El Ayuntamiento de Gandia asume la gestión del Centro Deportivo Roís de Corella tras los reiterados incumplimientos realizados por parte de la empresa adjudicataria que derivaron este jueves en un nuevo corte del suministro eléctrico por impago.

A partir del próximo día 15 de octubre las personas interesadas podrán acudir a las oficinas del Servicio de Deportes donde se les facilitará la documentación necesaria para solicitar la devolución del dinero por los servicios no prestados.

Otra de las opciones que tendrán los usuarios del gimnasio será que puedan acudir al Centro Deportivo del Grau donde dispondrán de 30 días de uso gratuito de las instalaciones siempre y cuando abonen un mes más de uso.

En el caso de los trabajadores, la regidora de Deportes Lydia Morant explicó que se ha solicitado de manera reiterada a la empresa adjudicataria la situación contractual de los trabajadores para que sea el gabinete jurídico el que aconseje las medidas a tomar.

“El contratista era conocedor de las medidas que estábamos tomando y se ha comprobado que tampoco había hecho efectivos los pagos de la luz del centro que derivaron en el corte del suministro. En previsión de esta situación, desde el Ayuntamiento ya estábamos trabajando en vías alternativas para la gestión del centro. Creamos una Comisión de Estudio para evaluar la situación, un organismo que se ha estado reuniendo y donde se ha decidido de acuerdo con todos los informes correspondientes y de la asesoría jurídica, que será el consistorio el que gestione directamente el espacio y la piscina durante el verano, a excepción de la cafetería que se sacará a concesión”, afirmó Morant.

Sobre el uso que se dará al centro, la presidenta de la Junta de Distrito del barrio de Roís de Corella, Liduvina Gil, explicó que se ha decidido que el centro pasará a albergar actividades para el barrio: “Por una parte, se desarrollarán algunas iniciativas que actualmente se realizan en el Centro de personas mayores de Roís de Corella además de incorporar nuevas actividades”.

Además, está previsto que las oficinas del Centro Social de Roís de Corella y las actividades que allí se realicen se trasladen al edificio, con lo que el consistorio ahorrará el alquiler que actualmente se está abonando de forma mensual. “Recuperamos el espacio para albergar cualquiera de las actividades de todo tipo que se desarrollan en el barrio. Es una buena noticia para nuestros mayores y adecuaremos las fórmulas necesarias para poner en marcha el centro cuanto antes y requeriremos al adjudicatario todos los gastos que deriven de ello en las vías que sean necesarias”.

Deja un comentario