelo industrial para tener un nuevo centro comercial, cuando sigue habiendo suelo comercial.

Ciudadanos no forma parte del Gobierno pero es su socio. Ciro Palmer está afrontando una legislatura complicada con insultos en la sesión de investidura y en distintos actos. ¿Se está siendo injusto con él?

No puedes insultar a una persona porque piense diferente a ti ni porque tome una decisión que no te guste. Yo le tengo aprecio personal y él nos tiene mucho aprecio a la gente de Compromís y de Més Gandía, me atrevería a decir que incluso más que a algunos del Partido Socialista. Puede estar más contento en alguna cosa o en otra puntual, pero yo creo que no le hemos fallado.

La gente tiene que entender que los concejales nos debemos a direcciones de partido. Ciro Palmer no hubiera votado al gobierno de Diana Morant con Compromís si desde Valencia los dirigentes de Ciudadanos no le hubieran dado permiso para hacerlo. Cargar sobre él como persona individual todas las responsabilidades es injusto.

¿Habrá una papeleta de Més Gandia en las próximas elecciones?

La asamblea será la que decidirá. Yo creo que hemos trabajado muy bien y nos hemos entendido muy bien. Izquierda Unida es la que va a tener que dar el primer paso, porque ellos son los que están ahora en un proceso de confluencia con Podemos y con otros partidos. Compromís en este momento no está en la línea de presentarse a las elecciones con Podemos, ni a nivel autonómico ni a nivel local.

Deja un comentario